La prensa de Latinoamérica está acosada por el autoritarismo

La prensa de Latinoamérica está acosada por el autoritarismo

Mayo 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencias y Redacción de El País
La prensa de Latinoamérica está acosada por el autoritarismo

Defensa. El libre ejercicio del periodismo en Venezuela es uno de los más amenazados dentro de los países de la región, según organizaciones internacionales.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Desde Chile, la SIP aborda riesgos en América Latina.

En el marco de las celebraciones del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se cumple hoy, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, advirtió que las acciones del crimen organizado y los gobiernos autoritarios constituyen las principales amenazas a la libertad de expresión en América Latina.Así lo dijo ayer desde Chile Gonzalo Marroquín, presidente de la SIP, quien aseguró que el crimen organizado es el responsable de más de una decena de asesinatos de periodistas en México y Honduras durante el año pasado, situación que poco tiempo atrás se daba en países como Colombia, Guatemala o Brasil.Por otro lado, el Presidente de la SIP alertó sobre las “actitudes de gobiernos autoritarios e intolerantes”, que promueven leyes que restringen la libertad de prensa.Marroquín se mostró especialmente preocupado por la situación en países como Venezuela, Bolivia, Nicaragua o Argentina, donde, a su juicio, los gobiernos tienen injerencia directa sobre los medios de comunicación.“Es una actitud de intolerancia y autoritarismo, no tiene que ver con ideologías”, puntualizó.Marroquín llamó a la sociedad civil latinoamericana a comprender que la libertad de prensa y expresión es un “derecho universal” por el que no sólo deben luchar los periodistas.El periodista guatemalteco participó en el panel sobre la libertad de prensa que se lleva a cabo en Chile, organizado por la SIP y la Asociación Nacional de la Prensa chilena, ANP. A su turno, María Elvira Domínguez, directora y gerente del diario El País, quien también participó en el encuentro, señaló que el ejercicio periodístico ha sido coartado tanto por los ataques de gobernantes de algunos países, “que ven en la libertad de prensa una amenaza para sus pretensiones absolutistas”, como por la presión de grupos armados ilegales y de la delincuencia común.Durante su ponencia ‘La libertad de expresión en el contexto latinoamericano’, Domínguez señaló que en países como México, Paraguay, Honduras, Brasil, Colombia, Bolivia y Perú, “los crímenes y amenazas por parte de organizaciones ilegales obligan a comunicadores a someterse a la autocensura como un mecanismo de defensa”. La Directora y Gerente de El País recordó la necesidad de que los Estados emprendan medidas concretas para luchar contra la impunidad de los crímenes que se cometen contra los periodistas. “Ningún crimen contra periodistas puede quedar impune, para que quienes ejercen esa noble profesión puedan desempeñarla sin la menor intimidación y con totales garantías. Ese debe ser el propósito y la lucha de quienes estamos convencidos de que la libertad de expresión es el cimiento sobre el que se construye cualquier democracia”, agregó durante su intervención en Chile.Por su parte, el ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti aseguró que, pese a que todos los países de la región, “menos Cuba”, tienen gobiernos elegidos de manera democrática, en naciones como Venezuela o Argentina se vulnera la libertad de prensa y el acceso a la información.Álvaro Caviedes, presidente de la ANP, coincidió con Sanguinetti en que los periodistas “tenemos responsabilidades y debemos cumplir con altos estándares de ética”.Agregó que la tradición en Chile sobre autorregulación de los medios ha sido una práctica adecuada y efectiva para defender la libertad de prensa.Las amenazas en la regiónAmérica Latina va camino de ser la región del mundo más peligrosa para los periodistas, con dos países -México y Honduras- que contabilizan casi una cuarta parte de los reporteros muertos en 2010 en el ejercicio de su profesión, según denunció ayer el Instituto Internacional de la Prensa (IPI) .La región, con 31 muertes, representó un tercio de los 92 periodistas que perdieron la vida el año pasado en el mundo debido a su profesión y sólo se vio superada por Asia, que registró 35 fallecidos, señaló el IPI en su Informe Anual Mundial sobre Libertad de Prensa, centrado este año en América Latina.México, con 12 periodistas asesinados, es el segundo país más peligroso para los informadores, por detrás de Pakistán, con 15 reporteros muertos a causa de su trabajo. Le sigue Honduras, con 10 asesinatos.En Colombia dos periodistas fueron asesinados a tiros y un tercero murió apuñalado, mientras que en Brasil otros dos reporteros perdieron la vida también por disparos.“La corrupción, incluso dentro del poder judicial, y los lazos con la administración militar de grupos de matones, continuó afectando al periodismo en Colombia”, advirtió el IPI.Las cifras en 2010 son mejores que las de 2009, que marcó 110 informadores fallecidos. Condena de la CidhLa Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) condenó ayer el asesinato del reportero gráfico salvadoreño Alfredo Hurtado e instó a las autoridades de El Salvador a que se “abra una investigación exhaustiva”.La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Cidh indicó en un comunicado de prensa que el crimen pudo se motivado por el trabajo periodístico de la víctima.”El combate de la impunidad es un paso esencial para desincentivar la violencia y su impacto en derechos como la vida y la libertad de expresión”, dice.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad