Libia: Paraíso de guerreros extranjeros

Marzo 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Diego Muñoz | Especial para El País

Países vecinos de Libia y viejos aliados de Muamar el Gadafi estarían enviando soldados para apoyar el conflicto. Aún no hay cifras exactas de los foráneos armados.

Youtube, la página de videos más popular de Internet, ha retirado una filmación que mostraba cómo una turba de rebeldes libios ejecutaba a dos presuntos soldados mercenarios contratados por el coronel libio Muamar el Gadafi, el pasado 26 de febrero.La noticia que se extendió por todo el país y dio luego el salto al mundo entero, permitió confirmar que la guerra que había comenzado a librarse en este país petrolero del norte de África, contaba con soldados de otras nacionalidades que apoyaban al presidente libio.Youtube retiró el video, no sin antes advertir que la razón de hacerlo había sido “que infringía la política relacionada con contenido ofensivo y desagradable”.Desde entonces, las noticias de que mercenarios pagados por Gadafi hacían parte de un ejército que estaba masacrando a la población civil, sirvieron para que las fuerzas aliadas de la Otan decidieran la intervención casi 25 días después de que los internautas vieran el video de las ejecuciones.Según Alí Zeidan, responsable de la Liga Libia de Derechos Humanos, Gadafi ha desplegado a “6.000 mercenarios en todo el país, unos 3.000 de ellos en Trípoli”.La oferta extranjera Libia es un país con un 20% de población extranjera, casi todos subsaharianos y sin papeles, llegados durante la pasada década y atraídos por las oportunidades de trabajo que se abrieron sobre todo en el sector de la construcción.“Esta gente tiene hambre, les falta de todo, no tienen alternativa, y si el poder les exige que disparen contra la población y les ofrecen US$50, están obligados a hacerlo. Si no, se llevan un tiro en la cabeza”, explicó Zeidan. Para el activista, en algunos casos, los rebeldes han confundido a simples inmigrantes desplegados por Gadafi con mercenarios.Nadie se pone de acuerdo en la cifra exacta de los extranjeros que tomaron las armas. Algunos consideran que son diez mil, otros medios consideran que son siete mil y los menos creyentes cuentan tres mil.Tampoco hay consenso en lo que se refiere al salario que reciben. Las cifras van desde los 50 dólares al día hasta los 7.000 dólares por cada 24 horas de lucha.De acuerdo con la Liga Libia de Derechos Humanos, los oficiales superiores cobran en el conflicto, 7.000 dólares al día, y un soldado raso, 300 dólares.Para Human Rigths Watch, HRW, el Ejército de Gadafi contaría con unos seis mil mercenarios, muchos de ellos provenientes de Chad, que hablan francés, que no entienden árabe y que habrían recibido unos mil dólares de paga al día por matar a los opositores al régimen. La información la obtuvieron gracias a las confesiones de los soldados capturados por los rebeldes.El periódico Independent de Londres casi coincide con HRW, pues los mercenarios serían unos diez mil, ganarían dos mil dólares al día y, al contrario de otras versiones, estarían muy bien entrenados. Otra cosa sostuvo la cadena árabe Al-Arabiya, que dijo que los mercenarios estarían dirigidos por Jamís Gadafi, uno de los hijos del Coronel, quien había puesto anuncios en periódicos de los países vecinos, reclutando a cientos de ellos con la promesa de un buen salario y papeles libios una vez termine el conflicto. Alí Zeidan de la Liga Libia de Derechos Humanos, consideró que Gadafi trata de traer más mercenarios. Es una suerte de “Ejército de reserva” que hay esparcidos por todo el continente, y dependen de las alianzas pasadas de Gadafi con Níger, Malí, Chad, Zimbabwe, Sierra Leona y Liberia. Algunos testigos aseguraron que muchos trabajadores de todos estos países que, tras los primeros días de revueltas y luego de los combates, trataron de salir del país por el cruce fronterizo de Ras Ajdir fueron detenidos y devueltos a sus puestos de trabajo, otros fueron reclutados para el Ejército.Según datos del Pentágono, el Ejército terrestre de Gadafi cuenta con un total de 50.000 militares, desplegados en 2.205 carros de combate y 1.905 blindados. Además, 8.000 militares conforman la Marina, junto a dos submarinos, dos buques y 14 helicópteros. El Ejército del Aire de Gadafi integra a más efectivos que el de mar, 18.000, y cuenta con 227 cazas y 120 helicópteros. Pero de acuerdo con el Gobierno francés, en apenas cinco días de entrada en acción de los aliados, ya no queda nada de la aviación. Sin embargo, la agencia de refugiados de la ONU expresó esta semana su alarma por lo que llamó la creciente violencia de libios armados contra africanos subsaharianos, tanto en áreas controladas por los rebeldes como en el bastión de Gadafi en el Oeste.“Los negros lo han tenido muy difícil estos días en Libia -dice Ómar Kadan, un refugiado libio llegado a Italia- ya que muchas personas los ven como mercenarios tanto de un lado como del otro. Unos consideran que han llegado para matar civiles en las tropas de Gadafi, mientras los seguidores de Gadafi piensan que se han enrolado entre los rebeldes”.Funcionarios de refugiados de la ONU dijeron que un grupo de sudaneses que llegaron a la frontera con Egipto en el Este, manifestaron que libios armados estaban yendo de puerta en puerta y obligando a los subsaharianos a irse del país y que mucha gente denunció que les habían confiscado o destruido sus documentos de identificación.Próxima parada: ZimbabweCasi todos los países vecinos de Libia y viejos aliados de Gadafi están acusados de enviar mercenarios en apoyo al Coronel, entre ellos el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, que según el Sunday Times, habría enviado centenares de soldados así como pilotos de la Fuerza Aérea que volaron de Harare a Trípoli en un avión charter.Según fuentes de los servicios de inteligencia de Zimbabwe, algunas de las tropas eran de la Quinta Brigada, entrenada en Corea del Norte y famosa por haber aplastado una rebelión en Matabeleand a comienzos de los años 80, y en la que murieron 20.000 civiles.De ser cierta esta versión, los zimbabwenses se habrían unido a mercenarios de Costa de Marfil, Chad y Mauricio, que combaten junto a las tropas de Gadafi en el este de Libia. Las centrales de inteligencia de Europa creen que de huir Gadafi de Libia, el primer país donde podría refugiarse sería Zimbabwe.Mugabe no ha dicho nada al respecto, pero otros países como Chad y Argelia, lo han negado de manera rotunda, sobre todo Argelia, quien desmintió la versión que en este sentido había dado un diplomático libio que fue retirado de su cargo en Pekín.José Luis G. del Prado, el presidente de Grupo de Trabajo sobre Mercenarios de la Organización de Naciones Unidas, indicó que “tenemos la información de fuentes diversas. Por ejemplo la cadena Al-Yazira habló de una empresa de seguridad privada, eufemismo que se utiliza para referirse a compañías de mercenarios, dirigida por un ex general de Israel, que podría haber participado en la represión. Se cree también, que el embajador libio en Chad habría abierto una oficina para reclutar a estos mercenarios”.Agregó que de ser ciertas las versiones de la contratación de mercenarios para atacar a la población Libia, Gadafi podría ser más fácilmente procesado por la Corte Penal Internacional.“Libia ha firmado la Convención contra los Mercenarios de la ONU, eso sería un agravante en la causa por los crímenes de guerra que está ya investigando la Corte Penal Internacional”, explicó el experto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad