La ONU denuncia superpoblación en las cárceles latinoamericanas

Febrero 17, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
La ONU denuncia superpoblación en las cárceles latinoamericanas

Internos aguardan en el patio de la cárcel de Comayagua, Honduras, luego de que comenzó un incendio en el que murieron 355 presos. La ONU denuncía la superpoblación en las cárceles de Latinoamérica.

Indica que las prisiones tienen un 30% más de prisioneros de los que deberían y en el peor de los casos llega hasta un 100%. Para la oficina de la Alta Comisionada, los altos índices de violencia se deben a que por la cantidad de presos y el poco espacio se generan riñas internas que pueden causar grandes desastres.

La Oficina la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunció este viernes un "alarmante patrón de violencia en las prisiones de Latinoamérica", debido al "endémico problema" de superpoblación de las cárceles en la región."El mayor problema de la prisiones en Latinoamérica es la superpoblación. De media, las prisiones albergan un 30 por ciento más de prisioneros de lo que deberían, pero en muchos casos se llega hasta el 100 por ciento, lo que facilita las tragedias", puntualizó en rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.La Oficina considera que el fuego que arrasó la cárcel de Comayagua en Honduras esta semana no es más que otro triste ejemplo de otras tragedias que han ocurrido en la región en la última década."La Oficina está preocupada porque los problemas que afectan a las prisiones no se limitan a Honduras. Hace pocas semanas, hubo una ola de violencia en las prisión de Latinoamérica, y se perdieron vidas en Uruguay, Argentina, Venezuela y Chile", cita el comunicado distribuido por el organismo."El año pasado cinco jóvenes prisioneros perdieron su vida y muchos otros quedaron heridos durante un incendio en un centro de detención juvenil en Panamá", agrega la nota.Para la oficina de la Alta Comisionada, estos eventos demuestran un "patrón de violencia en la región, que es una consecuencia directa y se agrava por una larga lista de problemas endémicos que incluyen cárceles saturadas de forma crónica, y la falta de acceso básico a condiciones higiénicas mínimas", agrega.Colville señaló que esta situación se exacerba por la lentitud de la Justicia y por el "abuso" del uso de la prisión preventiva."La saturación provoca que no haya comida suficiente para todos, que no haya espacio, que no haya agua para beber y para lavarse, y todo eso provoca violencia y ésta lleva a tragedias como la ocurrida esta semana", agregó el portavoz.La nota cita casos de abusos y no respeto de los estándares internacionales en Argentina, Brasil, Chile, El Salvador, Panamá, Uruguay y Venezuela.En relación a la tragedia de Comayagua, la Oficina pide una investigación independiente que determine las causas del incendio, y solicita a las autoridades que tomen las medidas necesarias para evitar que suceda una nueva tragedia."El incendio de esta semana es el tercer fuego de estas características que causó decenas de muertos en una prisión hondureña en una década", recordó el organismo.Colville recordó que la cárcel estaba diseñada para albergar 250 prisioneros y en realidad contaba con 800.Para la Oficina, esta situación es producto de "deficiencias estructurales conocidas por las autoridades, y que no han sido corregidas a tiempo".Con respecto a las cárceles de mujeres, Colville dijo no tener datos concretos, pero adelantó que asume que afrontan los mismos problemas que las prisiones de hombres.No obstante, la nota cita el caso de una interna de una cárcel en Brasil que dio a luz esposada, "lo que contraviene los estándares de la ley humanitaria internacional".El comunicado lamenta que "ningún país en Sudamérica" ha establecido un Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura.Ante esta situación, la Oficina de Derechos Humanos de la ONU solicitó a todos los países latinoamericanos que establezcan mecanismos imparciales que puedan visitar las cárceles e implementar los estándares internacionales de trato a los prisioneros.No obstante la ONU pide mejorías en prisiones latinoamericanasEn especial pidió a Honduras y los gobiernos alrededor de América Latina que frenen "un alarmante patrón de violencia en las prisiones de la región".El portavoz del alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU dijo este viernes que es necesaria una investigación independiente respecto al incendio del miércoles en la cárcel de Comayagua en Honduras que dejó 355 personas muertas.Rupert Colville dijo que Honduras debe prevenir algo recurrente ya que es el tercer incendio fatal en una prisión hondureña en una década.Asimismo, agregó que la crónica sobrepoblación carcelaria, la falta de condiciones sanitarias, pobre cobertura de salud y otros problemas "no se limitan a Honduras", pero también contribuyeron con "una ola de violencia en prisiones en toda América Latina" en semanas recientes dejando muertos en Uruguay, Argentina, Venezuela y Chile.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad