La relación de la riviera francesa con el radicalismo islamista

La relación de la riviera francesa con el radicalismo islamista

Julio 16, 2016 - 12:00 a.m. Por:
El País l AFP
La relación de la riviera francesa con el radicalismo islamista

2,5 millones de turistas franceses y extranjeros recibió Niza en 2015. Esta ciudad es considerada la segunda más visitada después de París, pero tras los atentados muchos viajeros han cancelado sus reservas.

El atentado cometido en la noche del jueves ha sido calificado de “terrorista” por las autoridades, aunque de momento no ha sido reivindicado.

La región de Niza es conocida desde hace años por ser un foco de radicalización islamista, en el que operó uno de los principales reclutadores franceses de yihadistas.

El atentado cometido en la noche del jueves ha sido calificado de “terrorista” por las autoridades, aunque de momento no ha sido reivindicado.

Lea también: Diez niños entre los 84 muertos por atentado en Niza

Y el riesgo es porque después de París, esta es la segunda ciudad de Francia más popular entre los turistas. En 2015, recibió 2,26 millones de visitantes, según Euromonitor. La fecha del atentado es muy emblemática:  14 de julio cuando  se celebra la toma de la Bastilla y es la fiesta nacional francesa. 

El modus operandi hace pensar en las consignas dadas por grupos yihadistas como Al Qaeda o Estado Islámico.

En el mundo del yihadismo francés, Niza es conocida como “la patria chica” de Ómar Omsen, alias de Oumar Diaby, considerado por los servicios antiterroristas como un importante reclutador de yihadistas deseosos de ir a Siria. ‘Omsen’ era cercano a Forsane Alizza, un grupúsculo islamista disuelto por el gobierno en 2012.

Lea también: Mi hijo no tenía "ningún vínculo con la religión": padre del autor de atentado

Autor de videos de propaganda, este exdelincuente francosenegalés, de 40 años, que se autoproclamó imán en Niza, viajó a Siria en 2013, afirmando luchar en las filas de Jabat al Nusra, la rama local de Al Qaeda.

El verano pasado hizo circular la noticia de su muerte en combate, pero a comienzos de junio reapareció en un programa del canal France 2, “Complément d'enquête” (Complemento de investigación). Se supo entonces que tenía un campamento en la región de Latakia (noroeste), donde comanda una unidad de 30 jóvenes franceses, en su mayoría originarios de Niza.

En marzo, el nombre de este reclutador  activo en internet reapareció al ser detenido en la capital del país, un hombre sospechoso de querer efectuar “actos violentos” en Francia.

Adoctrinamiento

Este individuo, Youssef E., había sido condenado en marzo de 2014, junto con otros dos hombres, por un viaje interrumpido a Siria.

El trío había entrado en contacto durante una reunión organizada en diciembre de 2011 en Niza por Oumar Diaby, para hablar de la “hégira” o emigración a las tierras del yihadismo. Uno de los condenados, Fares F., declaró a los investigadores que había sido “adoctrinado”.

Según fuentes policiales, antes de irse a Siria, Oumar Diaby trabajó en 2012 en un establecimiento de comida rápida halal en Niza, llamado “la Nosra”, investigado por los servicios de inteligencia.

Ante la partida de varios jóvenes hacia Siria, la ciudad de la Costa Azul ya se ha visto amenazada por el yihadismo en ocasiones anteriores.

El 3 de febrero de 2015, semanas después del traumatismo causado por los atentados contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher, Moussa Coulibaly agredió con un cuchillo a tres militares que montaban guardia frente a un centro judío de Niza.

Durante su detención, Coulibaly habló de su odio a Francia, la policía, los militares y los judíos, según dijo una fuente  cercana al caso.

“Sabemos que en Niza hay un foco de radicalización”, advierte el relator de la comisión de investigación parlamentaria sobre los atentados de 2015, el diputado socialista Sébastien Pietrasanta. 

Además —añade— tras el ataque de Moussa Coulibaly a comienzos de 2015 Niza fue “la única zona de Francia” aparte de París “donde se reevaluó el dispositivo de seguridad, para pasar al nivel ‘alerta atentado’”.

Golpe al turismo 

El atentado de Niza, ciudad de la Riviera Francesa conocida en todo el mundo,  asesta un nuevo golpe al turismo en el país, que ya se tambaleaba desde los ataques yihadistas de 2015.

La sucesión de atentados podría poner en riesgo una de las principales fuentes de ingresos en Francia,  dijo Georges Panayotis, presidente de la firma de consejo especializada en turismo MKG: ”Ya no estamos en el terrorismo clásico, en el que unos meses después de un atentado la actividad económica vuelve a la normalidad”.

La acumulación de ataques en el último año y medio,  que han dejado un gran número de muertos, “desalentará a los turistas durante un tiempo”, auguró Panayotis.

Incluso desde este viernes, “hemos tenido anulaciones masivas”, dijo Denis Cippoloni,  presidente de los hoteleros de Niza y miembro del Umih, el principal sindicato hotelero.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) expresó su solidaridad con la ciudad:  “Niza es y seguirá siendo uno de los destinos turísticos de Francia y del mundo. Frente a esas fuerzas oscuras, debemos estar más que nunca unidos para combatir esta amenaza global”.

Otros ataques

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad