Los cambios que traerá para Ecuador el referendo

default: Los cambios que traerá para Ecuador el referendo

Algunos sectores del país ven con desconfianza las reformas que se podrían aplicar. Preocupa el empleo y la seguridad. Temor en los medios de comunicación por posible regulación para sus contenidos. Perspectivas.

Los cambios que traerá para Ecuador el referendo

Mayo 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Andrea del Pilar Barrero, reportera de El País.
Los cambios que traerá para Ecuador el referendo

Rechazo. Los resultados, para algunos sectores opositores, carecen de legitimidad porque, además, no se tienen en cuenta los votos en blanco.

Algunos sectores del país ven con desconfianza las reformas que se podrían aplicar. Preocupa el empleo y la seguridad. Temor en los medios de comunicación por posible regulación para sus contenidos. Perspectivas.

Una nube de incertidumbre y división cubre en estos días a Ecuador por lo que podría pasar una vez entren en vigencia los artículos de la consulta popular. Algunos sectores ven con recelo los verdaderos cambios que traerán las polémicas reformas del gobierno de Rafael Correa, avaladas por algunos ciudadanos en las urnas el pasado 7 de mayo.Para los expertos, esas dudas no son infundadas. En Ecuador hay quienes temen por los alcances que tendrán las modificaciones judiciales que se han anunciado. También por el control que buscaría ejercer el Ejecutivo sobre los medios de comunicación privados, los efectos comerciales que conllevaría la prohibición de tener casinos o las restricciones a la arraigada práctica taurina.Y es que muchos creen que la victoria del Sí sobre el No, a pesar de no haber logrado la contundencia que esperaba el propio Correa, le entrega a su gobierno la facultad de influir en temas que durante años han generado resquemores entre la población. Y los seguirá generando.De hecho, en un inicio, el Mandatario ecuatoriano atrajo a buena parte del electorado con la idea de una consulta para erradicar los problemas de inseguridad en el país. No obstante, explican algunos, la herramienta de participación democrática la aprovechó para medir sus niveles de popularidad y para incluir otras ideas reformistas, que causan preocupación. Para Fabricio Correa, hermano del Presidente, la prueba es clara: “De las diez preguntas del referendo, sólo dos tenían que ver con la Justicia. Todas las demás era meterle la mano a los banqueros, a los medios de comunicación, a los casinos, a las peleas de gallos”.Eso, según expertos, demuestra la estrategia del Mandatario para sumar puntos en la consulta y lograr cambios en su gobierno. Pero, dicen, al final fueron los ciudadanos los que reaccionaron en las urnas, restándole el apoyo mayoritario.Para el analista ecuatoriano Jorge León Trujillo, Correa “logra una victoria personal, de un apoyo a él un poco más que a las preguntas. La victoria no es tan contundente como él pensaba. Efectivamente el referendo estaba hecho para demostrar que el Presidente seguía muy popular y que la oposición seguía débil en la crítica”.La seguridad, la clavePara algunas fuerzas vivas de Ecuador, las reformas propuestas en el referendo en materia de seguridad no logran solucionar de fondo los problemas de delincuencia y de violencia y por eso, los efectos en esa materia no serían “muy favorables”.“Sería incorrecto decir que con el referendo se van a resolver los problemas de seguridad, que requieren de políticas a largo plazo, que además tienen que ser en distintos sentidos: sociales, de reactivación productiva, y más específicas como reformas a la Policía”, indicó el asambleísta ecuatoriano Virgilio Hernández.No obstante, Hernández considera que con las medidas contempladas sobre la prisión preventiva, tal como lo contempla el referendo, se daría un paso contra la impunidad de tantos delitos. Mano a la justiciaLos principales cambios para Ecuador en materia judicial tienen que ver con la creación de un Consejo de la Judicatura de Transición, conformado por tres miembros y que operará 18 meses. Luego de ese tiempo, se nombrará un Consejo Nacional de la Judicatura definitivo. De acuerdo con Hernández, para acabar con las irregularidades al interior de ese órgano y devolverle a los ecuatorianos la confianza en la justicia, el Gobierno deberá garantizar que se “sancione y destituya a los funcionarios y jueces corruptos” y se avance en un proceso de “modernización de la función judicial”. En cambio, para la asambleísta María Paula Romo, quien hace parte del movimiento reformista Ruptura 25, los cambios en la justicia no serán trascendentales. “Creemos que en la consulta lo único que estaba en juego era quién nombraba a los administradores de justicia, no su transformación”, dijo.Empleos que preocupanDe llegar a la Asamblea y ser aprobada la propuesta que “prohibe los negocios dedicados a juegos de azar, tales como casinos y salas de juego”, se podrían afectar decenas de estos establecimientos, legalmente constituidos.De acuerdo con María Augusta Díaz, vocera de la Asociación Nacional de Propietarios y Administradores de Salas de Juegos (Anpasju), este sector en Ecuador genera más de 240.000 empleos, entre directos e indirectos y tan sólo el año pasado el juego de azar le generó al Estado impuestos por el orden de los US$20 millones. En cuanto a la restricción a las corridas de toros, algunos sectores creen que el tema abriría el debate sobre la libertad de expresión individual, pues se estaría desconociendo como derecho. Y como los cambios en la fiesta brava se aplicarán por cantones (municipios), para algunos no es conveniente que en una misma provincia (departamento) haya lugares donde se restrinja la práctica y otros donde no.En Ecuador, según se conoce, se celebran más de 200 espectáculos taurinos en el año. La Feria de Quito, una de las más representativas y que mueve millones de dólares, sufriría un cambio cultural, pues ya no se podría sacrificar el toro en la faena. De resto, en provincias como el Chimborazo y Tungurahua, donde también se celebran ferias, la actividad taurina seguiría igual, pues allí no ganó el Sí.El temor de la prensaEl temor latente de los medios de comunicación recae sobre la posibilidad de que se implemente un Consejo de Regulación para sus contenidos. Así como la preocupación de dueños de empresas mediáticas, a quienes no se les permitiría tener vínculos con otros negocios, vulnerando así, según algunos periodistas, el derecho a la libre inversión.Para Vicente Ordóñez, presidente de la Unión Nacional de Periodistas, “la regulación de los medios de comunicación debe ser integral, en los medios privados, públicos y privados”.El debate sigue abierto y la oposición no se quedará de brazos cruzados. A Rafael Correa aún le resta camino para lograr cristalizar cuatro de los puntos clave de la consulta, que tendrán que ser discutidos en la Asamblea Nacional, donde las fuerzas oficialistas se han ido reduciendo.“La consulta también supone que la oposición no ha desaparecido ni ha sido destruida. Tendremos acciones de oposición en todos los escenarios. Las posiblidades de las reformas existían aún antes de la consulta y sigue existiendo ahora”, señaló el politólogo e investigador ecuatoriano Adrián Bonilla.¿Fracturas políticas?La Asamblea de Ecuador tendrá el reto, no tan fácil, de discutir los temas sobre regulación a los contenidos de la prensa, las restricciones a los juegos de azar, los alcances del no pago de prestaciones sociales y del enriquecimiento privado.Para Juan Carlos Salazar, ex asambleísta, “la oposición va a querer mantenerse y posiblemente haya que entrar a una etapa de negociación política para que la consulta surta los resultados que se requieren”.Esto se suma a que algunos asambleístas se han alejado del oficiliasmo, entre ellos, María Paula Romo, de Ruptura 25.Cifras51,7% de los votantes habría apoyado la conformación de un Consejo para regular contenidos de la prensa. 48,3% de los ecuatorianos se habría negado a la creación de ese Consejo.111 jurisdicciones podrían registrar la eliminación de la práctica de matar el toro en las corridas.93 cantones (municipios) ecuatorianos no tendrían que terminar una corrida de toro sin matar al animal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad