Los 'lobos solitarios', el nuevo terror de EE.UU. después de Orlando

Junio 19, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País | Resumen de Agencias
Los 'lobos solitarios', el nuevo terror de EE.UU. después de Orlando

Imagen de una de las paredes de la discoteca Pulse, en Orlando, a la que los agentes de la Policía instalaron explosivos para poder ingresar y abatir a Omar Mateen.

: ¿Cuántos atacantes como el que mató a más de 50 personas hace una semana se esconden entre los transeuntes? ¿Por qué son tan difíciles de detectar? Léalo aquí.

Dos semanas antes del domingo 12 de junio de 2016, Omar Mateen, estatura media, algo de sobre peso, trabajador de seguridad de la empresa privada Wakenhut y de origen afgano, llegó hasta el Centro de Tiro Santa Lucía, en Orlando, y compró un fusil de asalto AR-15.   El hombre, según los registros del FBI, había sido investigado durante diez meses en 2013 debido a unas “inquietantes” declaraciones que había hecho en su trabajo sobre el grupo radical Estado Islámico.  En 2014 el FBI reactivó las investigaciones luego de encontrar vínculos entre Mateen y el yihadista Moner Mohammad Abusalha, del frente Al Nusra o Al Qaeda en Siria.   Los organismos de inteligencia de EE. UU., además, tenían información de que Mateen  solía ver videos del Estado Islámico en internet y que había seguido varios discursos de los líderes de esa organización.  Todos aquellos datos, sin embargo, no fueron suficientes para evitar que el empleado de seguridad llegara hasta una tienda de armas y comprara un fusil de asalto y, dos semanas después, ingresara a la discoteca Pulse de Orlando, Florida, para acabar con la vida a 49 personas antes de que la Policía pudiera abatirlo.  ¿Por qué no pudo ser evitado el ataque de este ‘lobo solitario’? El analista del diario inglés The Guardian, Jason Burke, sostiene que los ataques terroristas de los ‘lone wolves’, como se les conoce en EE. UU., hacen parte de una estrategia de Al Qaeda que ha sido fortalecida por el Estado Islámico.  “El Estado Islámico fue influenciado por el texto del veterano y teórico yihadista Abu Musab al-Suri,    quien hizo un llamado por el fin del terrorismo estructurado en grupos, en favor del empoderamiento de las actuaciones individuales”, escribió Burke en un análisis publicado por el diario inglés.  Nunca hasta ahora, señala el analista, la idea de Al-Suri había tenido las condiciones necesarias para realizarse. “Bin Laden deseaba la radicalización de los musulmanes de todo el mundo para atacar Occidente. Pero hasta hace pocos años eso era casi imposible, porque era muy difícil enviar un mensaje masivo de radicalización en todo el planeta. Ahora mismo cualquiera que lo desee puede acceder muy fácilmente a un discurso del líder del EI o a miles de videos del grupo”.  Marcos Peckel, analista político colombiano, coincide con Burke en que la radicalización de los musulmanes en países occidentales es un fenómeno creciente de los últimos años y que la internet, entre otros factores, resulta siendo el elemento más eficaz usado por los yihadistas. “El Estado Islámico tuvo su mayor apogeo entre 2014 y 2013 y eso generó el inicio de la radicalización de musulmanes en todo el mundo. En el contexto estadounidense, es muy fácil que una persona que profesa el Islam tenga acceso a toda la propaganda del Estado Islámico y que, además, pueda comprar armas con facilidad para terminar llevando a cabo una masacre como la de Orlando”, dijo. Justamente el viernes se conoció que  datos entregados por la red social Facebook al senador republicando  Ron Johnson, de Wisconsin, demuestran que Mateen habría buscado a través de esa plataforma información sobre la masacre de San Bernardino (una pareja mató a 14 personas en diciembre de 2015 en California) y sobre los discursos de Abu Bakr al-Baghdadi, líder máximo del Estado Islámico. Jhon Brennan, director de la Central de Inteligencia Norteamericana, CIA, sostiene, por otro lado, que la aparición de los ‘lobos solitarios’ hace parte de una estrategia del Estado Islámico por la pérdida de su fuerza en Medio Oriente y del dominio de territorios en Iraq y Siria.  “Pierden territorio en Medio Oriente, pero su capacidad de terrorismo global sigue intacta. Occidente debe esperar el aumento de ataques de este tipo por parte de los yihadistas”,  dijo Brennan. ¿Cómo detenerlos? A finales de 2015 el departamento de Policía de New York informó ante un comité del Congreso que desde los ataques del 11-S esa ciudad había enfrentado al menos 20 amenazas de hechos terroristas, todas ellas, originadas por  ‘lobos solitarios’.  Datos en poder de las agencias de inteligencia estadounidenses sostienen, además, que entre 1970 y 2000 este tipo de atacantes fueron responsables de 30 actos terroristas. 

El fusil de asalto AR-15, utilizado por el atacante de Orlando, dispara ráfagas en múltiples rondas de alta velocidad. Se puede comprar legalmente en cualquiera de los estados, incluyendo Florida. Su costo en Estados Unidos es de US$ 600 a 2000 Fue ultilizado en la masacre de Newton (28 muertos), en el tiroteo del cine en Aurora (12 muertos) y en el de San Bernardino (14 muertos).

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad