“Le tienen miedo al liderazgo de mi esposo”: Lilian Tintori

Junio 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Jessica Villamil Muñoz | Reportera de El País
“Le tienen miedo al liderazgo de mi esposo”: Lilian Tintori

Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López.

La esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori dice que al líder opositor le quitan hasta las cartas que escribe en la cárcel y que con tortura sicológica buscan minimizarlo.

Lilian Tintori no recuerda muy bien cómo es la celda en la que vive su esposo desde hace 117 días. En su mente solo está la imagen de la pared llena de huecos, una catre en hierro, un colchón delgado, un baño pequeño en el que escasea el agua. Al otro lado del teléfono se escucha acelerada, aunque va sentada en un vehículo que alguien más conduce. En un relato de 24 minutos reitera que en esa prisión Leopoldo López está secuestrado desde el día 1. Que no le permiten hablar con otros presos. Que ella solo lo ha visto dos veces en cuatro meses porque no recibe visitas. Que mantiene castigado. Que en esa celda de la cárcel Ramo Verde, en las afueras de Caracas, su hijo Leopoldo Santiago, dio los primeros cuatro pasos. Que la oposición está más unida que nunca. Y que aunque es escuchada y seguida por la juventud no aspirará a ningún cargo público porque el político es su esposo, no ella.Después de casi cuatro meses de prisión su esposo aparece nuevamente. Esta vez, en unas fotos que lo muestran con barba, detrás de unos barrotes y un gran candado. ¿Cómo está Leopoldo López?Él está fuerte, impresionado de cómo se están manejando las cosas a nivel de justicia y de derechos en nuestro país. Al mismo tiempo, convencido y motivado a cambiar esta realidad. Estoy muy preocupada porque no solo es Leopoldo López el que está preso. Están presos estudiantes inocentes y estamos presos todos los venezolanos porque vivimos en medio de la escasez, de la inseguridad, no tenemos una vida tranquila. ¿Porqué siempre dice que su esposo está secuestrado en la cárcel?Tengo cuatro semanas sin entrar a su celda, sin visita. Él está preso y aislado y secuestrado porque no le han abierto las visitas como derecho que tiene. De casi cuatro meses que lleva preso, yo solo lo he visto dos veces porque lo sancionan. Por eso decimos que está aislado y secuestrado.¿Qué hizo para tener esos castigos?Escribió dos cartas. Una para el pueblo de San Cristobal y otra para el pueblo de San Diego, felicitándolos por el triunfo de las esposas de alcaldes de la oposición presos en las alcaldías. Eso no tienen nada de malo. Eso no es un delito. Es una comunicación directa y privada a la que tiene derecho, pero a Leopoldo le revisan las cartas, todas sus escrituras, es un ensañamiento contra su persona, sus derechos fundamentales como hombre civil y político. Si está tan aislado como dice, ¿cómo es que ha logrado entrevistas con medios venezolanos?Fueron dos entrevistas. Le llegan las preguntas con su familia o con el equipo de abogados. En este caso tengo muchas semanas sin ir porque lo tenían castigado, por eso no sé cómo se manejó esta vez la entrevista con El Nacional (Caracas). Para él siempre ha sido difícil comunicarse con el mundo exterior, no tiene ni teléfono, ni computadora, no maneja ningún aparato. En la última requisa que le hicieron en su celda se llevaron todas las cartas que había escrito desde el primer día que está en la celda. Aquí lo que le está pasando a Leopoldo le está pasando a millones de venezolanos. No hay justicia, el gobierno busca aterrorizar a la gente con represión, llamando a que declaren en las policías nacionales (estaciones), en cárceles que son calabozos, están llamando a la intimidación.¿La ‘tortura’ a la que está sometido es solo sicológica o lo han llegado a golpear?No. La tortura ha sido sicológica, que para mi es la peor de todas. A Leopoldo lo han torturado sicológicamente desde el día 1: lo metieron en una celda, no lo dejan hablar con otros presos, no le abren las visitas, no lo dejan comunicarse al mundo exterior y eso es una tortura sicológica porque en el pueblo él es un líder, un hombre que está acostumbrado a estar recorriendo el país, en contacto con la gente y le están bloqueando esa comunicación porque le tienen miedo a su liderazgo, a su potencial, a lo que es capaz de motivar en Venezuela.¿Él se ha arrepentido de haberse entregado a la justicia?No. No porque Leopoldo está luchando por un cambio en Venezuela y esto de algo tiene que servir.La semana pasada se conocieron nuevas órdenes de captura contra otros tres dirigentes opositores, pero están fugitivos. ¿Qué piensa usted de esa actitud?Eso es una decisión muy personal, particularmente a mi me gustan los políticos valientes que dan la cara, como Leopoldo, mi marido. Él siempre ha sido un hombre muy claro, constante es sus ideas y valores. Pero eso es un tema muy personal porque aquí en Venezuela no hay justicia, te meten preso y tu no sabes ni cuándo te hacen el juicio ni cuándo te van a sacar. Carlos Vecchio, el segundo directivo de Voluntad Popular, tuvo que salir del país porque tenía una orden de captura totalmente injusta. ¿Y qué hacemos con él preso igual que Leopoldo? Eso no tiene sentido. Él llegará como la voz de muchos venezolanos al rededor del mundo para expresar esta injusticia que estamos viviendo, porque hoy en Venezuela no hay Estado de Derecho.¿Ha tenido algún encuentro con Henrique Capriles?Sí. Estamos en contacto desde hace muchos meses. La oposición ha hecho un trabajo y un esfuerzo inmenso en buscar soluciones a esta crisis. De hecho se sentaron en ese diálogo con el Gobierno del cual Voluntad Popular no participó por razones obvias: Tenemos a dos dirigentes principales presos y una de las condiciones era ‘liberen a los presos políticos antes del diálogo’, pero no ocurrió y por eso no nos sentamos. Con todo y eso se valida la iniciativa porque la oposición trató de hacer un esfuerzo inmenso. En esa entrevista que le hicieron a Leopoldo y salió publicada la semana pasada, él criticó que la oposición se haya sentado a dialogar, ¿qué respuestas ha recibido?La oposición piensa igual que Leopoldo. Ellos se dieron cuenta de que ese diálogo era un show, que ahí no había nada qué hacer y tuvieron que pararse e irse. Además, eso no fue un diálogo, era un monólogo. Me imagino que están absolutamente frustrados, pero tenemos que seguir más unidos y buscar soluciones claras. ¿Es decir, que lo que dice el Gobierno y la gente en Venezuela de una supuesta división en el interior de la oposición, es falso?Totalmente falso. La oposición tiene un mismo objetivo: mejorar a Vene- zuela, hacer un cambio político profundo. El sistema político actual es un fracaso, desde que Hugo Chávez murió esa parte de Venezuela se quedó sin liderazgo; Nicolás Maduro no es un líder, es una persona que quedó ahí a dedo y eso se nota en su gobierno, en las calles, en el descontento.¿Qué diferencia hay entre la Venezuela de Chávez y la de Maduro?Parece mentira, esto en un año ha cambiado demasiado. La inflación es horrible, no alcanza el salario para hacer mercado, las colas son de nueve horas para comprar leche. Te marcan la piel porque solo puedes llevar un producto, es indignante. La delincuencia ha aumentado impresionante, no hay calle segura en Venezuela, hay oscuridad en las avenidas, a las nueve de la noche no hay carros. Si estábamos mal, ahora estamos peor. ¿Prefería una Venezuela con Chávez en el poder?No. Prefiero un cambio político profundo, que gobierne un progresista, una persona preparada que tenga muy clara su consiga sobre el respeto por los derechos para todas las personas.Usted se ha visto aguerrida en la plaza pública, con poder de convocatoria. ¿Se encamina como líder política?El político es Leopoldo, yo siempre voy a estar a su lado. Represento es a la mujer venezolana que está desesperada, que le han violado sus derechos, a la mamá que le han matado a sus hijos, a la mamá de los estudiantes que están presos, trato de elevar mi voz para representarlas a ellas. Y todo lo que hago es por la libertad de Leopoldo López y los estudiantes. No hay que hacer política para luchar por los derechos de mi país.Entonces, ¿no aspirará a una alcaldía en las próximas elecciones?No. Yo estoy concentrada en mis hijos, Manuela de 4 años, y Leopoldo Santiago de 1 y en mi esposo preso. Mi trabajo es luchar por su liberación.La OEA dijo que no tiene competencia para actuar en el caso de su esposo, ¿cómo ve el papel de los organismos internacionales?Todos se están dando cuenta de lo que está pasando acá. No me cabe duda de que en cualquier momento se van a expresar de manera contundente. Agradezco cualquier manifestación, actuación o comentario que puedan hacer porque sé que el mundo entero está preocupado por nosotros. ¿Pero no siente que se han quedado sin el respaldo de los países vecinos?Esos países tienen muy claro lo que está pasando aquí y sé que en cualquier momento se van a manifestar.Usted o su esposo han tenido algún tipo de relación con Miguel Henrique Otero, director de El Nacional?No. ¿Y porqué el Gobierno los vincula en un supuesto complot para asesinar al presidente Maduro?Eso es totalmente falso. Por la prensa vi que lo atacaron a él y a su hija. Leopoldo siempre ha buscado la salida constitucional del Gobierno actual, Constitucional porque tenemos vías democráticas para salir de un Gobierno. Nosotros no necesitamos montar una estructura para un ataque, un magnicidio.Después de que en el juicio de la semana pasada se confirmara la medida carcelaria para su esposo, ¿qué sigue en este proceso?Este es un juicio injusto, sin pruebas y sin testigos. Con unas condiciones injustas. En Venezuela no manda la justicia, ni un juez, ni un fiscal. En Venezuela manda Maduro y lo hace de una forma muy brusca y dictatorial. No sabemos lo qué nos espera.Su esposo fue el promotor de la marcha del 11 de febrero. Ese día hubo desmanes y hasta muertos. Uno de los delitos por los que se le acusa es instigación pública. ¿De eso también se declara inocente?Él siempre actuó dentro de la ley. Pedir la renuncia de un Presidente es algo que está contemplado en la Constitución. La violencia la generaron los colectivos, no nosotros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad