La Iglesia se endurece contra los abusadores

Julio 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AP

El vocero del Vaticano defendió este sábado el conjunto de nuevas normas sobre los abusos sexuales por parte de sacerdotes, señalando que se trata de una respuesta importante y duradera a las denuncias.

El vocero del Vaticano defendió este sábado el conjunto de nuevas normas sobre los abusos sexuales por parte de sacerdotes, señalando que se trata de una respuesta importante y duradera a las denuncias.Las normas emitidas por la Santa Sede días atrás sancionan a los sacerdotes que abusan de niños y discapacitados mentales, y extienden al doble el período de prescripción de esos delitos. Pero las víctimas de abusos sostuvieron que había escasos cambios de fondo.En respuesta al escándalo de abusos clericales en todo el mundo, el Vaticano emitió el viernes un nuevo conjunto de normas para sancionar a los sacerdotes que violen y/o molesten sexualmente a menores de edad y discapacitados mentales, pero evitó exigir a los obispos denunciar los abusos a la Policía y se quedó corto con respecto a la política de cero tolerancia que han reclamando víctimas en varios países.Entre las nuevas normas se incluye la ampliación del plazo legal de prescripción de delitos de pedofilia (contabilizado a partir del cumpleaños 18 de la víctima) de 10 a 20 años, considerando que muchas víctimas de abusos suelen no denunciar sino hasta que son ya adultos.Los abusos de enfermos mentales por parte de sacerdotes se equiparan al abuso de niños. La congregación religiosa considerará además “delito grave contra la moral” la posesión y difusión de pornografía infantil. El documento fue firmado por el prefecto de la Congregación de la Fe, cardenal William Levada, en un momento en que la Iglesia afronta diversas denuncias por abusos en Estados Unidos y Alemania, país de origen del papa Benedicto XVI.Otra novedad de la nueva normativa es que el Papa podrá intervenir directamente ante “casos muy graves” y decidir si el acusado es expulsado del clero. El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, valoró que las nuevas medidas acelerarán los procedimientos eclesiásticos para hacer frente “con mayor eficacia a las situaciones más urgentes y serias”.En ese sentido, monseñor Charles Scicluna, dirigente de doctrina del Vaticano que ayudó a revisar las normas, dijo que “esto demuestra que somos muy, muy serios con nuestro compromiso para fomentar un ambiente seguro y ofrecer una respuesta adecuada a los abusos. “Si hacen falta más cambios, se harán”, agregó.Las víctimas, sin embargo, criticaron los cambios, los primeros en nueve años. La Red de Supervivientes de Víctimas de Abusos por Sacerdotes, Snap, (por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, indicó que las nuevas directrices “tendrán un impacto insignificante en la actual crisis”, citó el diario El Universal, de México.La organización acusa a la cúpula eclesiástica de obstaculizar las investigaciones y de permitir que siguieran en servicio y sin supervisión curas a los que se les conocían abusos. “Lo que se necesita es cambiar esos comportamientos, no normas internas en la Iglesia”, señaló Snap.Los cambios son una actualización del documento Motu Propio (del latín “por su propia voluntad”) publicado por el papa Juan Pablo II en 2001 para hacer frente a varios delitos graves contra la ley de la Iglesia Católica.También recibió fuertes críticas la decisión del Vaticano de codificar el “intento de ordenar a una mujer” sacerdote como uno de los delitos más graves contra el derecho canónico.Lombardi detalló que el Vaticano realiza un análisis para la homologación en la Iglesia Católica de una serie de medidas concretas para prevenir más casos de pederastia clerical.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad