La ONU advierte de que no habrá inmunidad para ningún bando en Siria

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
La ONU advierte de que no habrá inmunidad para ningún bando en Siria

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reclamó ante el Consejo de Derechos Humanos, CDH que los autores de "crímenes de guerra, contra la humanidad y otras gravísimas violaciones en Siria sean llevados ante la Justicia".

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, reclamó ante el Consejo de Derechos Humanos que los autores de "crímenes de guerra, contra la humanidad y otras gravísimas violaciones en Siria sean llevados ante la Justicia".

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y la alta comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, advirtieron este lunes de que no habrá inmunidad para ninguno de los dos bandos del conflicto sirio y que todos tendrán que responder por sus crímenes.Tras 18 meses de enfrentamientos entre las tropas del presidente Bachar Al Asad y las fuerzas rebeldes, el conflicto sirio sigue centrando la atención de la diplomacia internacional.Así, al inaugurar un periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas en Ginebra, el secretario general de la ONU reclamó que los autores de "crímenes de guerra, contra la humanidad y otras gravísimas violaciones en Siria sean llevados ante la Justicia".Ban manifestó que está muy preocupado "por los bombardeos aéreos contra civiles por parte de las fuerzas gubernamentales (sirias), por el aumento de las tensiones sectarias y el deterioro de la situación humana".Lamentó "lo que parece la elección de ambas partes de perseguir una solución a través de la fuerza en lugar del diálogo", así como la incapacidad de la comunidad internacional para mostrar una posición unida frente a la guerra civil en Siria y elogió al CDH por haber actuado de manera coherente en este asunto.Por su parte y tras meses de advertir al régimen de Bachar Al Asad que más pronto o más tarde tendrá que responder por los crímenes que ordene o permita, Pillay se dirigió hoy de manera directa también a los grupos armados de la oposición para asegurarles que tampoco no gozarán de impunidad."Las fuerzas opositoras no deben tener la ilusión de que serán inmunes a un procesamiento (judicial)", dijo Pillay en un evento en el marco de la inauguración del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.Llevar a los responsables de crímenes contra los derechos humanos ante la Justicia "es un principio no negociable" y que no se puede sacrificar por beneficios políticos de corto plazo, dijo la alta comisionada.En el mismo evento en el que participó Pillay ofrecieron sus testimonios el abogado sirio, Muhanad al-Hassani, y el periodista sirio Amer Matar, quienes fueron detenidos por las fuerzas del régimen por su activismo en favor de los derechos humanos y la libertad de prensa, respectivamente.Al-Hassani, quien fundó la Organización Siria por los Derechos Humanos y pasó cerca de dos años en prisión por su labor en esta entidad, sostuvo que la iniciativa internacional de promover un diálogo político entre gobierno y oposición sólo ha servido para que el primero gane tiempo y siga castigando a la población.Según el activista, los cuatro meses y medio que duró la mediación del exsecretario general de la ONU Kofi Annan representó un periodo en el que la situación de los civiles se agravó.Sostuvo que durante en el primer año del conflicto se contabilizaron cerca de 10.500 muertos por la violencia armada, lo que implicaba una media diaria de 30 víctimas; pero que al final del mandato de Annan como enviado especial para Siria -el pasado agosto- el número de víctimas se había duplicado y alcanzado un saldo diario de 92 muertos.Sin embargo, Al-Hassani sostuvo que en el último mes la situación ha empeorado todavía más y las víctimas mortales totalizan ahora las 25.743, lo que significa una media de 224 muertos por día.El abogado sirio hizo coincidir este reciente agravamiento de la violencia con los 25 días transcurridos desde que el diplomático argelino, Lakhdar Brahimi, aceptó reemplazar a Kofi Annan en el papel de mediador.De otra parte, Al-Hassani desmintió que en Siria esté teniendo lugar una guerra confesional y aseguró que lo que ocurre en su país "es una revolución popular contra un régimen opresor" y no un enfrentamiento de un grupo religioso contra otro.Por su parte, el periodista sirio Amer Matar, quien desde el pasado marzo vive exiliado en Jordania después de haber estado dos veces en prisión durante 2011 por un total de cuatro meses, sostuvo que desde que empezó el conflicto han muerto 64 periodistas en su país."Estuve en una prisión donde los detenidos eran torturados y los periodistas estaban detenidos allí a causa de sus coberturas informativas", explicó.El mencionado periodista, fundador la ONG Alshara que trabaja con una veintena de periodistas sirios que están dentro de su país, relató que durante sus detenciones le dijeron que debía parar con sus reportajes y le ofrecieron trabajó en un medio de comunicación oficial.Tras ser liberado tuvo que huir a Jordania por la clara amenaza que sufría contra su vida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad