Las Naciones Unidas buscarán regular el comercio de armas

Marzo 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE

Representantes de 193 países buscan acuerdo para controlar la compraventa de armamento.

Los países de la ONU inician este lunes otra ronda de conversaciones sobre un nuevo Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) que permita regular las transacciones comerciales mundiales de armamento.Los 193 miembros de la ONU debatirán durante dos semanas, junto con organizaciones no gubernamentales, medidas para controlar el comercio internacional de armas, negocio que movió casi US$10.000 millones entre el 2008 y 2011.“Confío en que los países miembros lograrán superar sus diferencias y reunir la voluntad política necesaria para alcanzar un acuerdo en este tratado de referencia”, dijo el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, haciendo referencia a la otra etapa de las conversaciones.En esta ocasión, se espera que Estados Unidos ofrezca un apoyo más decidido a la regulación del comercio de armas, especialmente tras las recientes masacres en el país, como la de la escuela de Connecticut, en diciembre pasado, cuando fueron asesinadas 26 personas, entre ellas 20 niños.“Estados Unidos es firme en su compromiso para alcanzar un fuerte y efectivo Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA) que ayude a encarar los efectos adversos del comercio internacional sobre la paz y la estabilidad mundial”, afirmó el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, en un comunicado.El TCA busca fortalecer las normas y exigencias que regulan las exportaciones e importaciones no solo de armas, sino también de la venta de partes y componentes de armamento, a propuesta de varias ONG. Michelle Ringuette, jefa de campaña de Amnistía Internacional, urgió a alcanzar un acuerdo al respecto lo antes posible.“Cualquier paso hacia la restricción de las ventas ilegales y la transferencia de armas usadas para cometer horribles crímenes es un buen paso adelante y el mundo podría dar muchos más para detener los abusos a los derechos humanos”, explicó Ringuette en una nota de prensa previa al encuentro.El borrador del tratado contempla aumentar las restricciones a la compraventa no solo de armas de fuego, ya que incluye también otros artefactos como tanques, artillería o misiles. Exige, además, a los países aumentar la vigilancia sobre el destino final de las armas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad