Los ganadores y perdedores que dejó la elección de Donald Trump

Los ganadores y perdedores que dejó la elección de Donald Trump

Noviembre 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los ganadores y perdedores que dejó la elección de Donald Trump

Así registraron algunos medios la victoria del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Conozca los otros triunfadores y los otros derrotados que dejó la reciente contienda electoral en Estados Unidos, donde contra todos los pronósticos se eligió al magnate como el sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca.

El magante republicano Donald Trump no fue el único que ganó tras convertirse este martes en el sucesor de Barack Obama en la Casa Blanca.

Trump sorprendió a todos por su apabullante victoria, quedándose con 290 votos electorales. El magnate se quedó contra muchos pronósticos con estados claves como Florida, Iowa, Ohio y Carolina del Norte, donde los analistas daban por ganadora a la candidata demócrata Hillary Clinton, la gran perdedora de la jornada. 

Lea también: "Elección mostró que EE.UU. está más dividido de lo que pensábamos": Hillary Clinton

No obstante, este resultado no solo representa una derrota para la demócrata, quien solo sumó 228 votos electorales de los 269 que se requerían para llegar a la Casa Blanca y que su rival superó con creces.

Conozca quienes fueron los otros triunfadores y derrotados de la reciente contienda electoral en Estados Unidos. 

1. Barack Obama. La increíble victoria de Donald Trump  representa una cruel bofetada para el actual Presidente, quien  había puesto todo el peso de su carisma -y también el de su esposa, Michelle- para impulsar la candidatura de su ex secretaria de Estado, Hillary Clinton. 

Lea también: Obama espera que Trump sea fiel al mensaje conciliador de su discurso

El éxito del polémico millonario  es un hecho doloroso para Obama. Porque el resultado sugiere que este gobernante intelectual, sereno y lógico no supo leer a una parte enorme de la población estadounidense, sus miedos, sus angustias. Se trata de la población fundamentalmente blanca que quedó a un costado de la ruta, abandonada por el torbellino de la globalización y por una sociedad que evoluciona demasiado rápido para ella.

2. El Partido Demócrata. Sus dirigentes no fueron  capaces de ganar en estados clave, como Ohio, Florida, entre otros, para llevar a Hillary Clinton a la Presidencia. Tampoco pudieron lograr las mayorías en el Congreso de EE. UU., que seguirá bajo el control republicano.

3. Wall Street. Los mercados bursátiles de EE. UU. preferían una victoria Hillary Clinton. De hecho un grupo de bancos de Wall Street eran sus mayores donantes.

4. Las encuestas. La victoria de Trump dejó también como perdedores a los sondeos de intención de voto. El fracaso de las empresas de sondeos y los analistas en la elección fue tan evidente que el futuro de todo el ramo se convirtió en el centro de una polémica. De las 20 mayores empresas de sondeos, incluyendo redes nacionales de televisión y periódicos  solo una -del diario Los Angeles Times asociado a USC Tracking- indicó de forma consistente la ventaja de Trump.

5. La prensa. Los medios de comunicación de EE. UU. se la jugaron por la candidatura de Clinton y rechazaron la aspiración de Trump, que acusaba a la prensa en sus discursos de deshonesta.

6.  El establecimiento. La mayoría de estadounidenses promedio  votó en contra de la tradicional clase dirigente que representaba la candidata Hillary Clinton, quien fue senadora,  Primera Dama y exsecretaria de Estado, situación que muchos ‘gringos’ odiaban.

7. La Otán. Según analistas, la Alianza del Atlántico Norte hacía fuerza  por Clinton, quien les habría prometido mayor presupuesto para operar.

Lea también: Así es Donald, el hombre que le dio una 'Trumpada' al establecimiento

Los ganadores

1. Partido Republicano. Pese a  que líderes de la colectividad se negaron a apoyar a Donald Trump, una gran mayoría de dirigentes y militantes se la jugó por este, entre ellos, algunos de los precandidatos con los que disputó la nominación presidencial, como Marco Rubio y Ted Cruz. La colectividad del elefante también logró retener el control del Congreso en ambas cámaras.

2. La clase media estadounidense. Este sector poblacional se sintió identificado con Trump, quien les habló en su propio lenguaje de sus problemas cotidianos y ve en él una figura de éxito que les puede mejorar su estatus.  Además este grupo  es antiestablecimiento.

4. Los blancos. La mayoría que son  de clase media y alta - radical- que en esta ocasión salió a votar masivamente por Trump, también se sintió identificada con el aspirante republicano, que los captó con su mensaje  xenófobo y de cerrar fronteras y les prometió a volver a ser grandes.

5. El presidente ruso. Vladimir  Putin siempre mostró su simpatía por Donald Trump, a quien incluso calificó de inteligente  y lo llamó líder absoluto.

6. Enrique Peña Nieto. El Presidente mexicano se arriesgó en agosto pasado a invitar y recibir en su país al hoy mandatario electo de Estados Unidos, quien había lanzado insultos contra los pobladores de ese país. Este miércoles, Peña Nieto, pese a los temores  por el triunfo del magnate,  invitó a Trump a trabajar juntos y mejorar las relaciones bilaterales.

7. La industria de la defensa. Trump desde el inicio de su candidatura, habló de aumentar el presupuesto de defensa, y por eso es uno de los sectores que se  beneficia con su triunfo, dice Andrea Tuéni, analista para Saxo Banque. Ayer los valores de la industria subían.

8. Sector farmacéutico. Los valores farmacéuticos estaban claramente estimulados por la derrota de Hillary Clinton, pues el discurso de ella sobre una baja de los precios de los medicamentos pesaba sobre el sector. Los inversores temían las acciones   de  Clinton y hoy eso desapareció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad