Los dos escenarios que el regreso de Hugo Chávez plantea a Venezuela

Los dos escenarios que el regreso de Hugo Chávez plantea a Venezuela

Febrero 19, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de Elpais.com.co y agencias
Los dos escenarios que el regreso de Hugo Chávez plantea a Venezuela

Seguidores del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, celebran el regreso del líder con banderas y pancartas en la Plaza de Bolivar en Caracas, Venezuela.

¿Asumirá el poder o renunciará y preparará a su fuerza política para una nueva elección presidencial?, ¿de qué depende cada una de esas posibles decisiones?, ¿qué haría el Presidente en cada caso? Estas son las respuestas.

Más allá de la euforia que desató el regreso de Hugo Chávez, Venezuela se enfrenta hoy a un enorme interrogante que definirá su futuro político inmediato: ¿podrá el debilitado comandante retomar las riendas del Gobierno, o este es el primer paso de un proceso de transición en el poder?Dos son los escenarios que están por delante para los venezolanos: que Chávez tome juramento y asuma como Presidente para el periodo 2013-2019, o que se aparte del poder e impulse una candidatura de Nicolás Maduro para unas elecciones presidenciales que se realizarían este mismo año.La respuesta a cuál será el camino que seguirá, por supuesto, es el secreto mejor guardado hoy en Venezuela, pero en los dos casos hay diferentes circunstancias a considerar.Escenario 1: Chávez no se va¿Está Chávez en capacidad de asumir y mantenerse como Presidente? Teniendo en cuenta la poca información que se conoce sobre su estado de salud, esta opción parece improbable. El parte médico más reciente, difundido el viernes pasado por el Gobierno, dijo que el gobernante sigue presentando "cierto grado de insuficiencia respiratoria", y que está respirando a través de una "cánula traqueal" que le dificulta el habla temporalmente.Y aunque se hace hincapié en que Chávez se mantiene "consciente, con integridad de las funciones intelectuales, en estrecha comunicación con su equipo de gobierno y al frente a las tareas fundamentales", también se reconoce que el equipo médico sigue aplicando "tratamiento enérgico para la enfermedad de base" y que el paciente no está exento de "complicaciones".En otras palabras, aunque Chávez superó el momento crítico de la intervención quirúrgica en La Habana, muy seguramente el fantasma del cáncer sigue rondándolo y, por tanto, una recaída, o una lenta evolución que le impidan cumplir sus funciones como Presidente, son totalmente previsibles.Según el médico Carlos Castro, director de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, ante el tratamiento "muy intenso y complejo" que deberá seguir Chávez para combatir el cáncer, que le reincidió en diciembre pasado, es muy posible que el gobernante tenga que renunciar. "El futuro del presidente Chávez está, digámoslo, cantado. El cáncer que tiene no lo va a dejar desafortunadamente y él regresa a continuar su batalla, pero sí creo que está consciente que la pelea contra el cáncer, por más que él la quisiera ganar, no la va a ganar", agregó Castro. Para los analistas políticos, sin embargo, el asunto va mucho más allá de las limitaciones que la salud le imponga a Chávez. Según el politólogo Óscar Duque “hay que esperar qué sucede en los próximos días, porque si Chávez regresó es porque se siente en facultades para desempeñarse como Presidente y gobernar, de lo contrario no hubiera precipitado esa decisión".El analista internacional Vicente Torrijos no descarta una hipótesis similar. En su opinión, Chávez podría intentar mantener el 'statu quo', esperando el mayor tiempo posible a su recuperación para posesionarse y poder ejercer el cargo."Chávez cuenta con el apoyo incondicional del Tribunal Supremo de Justicia y la Asamblea Venezolana, que le dieron un plazo indeterminado para recuperarse, lo que le permitiría estar tranquilo y descartar la obligación de pedir los 90 días de licencia", dice.Por lo tanto, agrega Torrijos, en teoría no existe ningún impedimento tanto político o jurídico que le impida a Chávez seguir aplazando una decisión respecto a su continuidad en el poder.De ser este el camino elegido el oficialismo se enfocará en usar la figura de Chávez para avalar todas las decisiones que adopte, especialmente en el campo económico, que es el que la oposición intenta explotar y capitalizar como frente de batalla.Escenario 2: Chávez se vaDebido a su enfermedad, Hugo Chávez no pudo estar en Caracas el pasado 10 de enero para tomar juramento para un cuarto período de mandato, tal como prevé la Constitución. La mayoría oficialista de la Asamblea Nacional, y posteriormente el Tribunal Supremo de Justicia, avalaron la postergación por tiempo indefinido de la toma de poder. El máximo tribunal emitió a comienzos de enero una sentencia en la que determinó la continuidad del gobierno y su equipo ministerial sin necesidad de la juramentación del Presidente. La Constitución venezolana también dice que si el Presidente del país muere o renuncia se debe convocar a unas nuevas elecciones dentro de los siguientes 30 días al deceso o la dimisión. ¿Es ese el escenario que se avecina en Venezuela? Para muchos observadores políticos, el retorno de un Chávez aún convaleciente ya fue el primer paso de ese proceso y lo que vendría en poco tiempo –si no se da su fallecimiento– sería su renuncia a la Presidencia. Quienes contemplan esta hipótesis como muy probable sostienen que Chávez utilizará el enorme poder de su imagen y la maquinaria propagandística oficialista para consolidar el nombre de Nicolás Maduro como candidato presidencial. Ya Chávez, antes de viajar a Cuba en diciembre, anticipó esa posibilidad al decir que, si era necesario, Maduro debería ser la persona por la que los venezolanos deberían votar en su lugar.Y aunque nadie ha visto a Chávez desde su llegada a Caracas, la noticia de su regreso ya empezó a cambiar las posiciones en el ajedrez político. “El partido oficialista se va a ver más fortalecido con esta noticia, mientras que la oposición debe estar muy golpeada debido a que ellos desde hace dos meses han tenido una estrategia de crítica y cuestionamiento sobre el estado de salud del Presidente, pero con la llegada de Chávez a Venezuela quedan con un campo de acción limitado", dice el analista Óscar Duque.Hasta la semana pasada la oposición parecía comandar la ofensiva, con los reiterativos ataques del ex candidato Henrique Capriles contra el Ejecutivo, por la reciente decisión de devaluar la moneda.Pero, según el director del Centro de Estudios Interdisciplinarios, jurídicos, sociales y humanistas de la Universidad Icesi, Vladimir Rouvinsky, con la llegada del líder venezolano los chavistas van a retomar el terreno que hayan perdido. “Este es un momento muy difícil para la oposición, pues ya no tienen una posición clara o una estrategia a seguir de aquí en adelante, distinta a exigir que se demuestre si realmente Chávez está en capacidad de gobernar”, sostiene.Las toldas oficialistas, en cambio, tienen ahora toda la posibilidad de utilizar la figura de Chávez para consolidar su poder y legitimarse definitivamente en unas nuevas elecciones. Y el mismo Chávez, por su parte, estaría interesado en concretar en forma rápida un proceso de sucesión del poder, pues no le son ajenas las luchas de poder que existen dentro de su partido.¿Qué papel jugaría entonces el Presidente Chávez en adelante? El analista John Magdaleno, profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración de Caracas, IESA, sostiene que todo la euforia desatada por el regreso de Chávez "va a ser utilizada para movilizar política y socialmente en la preparación del terreno para elección presidencial".Según el directivo de la encuestadora venezolana Datanálisis, Luis Vicente León, aunque a Chávez no se le vea públicamente y solo esté activo en Twitter, su sola presencia en el país generará la percepción de que está "cerca del pueblo", lo que le permitirá mantener la conexión emocional con sus seguidores y darle impulso político a su posible sucesor.Así las cosas, dicen los analistas, Maduro tendría casi asegurado su triunfo en una eventual elección. "El apoyo de Chávez es de un alto valor histórico y político, por lo que no existe posibilidad de que el vicepresidente Maduro pierda en unas eventuales elecciones presidenciales", explicó el analista internacional Vicente Torrijos, politólogo de la Universidad del Rosario.Con todo, lo que está claro hoy es que Hugo Chávez no se resignará a ser sólo un ícono publicitario de una campaña electoral y, mientras siga vivo, intentará replicar el modelo de los hermanos Fidel y Raul Castro en Cuba. En realidad, dice Torrijos, en Venezuela podría llegar a presentarse en los próximos meses una situación en la que habría dos presidentes: "Uno sería el jefe del Estado, en este caso Hugo Chávez, y el otro sería el jefe de Gobierno, Nicolás Maduro".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad