La nave espacial Orión ya está en tierra firme

Diciembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
La nave espacial Orión ya está en tierra firme

La nave Orión tras caer al agua, esperando al USS Anchorage en el océano Pacífico.

La Armada de Estados Unidos regresó a la Nasa la nave, que había aterrizado sobre el Océano Pacífico.

La nave espacial Orión de la NASA volvió a tierra en el sur de California tras un vuelo de prueba que terminó con un chapuzón en el océano Pacífico. Un buque de la Armada, el USS Anchorage, entregó la cápsula en la base naval de San Diego y descargó el cono, de 3 metros de alto, en torno a las 10:00 p.m. del lunes, hora local.Orión hizo el viernes un vuelo no tripulado que le llevó a 5.800 kilómetros sobre la Tierra, para probar los sistemas de la nave antes de llevar astronautas a misiones al espacio profundo. Durante su reentrada en la atmósfera, la nave soportó velocidades de 32.000 kilómetros por hora y temperaturas de casi 2.200 grados centígrados.Después cayó con un paracaídas sobre el océano, a unas 600 millas al suroeste de San Diego, donde el barco la recogió. El director de recuperación de la NASA, Jeremy Graeber, describió la misión como un "gran éxito" y dijo que la recuperación en el océano había sido "impecable"."Fue algo digno de ver, porque era un desafío llegar a ese punto, y ver al mecanismo funcionar exactamente como lo organizamos no tuvo precio , dijo. La NASA y la empresa contratista Lockeed Martin Corp. colaboraron en la recuperación de Orión. Algún día, la nave podría llevar astronautas a Marte, pero su próximo viaje la llevará de vuelta a Cabo Cañaveral, en Florida, a tiempo para las Navidades. El próximo vuelo de Orión, también no tripulado, será dentro de cuatro años, y el primero con tripulación al menos en siete años, dados los actuales recortes de presupuesto. Pero el equipo de Orión, repartido por todo Estados Unidos y el océano, espera que el triunfal chapuzón del viernes les dé impulso. Durante el vuelo de prueba, los 11 paracaídas se desplegaron y las computadoras a bordo soportaron la intensa radiación de los cinturones de Van Allen que rodean la Tierra. Todo funcionó como debería cuando Orión viajó por el espacio. Su punto de caída estaba apenas a una milla de lo previsto, ante la Baja Península mexicana. Ahora se recogerán datos de los 1.200 sensores del interior y el exterior del módulo de tripulación, para hacer una idea completa de su rendimiento.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad