‘Los Ángeles del Infierno’, una banda que extiende sus tentáculos por el mundo

Enero 26, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Corresponsal de El País España

A esta pandilla de motociclistas, nacida en Estados Unidos en los años 50, se les acusa de narcotráfico, robo, extorsión y agresiones con violencia.

A mediados de 2013 la Agencia Americana Antidroga (DEA) advirtió a la Guardia Civil española que dos ciudadanos canadienses viajarían a Europa para coordinar con narcotraficantes el envío de un gran cargamento de cocaína desde Colombia hasta las costas de Galicia. Se trataba de media tonelada que habían negociado y con la que esperaban abrir una nueva ruta de distribución en España. Advertidos de lo que se traían entre manos los canadienses, -que llegaron a París en agosto acompañados de dos norteamericanos-, los agentes españoles montaron la operación Warrior que se encargó de vigilarlos desde su entrada hasta el momento en que ingresaron a España, a Mallorca en autocaravanas, para no llamar la atención. Tenían que reunirse con varios colombianos que servirían de contacto para la recepción del cargamento. Arribaron a Madrid y luego se separaron para continuar su camino hasta Galicia. Unos se establecieron en Mondáriz y otros en Ponteareas, con lo que los investigadores españoles estaban seguros de la llegada del cargamento a la costa gallega. En momentos en que recibían el cargamento de parte de los gallegos, la policía detuvo a los dos estadounidenses, y horas después a los canadienses Chad John Wilson y Jason Cyrus Arkinstall.¿Quiénes eran? Una nueva banda? viejos conocidos en el negocio del narcotráfico?. Lo uno y lo otro. Los cuatro son miembros de una banda de motoristas que se hace llamar ‘los Ángeles del Infierno’, pero Wilson y Arkinstall, son considerados peces gordos, jefes, de los importantes de esta organización nacida en Estados Unidos en los años 50 y cuyos tentáculos se han extendido por todo el mundo.Tanto que al colombiano Juan Alejandro Roldán Puentes, apodado El Niño y detenido en Madrid la semana pasada acusado de la muerte de dos compatriotas en Amsterdam (Holanda), se le ha acusado de ser uno de los contactos en España. El crimen de los dos colombianos conmocionó Holanda, los cuerpos fueron encontrados desmembrados, en bolsas plásticas en un río.“Siempre han estado caminando por el filo de la navaja, pero desde hace unos años, a ‘los Ángeles del Infierno’ se les acusa de muchos delitos, entre ellos, narcotráfico, robo, extorsión, agresiones con violencia, y muchos más. Están creciendo y extendiendo sus actividades a Europa, abriendo negocios. Ya son toda una organización criminal. Estaban tratando de montar en Marruecos un enorme casino y en Europa un circuito para las carreras de Fórmula 1”, explica uno de los investigadores españoles.Como todas las organizaciones criminales, para tratar de blanquear los recursos obtenidos con las drogas y la prostitución, estaban tratando de sobornar a políticos y policías. En la Operación Casablanca, que se tradujo con la detención de 22 personas, cayeron además cuatro agentes de la Guardia Civil, que les pasaban información y trataban de protegerles.Era otro golpe contundente después de la detención en julio pasado del jefe supremo para Europa, el alemán Frank Armin Hagebuth, de 49 años, y luego en agosto de los canadienses. Todos esperan que la Audiencia Nacional dicte sentencia, cosa que ya hizo con 11 integrantes de la banda condenados a un total de 60 años por la muerte en 2009 del notario Juán José Martínez Gallud en Torrevieja (Alicante) y por otros delitos como robo con violencia, falsedad de documentos, tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas.‘Los Ángeles del Infierno’ es una banda multinacional ya que entre los arrestados figuran miembros de varios países. Hanebuth, su jefe supremo, ex fundador del capítulo de Hannover, llegó a España huyendo de las autoridades alemanas que le seguían la pista tras descubrir varios de sus negocios de prostitución, burdeles, salas de cine porno y sexshops. También huía de sus rivales, ‘Los Bandidos’, con los que han protagonizado violentas peleas con víctimas mortales y quema de locales.Para la Policía es posible que los colombianos muertos en Holanda, Julián Flores Morales y Jorge Suárez Leal, hayan quedado mal con la banda de los Ángeles del Infierno en los negocios de narcotráfico, por lo que los moteros buscaron a los sicarios de Los Rastrojos, para encargarle el ajuste de cuentas. Tanto Flores Morales como Suárez Leal, viajaron desde Bogotá a Madrid donde pernoctaron varios días para luego seguir camino a Amsterdam.“Son un grupo muy organizado -explica uno de los investigadores españoles-, no dejan cabos sueltos y esta forma de emplear la violencia los hace ser temibles. Desde hace bastante han querido establecerse en España y manejan mucho dinero, han comprado varias propiedades, entre ellas una finca en Lloret que vale unos 2 millones de euros y por supuesto andan en motos Harley Davidson, hechas a la medida, con un valor promedio de 40 mil euros cada una”.Se cree que en todo el mundo la banda tiene unos 5 mil integrantes.“Su signo de identidad son las motos, -explica el Comandante de la Guardia Civil Francisco Martínez - su tesoro mas preciado, de manera oficial es un club motero, tal y como nació en Estados Unidos, pero hace mucho tiempo que se convirtieron en una organización criminal. Son activos en cualquier clase de delitos, allí donde hay dinero para ganar allí les veis involucrados”.Las bandas de moteros que habían surgido hacia finales de los años 40 en Estados Unidos se extendieron por todo el territorio tras el final de la II Guerra Mundial. Un grupo de ex pilotos militares fundó el primer club de Los Ángeles del Infierno en California, comprando las motos que utilizó el Ejército norteamericano durante la contienda a precios muy rebajados: Indians, Triumph y Harley Davidson. A ellos se fueron uniendo varios ex combatientes de guerra que buscaban emociones fuertes para darle un sentido a sus vidas. Eran los antisistema de la época. Se volvieron famosos tras un incidente que protagonizaron en Hollister (California), donde borrachos causaron sin motivo aparente una serie de destrozos en el mobiliario urbano, casas y locales particulares.Su fama le malos llevó a que los Rolling Stone los contrataran para servir de seguridad durante una de las giras por Estados Unidos. Uno de los Ángeles del Infierno mató de una puñalada a un espectador que llevaba una pistola durante una presentación.En cada región de Estados Unidos surgieron los capítulos, chapters, que luego se extendieron por Canadá y más tarde a Europa y el resto de América.Hanebuth el jefe europeo de la organización como los hermanos Abdelghani y Khali Youssafi, también alemanes de origen árabe, fundaron en 2009 el capítulo de Palma de Mallorca en España, donde comenzaron controlando tres prostíbulos en los que "esclavizaban" a las mujeres con amenazas y torturas.Buena parte de los miembros están ya en la cárcel, tantos que la Guardia Civil contrató un avión para traer a unos 20 de ellos desde Mallorca a Madrid en un enorme operativo digno de una película de Hollywood.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad