Lo que queda en el continente después de la visita del Papa Francisco

Lo que queda en el continente después de la visita del Papa Francisco

Julio 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País
Lo que queda en el continente después de la visita del Papa Francisco

El Papa Francisco durante su visita en Paraguay.

Politólogos aseguran que Francisco caminó por terreros pantanosos para la Iglesia. Vaticanólogos, dicen que enseñó a través del Evangelio.

Madre Tierra, exclusión, lógica del descarte, corrupción, consumismo,  pueblos, costumbres, globalización, vulnerabilidad, mujer, familia...

Estas palabras se repitieron una y otra vez durante las misas y discursos que dio el papa Francisco a su paso por Suramérica. Unas más que otras, dependiendo del escenario. Entonces,  mujeres, niños, hombres, presos,  indígenas, jóvenes, ovacionaron al Sumo Pontífice. Alzaron sus muñecos de felpa evocando a Francisco, los afiches, los pendones, las estampitas, los crucifijos. 

También lo aplaudieron los presidentes que lo acompañaron a su primera correría por el continente en una visita oficial apostólica. Y es por eso que a los analistas políticos y vaticanólogos consultados les cuesta ponerse de acuerdo en sus apreciaciones.

Mientras unos dicen que el Papa logró llegar a los corazones de los fieles debido a que tocó temas sensibles solo para este hemisferio, otros sostienen que pasó la barrera de la misión evangelizadora de la Iglesia para adentrarse en temas políticos que definitivamente no le corresponden.

 También hay quienes sostienen que Francisco llegó a los creyentes y dejó un mensaje claro por la familiaridad de su  “encanto latino”.

Después de siete días de ires y venires, ¿qué le deja Francisco al continente que lo vio nacer?

El padre Héctor Ríos, sacerdote caleño, dice que la mayor enseñanza de esta visita papal es la actuación que nace del corazón, esa que permite romper protocolos, hablar con humildad para cumplir el mandato de Jesús donde reina el bien común.

Pero el analista en política internacional Enrique Serrano está en total desacuerdo. Sostiene que Francisco ha sido uno de los pontífices que más interviene en la política y en los asuntos internos de los países. Que en su visita a Ecuador, Bolivia y Paraguay deja  la impresión de respaldar las políticas populistas que en otros lugares del mundo han fracasado.

Según él, el solo hecho de “ir acá  y no allᔠes una muestra de su preferencia por ciertos gobiernos y “esa es una labor que no le corresponde a la Iglesia”.

Serrano también cuestiona que el Papa haga discursos “superficiales” sobre economía, el manejo de la sociedad, la distribución de la riqueza y “territorios peligrosos donde no es especialista”. Insiste que esa no es la misión de la Iglesia, sino la de abordar los problemas de la evangelización. Pero, a su juicio, el Sumo Pontífice  hace todo eso para llamar la atención de los medios de comunicación y comete “pecados populistas”.

Sin embargo, de inmediato el padre Héctor Ríos debate. Dice que ese tipo de actuaciones también le fueron criticadas al papa Juan Pablo II. “Dicen que son políticos y que eso no le incumbe a la Iglesia; lo cierto es que ellos desde el evangelio denuncian el abandono a los desvalidos, el abuso de poder. Eso es predicar la palabra de Dios”.

Asegura que Francisco rompe los protocolos no para hacerse mediático, sino por convicción. “Deja de saludar primero a los obispos, a los religiosos, para abrazar a los niños, a quienes les tiene especial cariño”.

Hernán Olano, director del Departamento de Humanidades de la Universidad de La Sabana y experto vaticanólogo, coincide con el padre Ríos. Sostiene que todos los discursos del Papa estuvieron enfocados en su misión evangelizadora. Les llamó la atención a los religiosos, a las monjas, a los obispos, para que no se les olvide llevar la palabra de Dios; les dijo a los presos en Bolivia que no se alejen del soporte de sus familias y recordó el cuidado del planeta, que es de beneficio común.

“Su discurso puede ser aplicado en cualquier parte del planeta, a los europeos que han perdido sus casas, a los inmigrantes africanos. Definitivamente su papel fue evangelizador, enfocado al bien común”, insiste Olano.

Lea también: La conmovedora carta de un niño boliviano al papa Francisco

El experto indica que Francisco es vocero del tema de la justicia social  y que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, es formado por los salesianos, mientras que el mandatario de Bolivia, Evo Morales, lo indispuso con el regalo de la ‘cruz comunista’ para que hiciera  un discurso sobre el tema de la liberación. “Pero el Papa fue prudente”.

Paz Zárate, analista del canal CNN en Español, considera que las intervenciones del Sumo Pontífice fueron “heterogéneas”. Ella tiene una apreciación similar a la del internacionalista Serrano y asegura que puso sus intervenciones a merced de quien las escuchó: “Algunas de sus expresiones pueden ser fácilmente   antagonizables. Debió ser un poco mesurado porque sus declaraciones en momentos parecían estar de parte de los gobernantes”.

 Cristian Rojas, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana,  comenta que Francisco ha tocado temas fundamentales, pero propios de cada región. “Él habló de la corrupción, de la desigualdad. No viene a Suramérica  a revelarlos y  tampoco a tomar partido para resolverlos, pero sí se solidariza  con las víctimas”.

Explica que los anfitriones trataron de hacer uso político con la agenda del Papa, pero lo cierto es que este no tomó partido con ningún programa de gobierno.

Sin embargo, durante su discurso a la llegada a Paraguay el Sumo Pontífice tuvo uno de los discursos más fuertes de toda la gira. Rescató algunas labores del Gobierno, pero aclaró que un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es un verdadero desarrollo. 

“La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral del ser humano, especialmente el más vulnerable e indefenso”, precisó.

También pidió que no haya más víctimas de la violencia, “la corrupción o el narcotráfico”, justo en un país donde el presidente Horacio Cartes ha sido vinculado a varias actividades ilegales. Incluso, fue condenado por estafa al Banco de Paraguay hace treinta años.

El analista Cristian Rojas agrega que más allá de la intención que puedan tener los mandatarios con la visita del Papa, lo importante es lo que queda en la opinión del imaginario colectivo, de los fieles, de la oposición. 

Y, en este caso,  una de esas cosas  es su amor por los desvalidos, la lucha por la igualdad, su labor social, porque él, en últimas, no venía a hacer una visita de político, sino de máximo jerarca de la Iglesia Católica.

[[nid:442308;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/regalo_de_evo_morales_al_papa_francisco.jpg;full;{El 'cristo comunista' que el presidente Evo Morales le entregó al Sumo Pontífice entra en una larga y extraña lista que las celebridades han creado. Dele un vistazo y escoja.Elpais.com.co}]]

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad