Lindsay Lohan, la chica terrible de Hollwyood

Lindsay Lohan, la chica terrible de Hollwyood

Agosto 08, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel | Editora de Domingo

Con tan sólo 24 años, la actriz Lindsay Lohan ha convertido su vida en un infierno. En la encarnación de la estrella porno Linda Lovelace podría estar el renacer de su carrera profesional que inició cuando era una niña.

Sólo 14 días pasó en una cárcel femenina de Los Ángeles, en donde lloró hasta el cansancio, sufrió un ataque de histeria y hasta, por seguridad, debió ser aislada, ya que sus compañeras de reclusorio no la soportaban porque no las dejaba dormir.El pasado 3 de agosto, a las 1:35 p.m. salió de la cárcel a donde fue a parar por violar su libertad condicional por conducir bajo los efectos del alcohol y de las drogas en 2007. Pero debió irse derecho a un centro de rehabilitación, en el que se espera permanezca los 90 días que exigió la juez que lleva su sonado caso.Vuelve y juega una vez más la historia de rehabilitación en la vida de Lindsay Dee Lohan, aquella chiquilla pecosa, pelirroja, de rostro angelical que desde los 3 años protagonizó más de 60 comerciales, se convirtió en la consentida de Walt Disney (‘Viernes de locos’, ‘Herbie, a toda Marcha’) y hoy, a los 24 años, con menos pecas y totalmente rubia, es calificada como ‘La chica terrible’ de Hollywood.Pese al enclaustramiento de la estrella su imagen y vida estará por estos días más expuesta que de costumbre, porque antes de ser encarcelada brindó entrevistas (por sumas millonarias) a importantes medios como Maxim, GQ, Cumplex.E incluso hizo una sesión fotográfica para el diseñador Marck Ecko, al que le modeló su colección (pero trascendió que, a través de un montaje usaron la cara de la estrella, mas no su cuerpo). "Mi deseo es centrarme en mí misma y mi trabajo, y centrar a la prensa en el trabajo que hago en vez de en mí como persona", dijo a la revista Maxim que la tiene en su portada del mes de septiembre y donde luce de bikini a rayas negras, inspirado en el traje de los presidiarios.Pues ojalá sus deseos se cumplan y se centre, pues el séptimo arte, a pesar de tantos escándalos por sus adicciones, las peleas con sus padres, su amor lésbico con la dj. Samantha Ronson, su moda de dejarse pillar por los fotógrafos sin ropa interior y sus calientes videos en Internet no le ha cerrado por completo las puertas.En septiembre mientras se esté desintoxicando con yoga, meditación y una dieta basada en alimentos típicos franceses, entre otras técnicas, se estrenará ‘Machete’, película del director Robert Rodríguez, sobre un hombre que lucha contra la corrupción en Estados Unidos y México donde ella participa junto a Robert de Niro, Jéssica Alba y Steven Segal.En esa película sangrienta, de acción y sensual aparecerá poco pero de forma contundente: desnuda de la cintura hacia arriba en una cascada.No podrá promocionar ‘Machete’ como estaba previsto, pero los productores de la nueva cinta que protagonizará, ‘Infierno’, basada en la vida de la estrella porno Linda Lovelace, (Garganta Profunda) le han manifestado su apoyo y esperarán a que salga de su tratamiento de rehabilitación para empezar con el rodaje. La prensa especializada y los fanáticos que conserva esta mujer nacida el 2 de julio de 1986 en Nueva York esperan que esta cinta sea su ‘revancha’ en el cine, luego de ser encasillada en papeles de la dulce o pícara adolescente.Hollywood tiene muchos casos de actores que han tocado fondo y se recuperaron, comenta Eugenio Jaramillo, director de la Cinemateca La Tertulia, no sin antes calificar a Lohan como “la niña rebelde que se creyó la gran actriz, con una capacidad histriónica muy limitada. Es la monita linda, típica de las películas de verano, de esas comedias flojas que no cuentan nada”.Jaramillo no obstante, manifiesta que aún está muy joven y puede salir adelante si Hollywood le da una oportunidad, como lo hizo Jodie Foster, que empezó también muy niña pero sí pudo establecer una carrera como actriz de carácter. O como los actores Anthony Hopkins o Richard Dryfus que cayeron en la droga y el alcohol pero se recuperaron y fueron respetados.El problema no está en sus adicciones, advierte por su lado el crítico de cine José Urbano, director de Ventana Indiscreta, el problema es que “ella es mala actriz, pésima, es más, creo que no ha hecho una película que merezca ser nombrada”. Y pone de ejemplo a Marlon Brando, que a pesar de sus problemas con la cocaína siempre fue catalogado como buen actor. Por lo único que tiene presente a Lindsay Lohan este crítico caleño es por la ocasión en que fue la reina de la noche de los Premios Razzies, de Estados Unidos, que ‘honra’ cada año a las peores producciones y actores. En efecto, el filme ‘I Who Killed Me’ que Lohan estelarizó recibió en 2008 nueve nominaciones, ganando la artista dos. Una de ellas como Peor Actriz. Menos estricto que Urbano se mostró Claudia Rojas, crítica de cine, especializada en guión cinematográfico y creación dramática, quien comenta que Lindsay Lohan de niña fue una gran actriz, aunque de adulta sea una del montón. “En Juego de Gemelas, en el que hacía el papel de dos niñas, una europea muy fina y otra californiana rústica, lo hizo bien, no es fácil hacer el papel de unas gemelas tan diferentes. Ya más grandecita, en ‘Viernes de Locos’ (por comer una galleta de la fortuna una madre despierta intercambiada de cuerpo con su alocada hija adolescente) también lo hace bien”.Similar apreciación tiene Jerónimo Rivera, jefe del Área Audiovisual de la Universidad de La Sabana. “Como actriz infantil fue buena, aunque no tuvo un papel que le pusiera retos actorales, pero es una actriz natural, con ángel, que se conecta rápido con el público. Puede ser hasta cierto punto que haya sido subvalorada, nunca le han ofrecido un papel que le exija, siempre le han ofrecido el mismo papel”, comenta Rivera.Para el docente el comportamiento de la actriz refleja el mundo en el que ha estado inmersa: el de ‘Disney’, que vende estereotipos de princesas que deben llevar una vida inmaculada, guardar compostura, que no van a fiestas y se convierten en imagen de una marca que los niños y padres admiran. Y el mundo del fango en el que cae luego de rebelarse y por eso no le cae bien a la gente.Y la verdad sea dicha, su vida de princesa, como muchos otros niños famosos, se convirtió en un infierno que la ha llevado a querer suicidarse tomando píldoras para dormir; a emborracharse y drogarse en exclusivos bares de Nueva York, Londres o París; a tener líos jurídicos; a tener más novios que pares de zapatos; a ser recibida con insultos y harinas por lucir un abrigo de piel de animal o a recibir un puñetazo en la cara el día de sus cumpleaños este año de una mesera celosa porque ella coqueteó con su ex novio.La raíz de su problema, comenta la prensa, ha estado en la relación con sus padres: Michael Lohan, alcohólico, ex presidiario y hombre violento que ha vendido las intimidades de su hija a la prensa. Pero que asegura que todo lo hace por su bien. Recientemente dijo: “Ella es muy guapa, pero aparenta unos 100 años y de seguir con su estilo de vida no durará un año más”. Y Donata Silva, una mujer ambiciosa, explotadora y derrochadora, que le ha acolitado su agitada vida nocturna, aduciendo que “las fiestas y premieres son la parte divertida de este negocio”.Ojalá que Lindsay salga del centro de rehabilitación dispuesta a crecer como actriz, pues como dice Rojas, “ella tiene un mundo interior riquísimo para ser una actriz de carácter. Y ella, aunque no sea la gran actriz tiene una audiencia ya cautiva, la gente después irá a verla en su ranacer porque el público siempre perdona y olvida”.Zapatero a tus zapatosLas uñas descuidadas que lució durante el juicio del pasado 20 de julio en el que se le dictó sentencia, no sólo fueron objeto de escándalo por el mensaje que exhibió en una de ellas, ‘Jódete’ ( dicen algunos, en clara alusión a la jueza que lleva su caso).La mezcla de colores en sus uñas fue motivo de artículos de importantes periódicos como USA Today y el diseño de las mismas con un aerógrafo, fue registrado en revistas especializadas de moda e, incluso, en You Tube hay un video que enseña cómo hacerse el manicure a lo Lindsay Lohan en 20 minutos.Aunque parezca mentira, esta chica que para el veterano crítico de estrellas Mr. Blackwell pasó de “adorable a deplorable”, pues en varias ocasiones la tuvo en su lista de las mujeres peor vestidas del mundo, aún es una figura que es tenida en cuenta en la industria de la moda, en la que, quién lo creyera, su aspecto desaliñado también tiene sus ‘adeptos’, sobre todo en Europa.Sin embargo, especialistas en este campo como Catherine Villota, comunicadora social especializada en mercadeo de moda de la Universidad de Miami de Arte y Diseño no la cuentan hoy como un ícono de la moda internacional.“En una época fue una chica que reflejaba una moda muy juvenil, fresca, arriesgada, divertida, pero en los últimos años se convirtió en una mujer desgreñada, con poco estilo, un estilo muy rockero, dejado, desvencijado, que se ve desagradable, como borracha, drogada, con maquillaje desgastado. Diría que hoy no es un referente de la moda. Antes salía en todas las portadas, los diseñadores más famosos la requerían para que luciera su ropa, pero ya su forma de vestir, de peinarse, de maquillarse no refleja lo que era antes”, agrega la editora de moda y asesora de imagen del portal fashionradicalsnews.com. Los grandes críticos y conocedores de la industria de la moda no le perdonan a esta también modelo de 1,68 metros de estatura haber tenido la osadía de aceptar en 2009 ser la asesora creativa de la casa fracesa Ungaro, obligando al reconocido diseñador colombiano Estéban Cortázar dar un paso al costado pues él no iba a permitir que una celebridad sin conocimientos y trayectoria en el diseño le dijera cómo debía diseñar.Y los críticos que vaticinaron que la propuesta de la chica anoréxica y bulímica sería un desastre no se equivocaron. La colección de diminutos vestidos que llegaban a ras de las nalgas, blazers y cubrepezones hechos en forma de corazones, que creó junto a la diseñadora española Estrella Archs fueron un completo fiasco que fue calificada de vulgar. En opinión de Sandra Becerra, asesora en comunicaciones de moda, hubo dos factores importantes para este estruendoso fracaso: la colección desde antes de presentarse ya tenía la crítica negativa de la prensa especializada que no veía con buenos ojso que una casa tan seria encargara la dirección creativa en una persoan que no tenía nada de experiencia. Y cuando se exhibió la colección fue una propuesta incoherente, sin mucho diseño, que parecía de un estudiante. Fue la confirmación de lo que la prensa especializada ya intuía, que no iba a funcionar”.Así que luego de esa colección con la que el director ejecutivo de Ungaro, Mounir Moufarrige quería refrescar su firma y subir las ventas, no le quedó otro remedio a la otrora musa de Karl Lagerfeld que mirar hacia otros horizontes fuera de la casa francesa.Y a pesar de las críticas de la prensa, como The New York Post que señalaba que Lindsay Lohan no contenta con su carrera “ahora quiere arruinar la carrera de otros” y de otros medios que la invitaban a cambiar de actitud con la frase ‘zapatero a tus zapatos’, la actriz insistió en su faceta de diseñadora.A principio de este año se dedicó a promocionar la colección de su propia marca, 6126, en la que predominan los leggis plateados y los pantalones ajustados rotos. El “ciento por cierto”, de las ventas de sus prendas, dijo, las donaría a la organización Save the Children, en Haití.Pese a su fracaso como diseñadora, esta mujer que fue tentada por Playboy con un millón de dólares y que se ha convertido en la obsesión del dueño de la revista que la desea para su publicación desde que la vio encarnando a Marilyn Monroe en Magazin New York en 2008, sigue siendo apetecida por los miles de fanáticos de su belleza y sensualidad.El más reciente ejemplo no son sólo las portadas de las revistas como Maxim y GQ, sino las imágenes que el fotógrafo y amigo de la actriz Tyler Shield colgó en su blog a pocas horas de la salida de la estrella de la cárcel.Se trata de fotos en blanco y negro de una Lohan muy provocativa, en ropa interior, encarnando a la estrella de películas triple X Linda Lovelace, la misma que luego se convirtió en una lider feminista que se oponía a la industria pornográfica.Las fotos se han convertido en gran atracción para los medios y los cibernautas que siguen solicitando más y más. Como lo fue la imagen que ella misma puso en su cuenta de Twitter, en la que apareció con el torso desnudo, tapándose el busto con su cabello.Ella sabe que es deseada y en su mundo real como en el ficticio sabe manejar su sex appeal. “Siento que las mujeres tienen mucho poder con su cuerpo”, dijo en días recientes haciendo alusión a su próximo papel en el cine como ‘Garganta Profunda’. Ojalá, al igual que esta estrella porno, también sepa enderezar su camino.Del amor y otros demoniosHombres famosos y otros no tantos, han hecho parte de la larga lista de amores de Linday Lohan, quien hace algunos años se confesó lesbiana y se paseó por varios países con su pareja, la dj. Samantha Ronson, nueve años mayor que ella.Los actores Leonardo Dicaprio, Bruce Willis, Benicio del Toro, Jude Law, Colin Farel, Wilmer Valderrama, Jared Leto ( ex de Cameron Díaz); los modelos James Burke, Adam Senn y el rockero Diego García son algunos de los varones que sucumbieron ante su belleza, espontaneidad y su forma de ser tan divertida.Otro que no pudo resistirse a sus encantos fue el actor Heath Ledger ('Brokeback Mountain'). De acuerdo con una conversación telefónica de la mamá de Lohan con su ex marido, ellos estaban saliendo en la época (2008) en la que el actor murió por una sobredosis y eso la afectó muchísimo, tanto que su progenitora temía que se quitara la vida.También suspiró por Lohan el multimillonario Harry Morton, que inmediatamente terminaron su relación, se ennovió con la amiga y también compañera de rumbas de la estrella, Paris Hilton, lo que desencadenó una endiablada disputa entre ellas, pues Lindsay aún seguía enamorada de su ex. Claro, que algunos como el modelo Calum Best no le aguantaron su trote de frenética rumbera. Y precisamente con él, luego del rompimiento, apareció en Internet, en un video donde hacen el amor.La ira de Lohan estalló y se replicó en los medios. “No puedo creer que me hayas hecho esto. Debí haber escuchado a los demás. Nunca debí haber creído en ti. Ahora está en todas partes, por toda la red, todos lo están viendo. ¿Cómo pudiste hacerlo?”, le gritó a su ex novio.Famosos son también los episodios de gritos, peleas e infidelidades que la actriz y cantante protagonizó con su ahora ex, Samantha Ronson. Varios de los accidentes que sufrió la estrella se debieron a la persecución que le hacía a su amada.Era tal la intensidad de la relación entre estas dos mujeres, que Lindsay anunció que se pasaría al judaísmo para poder contraer matrimonio con Ronson y que estaría dispuesta a dejarse a embarazar de algún ex para ser mamá, ya que su novia la apoyaba en su decisión. A pesar del amor que decían profesarse la separación llegó en abril de 2009. Lohan anunció el rompimiento en Twitter, donde describió a su ex como tramposa y drogadicta. Pero al parecer no terminaron odiándose, pues Ronson fue una de las primeras personas en visitarla en la cárcel en una de sus estadías en el reclusorio.Lindsay, que en el 2006 ocupó el tercer lugar en la lista de Maxim como uno de los cien personajes más hermosos del mundo y en el 20007 fue la cabeza en la lista de las cien personas de más simpatía, tal parece que no acepta un no por respuesta. Por eso se ha ganado también el calificativo de acosadora. En septiembre de 2008, el nadador estadounidense Michael Phelps, ganador de 14 medallas olímpicas de oro, se quejó de que ella no paraba de mandarle mensajes insinuantes, a tal punto que se sentía asfixiado por ella.Si el mismo empeño que pone en acosar lo pusiera en su carrera profesional, Lindsay Lohan no se hubiera ganado la animadversión de algunos de sus jefes y compañeros de trabajo. En 2006 los reconocidos actores William H. Macy y Jane Fonda dijeron a los medios que Lohan necesitaba un jalón de orejas para que respetara el trabajo de sus compañeros de grabación porque siempre llegaba tarde, ya que le gustaba divertirse hasta la madrugada en las fiestas de Hollywood.Ellos fueron algunas de las víctimas de Lohan cuando rodaban la película ‘Georgia Rule’. La joven actriz, admiradora de Marilyn Monroe --al punto que compró uno de los apartamentos donde vivió la famosa rubia-- sólo alzó su voz para manifestar que ella estaba en la edad de divertirse. Punto.Sin embargo, algunos de sus colegas que trabajaron en el mismo filme, salieron en su defensa. Como Felicity Huffman, quien la calificó de actriz brillante. “Para mí fue un placer trabajar con Lohan... ella te recibe con el corazón abierto y te llega al alma. Le importa el trabajo. Se entrega al cien por cien”. Pero no hay que desconocer que su rol como cantante también se ha visto afectado por ese alocado estilo de vida que la ha llevado a aparecer en fotos perdida en la borrachera o en la ‘traba’, jugando con unos cuchillos en el cuello de una amiga o mostrando su cuerpo más de la cuenta. Las promociones de los tres discos que ha sacado al mercado las ha dejado en mitad de camino.Y eso que como debutante en el campo musical no le fue nada mal. Aunque la criticaron por quererse parecer a su amiga de farra Britney Spears, su primer álbum, ‘Speak’, vendió cuatro millones de copias.Hace dos años, la llamada ‘Chica Hot de Hollywood’ declaró que la promoción de su tercer álbum se pararía porque quería evitar el estrés de trabajar en el cine y hacer música al mismo tiempo.Ahora, recluida en un centro de rehabilitación, la ex ganadora de un premio MTV por su papel en Chicas Malas, tendrá todo el tiempo del mundo para meditar sobre su comportamiento y ¿por qué no? encauzar su vida para lograr hacer realidad uno de sus más fervientes sueños: lograr un Oscar antes de cumplir los 30 años. ¿Será que lo logra?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad