La ONU intentará acercar más al Gobierno sirio y la oposición en diálogo de paz

La ONU intentará acercar más al Gobierno sirio y la oposición en diálogo de paz

Mayo 11, 2017 - 08:21 a.m. Por:
Agencia EFE
Calles de Siria

En algunas calles de Al Nuaymah, el 80 % de los edificios han sido destruidos. Las familias sirias se han trasladado hacia las ruinas, amontonándose en cualquiera de los espacios que aún quedan en pie.

Foto: EFE

El mediador de la ONU en las negociaciones de paz para Siria, Staffan de Mistura, aseguró este jueves que intentará que en la nueva ronda de conversaciones, la próxima semana en Ginebra, el Gobierno y la oposición sirios se acerquen más unos a otros, sin entrar en deliberaciones directas.

"Esta vez intentaré aplicar un enfoque pragmático..., reuniones más íntimas, salas más pequeñas en las que podamos mirarnos a los ojos", explicó el representante de Naciones Unidas a la prensa.

Sin embargo, precisó que continuarán siendo reuniones de "aproximación" y no negociaciones directas, porque las condiciones para esto todavía no están dadas.

Esta nueva ronda de negociaciones sólo durará cuatro días, del 15 al 19 de mayo, para intentar aprovechar circunstancias políticas y militares, y anticiparse al inicio del Ramadán.

Comentó que reuniones en estos días al más alto nivel de Estados Unidos con Rusia y Turquía, en las que el conflicto sirio constituye un tema central, así como la próxima reunión del G7, a finales de mayo en Italia, pueden tener un "potencial" efecto positivo en la búsqueda de la paz para el país árabe.

El mediador también desea aprovechar la oportunidad que ofrece el acuerdo alcanzado la semana pasada en Astaná (Kazajistán) para la creación de áreas de distensión, coincidentes con los lugares donde el alto el fuego -en vigor desde diciembre- ha sido violado de forma continúa en los últimos meses.

"Todos sabemos que ningún alto el fuego o distensión funcionará a menos que haya un horizonte político", comentó De Mistura.

"El Ramadán no es una razón para detener las conversaciones, pero ciertamente tiene un impacto", agregó en referencia al mes de ayuno musulmán que empieza el 26 de mayo.

Sobre el acuerdo de Astaná y su impacto en las negociaciones entre el Gobierno sirio y la oposición, el mediador defendió su importancia, pese a que todavía no está claro cómo será aplicado, quién asumirá la responsabilidad de supervisar su cumplimiento y qué rol tendrá la ONU, en el caso de que se le atribuya alguno.

"Hubo firmas puestas (por primera vez) en un papel por parte de los tres garantes (Rusia, Turquía e Irán), y esto simboliza más que una simple declaración", opinó.

Reconoció que la oposición ha mostrado una fuerte desconfianza ante ese acuerdo, pero aseguró que no es cierto que todas los grupos armados sirios que fueron invitados a Astaná lo hayan rechazado en bloque.

"Algunos miembros de la oposición abandonaron la sala (en el momento de la firma), pero la mayoría, y yo estaba allí, permanecieron en sus asientos y participaron en la ceremonia". 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad