“La libertad de prensa en Ecuador se ha degradado”

“La libertad de prensa en Ecuador se ha degradado”

Enero 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“La libertad de prensa en Ecuador se ha degradado”

La Asociación Mundial de Medios cuestionó las actuaciones del gobierno de Rafael Correa contra los medios de comunicación de Ecuador.

Asociación Mundial de Diarios dijo que el gobierno de Rafael Correa ha criminalizado las voces críticas, “a través de juicios desmesurados”.

La Asociación Mundial de Diarios y Editores de Noticias (WAN-Ifra) denunció ayer la “rápida degradación de la situación de la libertad de la prensa” en Ecuador, donde detectó un “creciente clima de polarización y hostilidad entre profesionales de medios y el Gobierno”.Esas son las conclusiones del informe elaborado por la organización durante el 2011, cuando una misión de la misma viajó a Ecuador para entrevistarse con autoridades, periodistas, editores de periódicos, representantes diplomáticos y de la sociedad civil y académica.La base del problema está, según la WAN, en la creencia del gobierno de Rafael Correa de que es necesaria una “urgente pluralización de los medios de comunicación” en el país andino, una idea que la Asociación no comparte.El Ejecutivo “afirma que los medios privados no constituyen una fuente fiable de información ya que son herramientas al servicio de una oligarquía que actúa únicamente en función de sus intereses propios”, señala el informe.Para la WAN, esta visión “está destinada a construir un enemigo político y controlar el debate público”.El gremio mundial consideró que el “Gobierno de Ecuador pretende llevar a cabo una sofisticada estrategia de marginación de toda la voz independiente del poder oficial”.Frente a esa situación, la WAN recomienda a las autoridades de Quito que eliminen la figura del desacato aplicado a la crítica de los medios del ordenamiento jurídico ecuatoriano. Además, piden que no se recurra a la vía penal en las acciones contra los periodistas y que los funcionarios públicos toleren la crítica.Tanto el desacato, como las sanciones penales o multas desproporcionadas tiene un “efecto amedrantador” en la sociedad y “revelan el carácter antidemocrático de un régimen”, indica.La WAN pidió al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, que retire las demandas por difamación interpuestas a periodistas críticos con su gestión, en particular, a los autores de ‘El Gran Hermano’. Correa también demandó por injuria a periodistas y directivos del periódico El Universo, de Guayaquil, que fueron condenados por la justicia de ese país con cárcel y al pago de una millonaria multa y llevó a salir del país a Emilio Palacio, editorialista del diario. A Palacio, quien a través de su defensa, presentó, en octubre pasado, un recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia, CNE, le fue confirmada, en diciembre la sentencia de tres años de cárcel y el pago solidario de 40 millones de dólares.La Asociación considera que el Ejecutivo, en su intento de ‘pluralizar’ los medios, ha constituido una “poderosa plataforma de publicidad de su acción”, por lo que piden “instituciones de administración de los medios públicos autónomos del Gobierno”.La WAN recomienda, asimismo, “promover un periodismo más profesional, plural e independiente” , mediante el diálogo con los sectores implicados.“El uso de cadenas sabatinas para difundir un discurso combativo de estigmatización e intimidación de la comunidad periodística y a los empresarios de medios de comunicación no hace más que fomentar división y animosidad en la sociedad ecuatoriana”, señala.La Asociación pidió también promover la creación de mecanismos eficaces y autónomos de regulación de medios para evitar abusos en la prensa.“La sistemática criminalización de voces críticas a través de juicios desmesurados y contrarios a los estándares interamericanos e internacionales amedrenta y promueve la autocensura, no garantiza un periodismo responsable y profesional”, indicó.Críticas a elección de juecesEl Consejo de la Judicatura de Transición de Ecuador, encargado de elegir los 21 jueces que conformarán la Corte Nacional de Justicia, defendió ayer el proceso de selección de los magistrados, tras la crítica de medios de comunicación y de la oposición.Fernando Yávar, miembro del Consejo, recalcó que “no cualquier persona por más que tenga adecuados méritos y haga una adecuada oposición puede llegar a ser un juez de la Corte Nacional”, de ahí el valor de la entrevista personal realizada a los candidatos.El asambleísta del partido opositor Izquierda Democrática, Andrés Páez, denunció las irregularidades que existieron en el proceso, especialmente en la calificación de la entrevista, tras decir que en “este concurso hubo cualquier cosa menos transparencia” y que “el Gobierno le ha metido la mano a la justicia”.Entre los jueces más valorados se encuentran Carmen Rocío Salgado, madre del ministro de Interior, José Serrano, y Wilson Andino, hermano del asambleísta del grupo oficialista Alianza País, Mauro Andino.Yávar argumentó que en las entrevistas los candidatos explicaron por qué a su juicio debían formar parte de la Corte Nacional, así como su experiencia y su concepción de la justicia, mientras que afirmó que el proceso ha sido transparente y ha seguido el código orgánico vigente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad