Los 'ángeles en moto' que ayudan a damnificados tras terremoto en Italia

Los 'ángeles en moto' que ayudan a damnificados tras terremoto en Italia

Agosto 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Doce motociclistas realizan esta labor de manera voluntaria en la que llevan alimentos, medicinas o simplemente noticias a Amatrice y Accumoli, localidades montañosas más afectadas por el terremoto.

[[nid:570726;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/08/home_67.jpg;full;{Recorrido fotográfico por las ciudades de Amatrice y Arquata del Tronto, centro de Italia, afectadas por el terremoto que sacudió a ese país en la mañana de este miércoles, ocasionando la muerte de centenares de personas y una batalla constante para reconstruir las ruinas que dejó el desastre natural.Elpaís.com.co / AFP}]]

Un grupo de motociclistas se ha convertido en los "ángeles en moto" en Italia, repartiendo ayuda a socorristas y damnificados gracias a la destreza para recorrer las inaccesibles carreteras empinadas y llegar a las aldeas arrasadas por el sismo de este miércoles.

Los moteros, todos voluntarios y aficionados a sus vehículos, famosos por el compañerismo, el amor por la libertad y la naturaleza, se han convertido en claves como medio de transporte alternativo debido a los numerosos derrumbes que se registran en las carreteras que conducen a Amatrice y Accumoli, las localidades montañosas más afectadas por el terremoto y que corren el riesgo de quedar aisladas.

Los motociclistas suelen llevar alimentos, medicinas o simplemente noticias.

Ante un enorme mapa de la región, con todas las carreteras y caminos vecinales, el coordinador estudia todas las posibles opciones.

"Compruebe cómo se encuentra esta zona. Si hay problemas o alguien necesita algo, me informa", explicó Mario Menicocci, de 56 años, el coordinador del grupo a un compañero.

Menicocci, quien reside en esa apacible región del centro de Italia, a unos 150 kilómetros de Roma, forma parte desde hace quince años de un motoclub y conoce como sus manos todos esos pequeños pueblos.

"Para mí fue algo obvio. Pusimos nuestras motos y conocimiento a disposición, ya que podemos usar vías y carriles diferentes al servicio de una buena causa", sostuvo en una charla con la AFP. 

El motoclub nació en 2002 y tiene el apoyo de la Protección Civil ya que ha intervenido en varias ocasiones, incluso durante el terremoto en 2009 en L'Aquila, que causó la muerte de más de 300 muertos.

"Cuando el flujo se interrumpe por algún motivo, nosotros aparecemos. Un deslizamiento de tierra en el medio de una carretera o un puente caído, nosotros llegamos, hasta cruzamos el río si no es tan profundo", contó Mario.

Asistidos por los expertos de la Protección Civil, han cubierto todo el territorio afectado debido a que otros medios de transporte no han podido llegar.

Menicocci calcula que un motociclista tiene 70% más de probabilidades de pasar donde los demás vehículos no lo logran.

Pocas horas después del terremoto, el grupo se organizó para disputar una carrera contra reloj especial, la de ayudar a los sobrevivientes.

"Llevamos comida a un anciano de 80 años de edad que estaba solo en su casa, aislado en las colinas", contó Ugo Filosa.

"Quedó tan contento que como gesto de agradecimiento nos regaló libros", dijo.

"Después la Cruz Roja me pidió llevar medicinas urgentes a un enfermo", continua Ugo, piloto desde hace varios años.

Pese a su edad, 70 años, Giuseppe Vidi, de Perugia, cerca a la zona afectada, no dudó ni un instante en montar en su moto para ayudar a la gente, ya que ha acumulado una buena experiencia en ese tipo de catástrofes.

"Desde el terremoto de Asís en 1997 soy voluntario y he ofrecido mi ayuda", contó.

Emiliano y Pierluigi son miembros del club local y consideran normal ofrecer su solidaridad.

"Es nuestra región. Vivimos aquí", recalcaron. 

El número de voluntarios varía según la necesidad, pero calcula que desde la madrugada de este miércoles, cuando el centro de Italia fue sacudida por el violento terremoto, unos doce motoristas han prestado ayuda.

El grupo se contacta a través de Facebook y los ofrecimientos han aumentado tanto que Mario ha tenido que frenar el entusiasmo.

"No, no vengan todos en este momento, pero prepárense, puede haber otro temblor fuerte y no se sabe qué va a pasar ...", advirtió Mario mientras respondía a la enésima llamada a su móvil.

[[nid:570910;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/08/italia-terremoto-busqueda.jpg;full;{Los equipos de rescate seguían buscando este viernes posibles sobrevivientes entre los escombros de los pueblos italianos arrasados por el sismo que dejó al menos 267 muertos, pese a que se redujo la esperanza de encontrar personas vivas y se extraen sólo cadáveres.Agencia AFP}]]

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad