La huella de los sobornos de Odebrecht en Latinoamérica

Enero 15, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias
La huella de los sobornos de Odebrecht en Latinoamérica

El grupo empresarial brasileño enfrenta una cascada de investigaciones en más de una decena de países por los millonarios sobornos que pagó a funcionarios estatales y terceras personas.

La empresa constructora brasileña, que adelantaba en el país y en por lo menos otras once naciones, gigantes obras de infraestructura, habría pagado más de US$700 millones en sobornos para lograr los contratos. Esta es la historia.

El escándalo que ha suscitado el descubrimiento de los millonarios sobornos que pagó la firma Odebrecht en varios países del mundo, entre ellos Colombia, para conseguir jugosos contratos de obras de infraestructura, supera la imaginación. Lea también: Escándalo Odebrecht, se abren investigaciones en varios países de Latinoamérica

 Odebrecht es una organización de origen brasileño, considerada una de las constructoras más grandes de Latinoamérica. Sus tentáculos de corrupción para que le fueran adjudicados grandes proyectos se extendieron  a once países, nueve de ellos en América Latina y dos en África.

  Los sobornos a altos funcionarios de gobiernos superan los US$800 millones, de los cuales US$11 millones se pagaron en Colombia, según las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Directivos de la compañía ya se declararon culpables de los sobornos y aceptaron pagar US$2600 millones a autoridades de Estados Unidos, Brasil y Suiza. 

Ese monto corresponde solamente a un acuerdo de la constructora en el caso de corrupción de la compañía de control estatal Petrobras. “Sus directivos actuaron en coordinación con políticos y ejecutivos empresariales para obtener contratos”, dice la investigación.

Las autoridades de países como México, Argentina, Perú y Colombia también adelantan sendas investigaciones para castigar a los culpables. En Venezuela los sobornos suman US$98 millones, en Panamá US$59 millones y en Argentina US$38 millones, entre otras naciones (ver mapa).

Entre los años 2009 y 2014 Odebrecht admitió haber pagado en el país  más de US$11 millones, unos $31.000 millones a precios de hoy, para conseguir contratos de obras públicas, pero la organización logró beneficios que superan los US$50 millones. Lea también: Legalizan captura del exviceministro Gabriel García por caso Odebrecht

Lo que pocos sabes es que la firma brasileña está  en Colombia desde hace casi 20 años, según informó en su momento el representante de Odebrecht en el país,  Luiz Antonio Bueno.

 En varias zonas del país, incluyendo el Valle del Cauca, ejecutó importantes obras, como la Termoeléctrica de Emcali. 

En otras regiones construyó  la estación de bombeo de petróleo de British Petroleum, el puerto carbonífero de Drummond, rehabilitó 223 kilómetros de línea férrea entre La Loma y Santa Marta, la hidroeléctrica Miel I, el gasoducto de Transmetano y  plantas de tratamiento de aguas residuales en el centro del país.

 La lista de obras no se detiene allí. En el 2009, el Gobierno colombiano le adjudicó el tramo dos de la llamada Ruta  del Sol, vía que comunica el centro con  el norte  del país (en total son 520 kilómetros).

  Dicha obra la adjudicó en 2009 el desaparecido Inco, que estaba bajo la administración de Gabriel García Morales, viceministro de transporte del extinto Andrés Uriel Gallego. 

García Morales fue detenido el jueves pasado por haber participado como artífice del polémico contrato.

  Las investigaciones señalan que el exfuncionario habría recibido presuntamente US$6,5 millones, unos $13.000 millones de la época.  

A través de un comunicado, el Gobierno Nacional dijo que en el tramo dos   sólo un proponente fue habilitado durante el proceso contractual. Este contrato fue adicionado por la ANI para incluir la ruta Ocaña-Gamarra en marzo de 2014.

El actual fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dijo el viernes en la noche que en ese contrato “pueden haber más servidores públicos y terceros involucrados”.

A Odebrecht se le otorgaron igualmente dos contratos más: la carretera Puerto Boyacá-Chiquinquirá. que fue adjudicada en abril de 2012 por el Invías. Hubo 16 proponentes y la obra fue terminada a satisfacción.

De igual manera, se otorgó  un contrato para la navegabilidad del rio Magdalena. Fue adjudicado en agosto de 2014 por Cormagdalena, pero aún las obras están en entredicho.

[[nid:609560;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2017/01/odebrechtgrafico.jpg;full;{}]]

En Argentina

Entre 2007 y 2014, Odebrecht pagó unos US$38 millones  a intermediarios que pasarían esos valores a funcionarios gubernamentales.

Los pagos estaban relacionados con por lo menos tres proyectos de infraestructura, con los cuales la empresa obtuvo beneficios por unos US$278 millones.

En República Dominicana

Entre 2001 y 2014 se pagaron  US$ 92 millones en sobornos a funcionarios oficiales e intermediarios, para obtención de contratos de obras públicas.

Ecuador

Entre 2007 y 2016 Odebrecht pagó unos US$33,5 millones  a funcionarios oficiales. 

Guatemala

Entre 2013 y 2015 Odebrecht giró aproximadamente US$18 millones en sobornos.

México

Entre 2010 y 2014 la empresa sobornó con US$10,5 millones a funcionarios  mexicanos, incluyendo por lo menos un “alto funcionario de una empresa estatal”, según lo establecido por las autoridades de EE.UU.

Panamá

Entre 2010 y 2014 Odebrecht destinó US$59 millones  en sobornos a funcionarios oficiales e intermediarios.

Perú y Venezuela

Entre 2005 y 2014 la empresa entregó US$29 millones  a funcionarios peruanos. En Venezuela, entre 2006 y 2015 Odebrecht giró US$ 98 millones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad