La tragedia no ha acabado para Haití

Julio 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia Efe l Elpais.com.co

Aún hay 1,5 millones de personas en albergues. Reconstrucción necesita más de siete años.

Seis meses después del devastador terremoto de 7,1 grados que arrasó Haití, todavía hay 1,5 millones de personas viviendo en campamentos improvisados y sólo 1,3 millones reciben ayuda alimentaria. Además, los organismos humanitarios señalaron que la reconstrucción no terminará antes de 7 años.Este panorama fue presentado por la Organización de Naciones Unidas, ONU, en Ginebra, Suiza, donde hizo un balance de las acciones ejecutadas y las que faltan por llevarse a cabo. Durante la conferencia de prensa la ONU reveló que millón y medio de sobrevivientes aún viven hacinados en campamentos improvisados tras el sismo y no tienen visos de poder obtener una residencia mínimamente adecuada.“Tenemos que ser conscientes de la magnitud de la tragedia, fue sin precedentes, y ser conscientes de la situación de Haití antes del terremoto, de la pobreza y el subdesarrollo del país”, señaló Elizabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, Ocha.Según Byrs, antes del terremoto, el 58% de la población vivía con menos de US$2 al día. Precisamente “la catástrofe sucedió en un lugar donde la situación era extremadamente complicada. Ahora debemos hacer las cosas bien, reconstruir de manera lógica, más segura y evitando sobre todo la aparición de barrios de chabolas, como había antes”, afirmó la vocera. Uno de los aspectos que complica el proceso de reconstrucción es la poca disponibilidad de tierras y el complicado sistema de la propiedad haitiano, añadió el portavoz de la Organización Mundial de las Migraciones (OIM), Jean Philippe Chauzy.Además, debido a que la mayoría de los edificios quedó en ruinas, casi que es imposible regresar a los lugares y residencias de origen.Se calcula que aún quedan 20 millones de metros cúbicos de escombros por limpiar.Como se recuerda, el terremoto causó la muerte de 222.570 personas y dejó heridas a 300.572; un 60% de la infraestructura del gobierno fue destruida y más de 188.383 casas quedaron inhabitables.El valor total de las pérdidas asciende a US$7.800 millones, lo que equivale al 120% del Producto Interior Bruto durante el 2009.El 80% de las escuelas, es decir 3.978, quedaron dañadas o destruidas; 8 hospitales fueron destruidos y 22 seriamente dañados, más de la mitad de los existentes en las tres regiones afectadas.Precisamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) especificó que a pesar de todos los retos aún existentes, se ha avanzado enormemente en el área sanitaria.“De hecho antes del terremoto sólo el 56% de la población tenía acceso a tratamiento sanitario, y ahora es el 90%”, especificó Paul Garwood, portavoz de la OMS.“Además, algo realmente destacable es el hecho de que se han podido evitar brotes de enfermedades transmisibles”, agregó Garwood.Otro de los aspectos positivos es que no se han detectado signos alarmantes de desnutrición entre la población infantil, aunque el Programa Alimentario Mundial sigue aportando raciones alimenticias diariamente a 1,3 millones de personas.Ante dicha situación, la Cruz Roja prevé que para lograr una reconstrucción “con una sociedad que funcione con las infraestructuras necesarias” se necesitarán entre 7 y 10 años. “Tenemos que ser realistas y pragmáticos, la reconstrucción llevará mucho tiempo y mucho esfuerzo”, concluyó Corinne Momal-Vanian, directora de comunicación de la ONU.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad