La mayor base aérea de Trípoli se uniría a manifestaciones contra Gadafi

Febrero 25, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP y EFE

Por su parte, las fuerzas progubernamentales atacaron dos ciudades cercanas a la capital en enfrentamientos que dejaron al menos 17 muertos. También ha ganado fuerza la voluntad internacional para tomar medidas contra el régimen de Gadafi por el derrame de sangre.

La base aérea de Muitiqa, la mayor de Trípoli, se ha unido a la revuelta contra el régimen de Muamar el Gadafi, informó el viernes la cadena qatarí de televisión Al Yazira.La información fue dada a conocer en un subtítulo urgente de la cadena, que no proporcionó más detalles.Simultáneamente, Nidar Kauan, un periodista libio en Trípoli contactado telefónicamente por Al Yazira, afirmó que se están extendiendo los enfrentamientos en distintos sectores de la capital libia.Al menos dos personas han muerto en estos choques, que se han registrado en los barrios de Fashlum, Zauia y Dohmani, Bin al Shur y Al Siahia.A la salida de una mezquita situada en la plaza de Argelia, en el centro de Trípoli, los fieles que habían participado en las oraciones del mediodía comenzaron una protesta que fue sofocada a tiros por las fuerzas de seguridad, añadió la cadena qatarí.Al Yazira también informó de "intensos tiroteos" en el barrio de Yumhuría y en un sector de la capital donde se instala los viernes un mercado popular.Según el periodista Nidar Kauan, las fuerzas de Gadafi sólo controlan el barrio de Bab al Azizía. Fuerzas opositoras a Gadafi planean nueva ofensiva en LibiaLos libios se preparaban para realizar protestas multitudinarias el viernes, al tiempo que el movimiento rebelde convocó a una nueva ofensiva para derrocar a Moamar Gadafi luego de un día de intensos combates en que los rebeldes lograron nuevas conquistas y se acercaron a Trípoli, bastión del mandatario. Por su parte, las fuerzas progubernamentales atacaron dos ciudades cercanas a la capital en enfrentamientos que dejaron al menos 17 muertos. También ha ganado fuerza la voluntad internacional para tomar medidas contra el régimen de Gadafi por el derrame de sangre. La comisaria de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, dijo el viernes que el bloque necesita sopesar sanciones como restricciones para viajar y el congelamiento de bienes contra Libia para detener la violencia en la nación norafricana y avanzar hacia la democracia. El organismo rector de la OTAN también planeaba reunirse el viernes en una sesión de emergencia para evaluar la situación, aunque el secretario general Anders Fogh Rasmussen dijo que la alianza no tiene intención de intervenir en Libia. En tanto, la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Navi Pillay, dijo que hay reportes de masacres en Libia que deben hacer que la comunidad internacional "intervenga vigorosamente" para detener la represión contra manifestantes antigubernamentales. La mayor parte del oriente libio ya se ha emancipado, al tiempo que diplomáticos, ministros e incluso un primo con un alto cargo han abandonado a Gadafi, quien ha gobernado a Libia por 42 años. Se cree que aún tiene un firme control de la capital y de algunos pueblos que la rodean. La violenta represión de Gadafi le ha permitido mantener el control de Trípoli, hogar de cerca de un tercio de los seis millones de habitantes de Libia. Pero en ciudades orientales, las fuerzas rebeldes han tomado los edificios gubernamentales y las bases del ejército, y en muchos casos las unidades del ejército se les han unido. Zawiya, 50 kilómetros (30 millas) al oeste de la capital, es la población más cercana a Trípoli que ha caído en manos de los opositores, y también fue el lugar donde ocurrió el peor derrame de sangre el jueves. Una unidad del ejército leal a Gadafi disparó con armas automáticas y artillería antiaérea contra una mezquita llena de pobladores, de acuerdo con testigos. Un médico de una clínica improvisada en el lugar dijo que vio 10 cadáveres y unos 150 heridos. En Misrata, la tercera ciudad más grande de Libia y donde hubo enfrentamientos que dejaron siete muertos, un testigo dijo que muchos jóvenes viajaron a Trípoli para participar en las protestas, pero que otros se quedaron para proteger la ciudad debido a que hay rumores de que el régimen planea atacar de nuevo. En tanto, el hijo de Moamar Gadafi afirmó el jueves que su familia tiene previsto "vivir y morir en Libia" . Seif al-Islam Gadafi dijo a un periodista de CNN en Turquía que "el plan A es vivir y morir en Libia, el plan B es vivir y morir en Libia, el plan C es vivir y morir en Libia" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad