Latinoamérica y el mundo reciben con tristeza la renuncia del Papa Benedicto XVI

Latinoamérica y el mundo reciben con tristeza la renuncia del Papa Benedicto XVI

Febrero 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Latinoamérica y el mundo reciben con tristeza la renuncia del Papa Benedicto XVI

Papa Benedicto XVI fue elegido el 19 de abril de 2005, tras la muerte de su antecesor Juan Pablo II.

El papa Benedicto XVI anunció este lunes que abandonará el pontificado al asegurar que le hacen falta fuerzas para continuar al frente del mismo.

Con una gran tristeza, pero al mismo tiempo con profundo respeto, fue recibida este lunes la sorpresiva renuncia del papa Benedicto XVI, la cual fue anunciada por el Sumo Pontífice durante una reunión con cardenales para aprobar fechas de canonizaciones.Uno de los primeros en expresarse al respecto fue el cardenal Darío Castrillón, uno de los máximos representantes de la Iglesia Católica colombiana en el Vaticano, quien aseguró que el anuncio lo recibe con "una gran tristeza".Castrillón, quien asistió a la ceremonia donde el Papa anunció su retiro, dijo que "para nosotros fue un dolor muy grande recibir esta noticia por el aprecio tan grande que le tenemos al Santo Padre"."Durante su pontificado nos regaló su inteligencia y nos dejó un magisterio lleno de claridad, precisión, luz y alegría", manifestó el Cardenal.Asimismo, el cardenal colombiano aclaró que la renuncia del Sumo Pontífice no la tiene que aceptar o rechazar nadie, "simplemente es una decisión suya que queda en manos de Jesucristo".Durante un consistorio en el Vaticano, Benedicto XVI, de 85 años, anunció este lunes en latín que el cargo de pontífice quedará "vacante" a partir del próximo 28 de febrero, pues renuncia al mismo al sentir que le faltan las fuerzas para continuar su Pontificado y que lo hace por el bien de la Iglesia Católica.Es así como el Gobierno alemán, a través de su portavoz Steffen Seibert, afirmó que el papa Benedicto XVI dio un sello propio a sus ocho años de pontificado, que se deben agradecer y agregó que su decisión de abandonar el cargo es algo que sin duda conmueve a los católicos y los cristianos."Durante sus ocho años de pontificado, Benedicto XVI le dio a la iglesia un sello propio. Como cristiano y como católico su decisión me conmueve. Sin duda hay que agradecerle los años en los que fue guía de la iglesia", dijo Seibert.Tristeza en LatinoaméricaLos feligreses en Latinoamérica reaccionaron el lunes con asombro y tristeza ante la renuncia del papa Benedicto XVI, quien visitó la región dos veces. En Nicaragua, el monseñor Sócrates René Sándigo, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, dijo que es "una noticia que no nos sorprende, porque el mismo Papa ya había dicho en algún momento que podía renunciar al cargo en vida, él siente que éste es el momento y es admirable la manera en que lo hace, porque se requiere de mucha valentía para hacerlo" "Cuando tú hablas con el Espíritu Santo (sobre tu situación) y él te responde, solo queda anunciar la decisión y es acertado hacerlo cuando uno mismo siente que ya no puede más, es lo que ha hecho Benedicto XVI" , dijo Sándigo en declaraciones a la televisión local. Sobre un posible sucesor del Papa, el alto jerarca católico de Nicaragua prefirió no mencionar nombres, aunque dijo que en América Latina hay cardenales "con mucha capacidad" de asumir el trono de Pedro, pero que "es mejor esperar a que el cónclave sea iluminado para esa elección que dirá quién es el próximo guía de la Iglesia en la tierra" . En Honduras, el padre Juan Angel López, portavoz de la Iglesia Católica del país, dijo que "causa tristeza y conmoción, hagamos lo que él pide, oremos por él, no es una decisión fácil, por las consecuencias que se van a derivar, pero era consciente de que ya no podía desempeñar sus tareas" . En Ciudad de México, Uno de los creyentes, Marco Antonio ChisChistz, 60, corredor de bienes raíces, dijo: Estoy muy sorprendido. Lo tengo que digerir. Estoy como en shock. ¿Qué tan grave es su enfermedad como para que tenga que renunciar? " Agradecimiento y reconocimientoLa canciller alemana, Angela Merkel, agradeció al papa Benedicto XVI sus años de trabajo al frente de la Iglesia Católica y le deseó lo mejor tras su renuncia, una "decisión difícil" que dijo merece "el máximo respeto".La jefa del Gobierno alemán, que recordó el orgullo que sintió cuando Joseph Ratzinger fue elegido Papa hace ocho años, se mostró convencida de que el bávaro Benedicto XVI ha tomado su decisión teniendo en cuenta a la institución religiosa que preside y a sus feligreses.La canciller destacó de Benedicto XVI su profunda cultura, que empleaba para contextualizar los asuntos que abordaba, su "vivo interés por la integración europea" y por haber impulsado activamente el diálogo interconfesional con otras iglesias y religiones, como los ortodoxos y los judíos.Además, Merkel, quien es protestante, indicó que a su juicio el papa alemán es "uno de los más significativos pensadores religiosos de nuestra época".Entretanto, la Conferencia Episcopal Alemana calificó la renuncia como un "luminoso ejemplo de responsabilidad y de amor viviente por la Iglesia"."Cristo le confió, a través del Espíritu Santo, el cargo de San Pedro. En el momento en que empezaron a faltarle fuerzas para servir a la Iglesia, ha vuelto a poner el cargo en las manos de Dios" , señaló en un comunicado el presidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo de Friburgo Robert Zollitsch."Se trata de un gran gesto desde el punto de vista humano y religioso", agrega el comunicado.Zollitsch dice también que toda la carrera eclesiástica y académica de Benedicto XVI ha estado marcada por el esfuerzo de tender puentes entre la fe y la razón y entre las distintas confesiones cristianas. Conmoción y exaltación desde Italia y FranciaPor su parte, el primer ministro dimisionario italiano, Mario Monti, afirmó sentirse "muy turbado por esta noticia inesperada", al margen de un congreso en el que participaba este lunes en Milán (norte de Italia), donde además aseguró que nada le había hecho presagiar que se pudiera producir la renuncia del sucesor de Juan Pablo II.No obstante, el Jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, elogió la "extraordinaria valentía" y "generosidad" demostradas por Benedicto XVI, tras anunciar su renuncia.Napolitano, de 87 años, expresó su gran respeto por el "sentido de la responsabilidad" de Benedicto XVI y aseguró que su mandato en la Iglesia católica "requiere un esfuerzo extraordinario que recae sobre sus hombros".Napolitano explicó que durante la última conversación que ambos mantuvieron, el pasado 4 de febrero con motivo de las celebraciones por los Pactos Lateranenses, le dio la sensación de que Benedicto XVI era consciente de un "cansancio difícilmente sostenible"."Tenemos que tener en cuenta que la vida es cada vez mas larga y no siempre se llega en buenas condiciones de salud", afirmó el presidente de la República italiana. Benedicto XVI, quien fue elegido el 19 de abril de 2005 tras la muerte de Juan Pablo II, indicó asimismo a los cardenales la necesidad de celebrar un cónclave que designe a su sucesor. En ese sentido, el presidente de Francia, François Hollande, consideró respetable la decisión del papa Benedicto XVI de poner fin a su pontificado a finales de febrero."No me corresponde a mi hacer comentarios sobre esta decisión que pertenece a la Iglesia. No tengo que decir si está bien. Es una decisión que refleja una voluntad que tiene que ser respetada", afirmó Hollande a la prensa en Pierrefitte-sur-Seine, a las afueras de París.El Presidente de Francia, quien asistía en esa localidad a la inauguración de los Archivos Nacionales franceses, no quiso valorar la decisión del Sumo Pontífice.Respeto absoluto por su santidadDe la misma manera que Hollande se pronunció el presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España, Riay Tatary, quien respetó y valoró la dimisión de Benedicto XVI al papado por motivos de edad avanzada, ya que el cargo es "de mucha responsabilidad".En declaraciones a Efe, Tatary destacó la actitud de Benedicto XVI al frente de la Iglesia Católica al visitar varios países de mayoría musulmana, con lo que ha eliminado el perjuicio que causó al principio del pontificado en las relaciones con el islam.En 2006, pronunció un discurso en Ratisbona (Alemania), en el que rescató un texto medieval que se refería al islam y al profeta Mahoma, cuyo legado tachaba de malvado e inhumano.Sus palabras desataron airadas protestas en el mundo musulmán, a pesar de que el papa dijo que habían sido malinterpretadas. "Al principio hubo un choque pero luego, no verbalmente, sino con su actitud, Benedicto XVI lo ha borrado", dijo Tatary.La secretaria general del gubernamental Partido Popular español, María Dolores de Cospedal, expresó "todo el respeto del PP por su santidad y todo el respeto por la decisión que acaba de comunicar a los católicos de todo el mundo".Cospedal indicó que considerar la avanzada edad para seguir como Sumo Pontífice "lo dice todo acerca de la talla humana de su santidad"."Respeto absoluto a su figura, persona y todo lo que pueda afectar a los católicos de nuestro paÍs, que son muchos", añadió.Un profundo sentido del deberEl primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, aseguró que "se trata de una decisión que el Santo Padre ha tomado después de meditarla cuidadosamente y de mucha oración y reflexión".Kenny, quien en los últimos años ha protagonizado enfrentamientos con el Vaticano por los casos de pederastia en Irlanda, indicó que la renuncia del Papa, demuestra su profundo sentido del deber, así como una apreciación profunda de la gran presión que conlleva "el liderazgo espiritual en el mundo moderno".A pesar de que Kenny ha criticado duramente en el pasado a Benedicto XVI por la manera en que el Vaticano ha respondido al problema de los abusos sexuales cometido por sacerdotes en Irlanda, el primer ministro aseguró que el papa ha sido un "líder fuerte".Las relaciones entre el Gobierno irlandés y el Vaticano se habían deteriorado desde que Kenny lanzó en julio de 2011 en el Parlamento nacional (Dáil) un ataque sin precedentes contra las más altas instancias de la Iglesia Católica.Entonces, el 'Taoiseach' (primer ministro) aseguró que el Vaticano alentó a los obispos irlandeses a no denunciar los casos de curas pederastas, al tiempo que advirtió al Papa de que la religión no dirige Irlanda, donde impera la ley civil.Kenny respondía así a la publicación de un informe sobre abusos cometidos por sacerdotes católicos en la diócesis de Cloyne, en el condado sureño de Cork, en el que se acusaba a sus responsables de obstaculizar la investigaciones de las denuncias y de proteger a sus miembros.Meses después, el Ejecutivo irlandés anunció el cierre de la embajada en la Santa Sede por motivos económicos, decisión duramente criticada por la Iglesia católica de este país. Oraciones por la salud del Sumo PontíficeA través de un comunicado, el rabino jefe askenazí de Israel, Yona Metzger, deseó al Papa salud, prosperidad y una larga vida, al tiempo que aseguró que rezará por él, "para que le regrese la fuerza pronto".El rabino jefe afirmó que tiene gran gratitud hacia Benedicto XVI "por su gran actividad para promover la conexión interreligiosa, que ha contribuido mucho a reducir el antisemitismo alrededor del mundo"."Me encontré con él en Israel y en Roma y tuvimos oportunidad de cenar juntos y de firmar un tratado que prohíbe el proselitismo. Deseo y rezo que su legado sea apreciado y que el camino que él ha comenzado continúe porque ha sido durante su mandato cuando la relación entre el Rabinato Jefe de Israel y la Iglesia han estado en su mejor momento de la historia", destacó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad