La difícil lucha de los indígenas ambientalistas en Perú contra la deforestación

Diciembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
La difícil lucha de los indígenas ambientalistas en Perú contra la deforestación

Miles de personas en Perú se manifestaron contra la minería ilegal, operaciones de tala y perforaciones petroleras. Exigieron que pare de inmediato la explotación de recursos en sus tierras ancestrales.

Un estudio del Instituto de Recursos Mundiales afirma que las comunidades indígenas son quienes mejor protegen los bosques y son las que mejor amortiguan la deforestación. Así luchan contra los taladores.

Un centenar de taladores armados de escopetas desalojaron de sus bosques al jefe asháninca Mauro Pío y a 80 nativos. Los maniataron, transportaron media hora en camionetas y los arrojaron en el cruce de dos vías. Cinco años después, en 2013, dos taladores lo mataron a tiros, según la policía, porque Pío denunció con intensidad la usurpación de sus tierras y gestionaba el título de propiedad comunal ante funcionarios de Perú, que hoy es anfitrión de la cumbre climática de Naciones Unidas. Jamás lo ayudaron. Su caso es idéntico a otros crímenes contra indígenas opuestos a la tala, que en Perú ha destruido 70.000 kilómetros cuadrados de bosques, área mayor a los territorios de Dominicana y El Salvador en conjunto. El caso más reciente es el asesinato en septiembre de otros cuatro nativos que también exigían títulos comunitarios hace una década. Ambientalistas afirman que Perú no protege sus bosques tropicales, considerados elementos clave para mitigar los efectos del cambio climático, y que además desampara a sus mejores aliados: los indígenas que viven en la Amazonía, que representa la mitad del país. "Toditos nos cerraron las puertas", dijo Víctor Pío, de 36 años, hijo del difunto líder, y actual jefe de la comunidad Nuevo Amanecer Hawái, quien desde niño acompañaba a su padre a las innumerables gestiones realizadas ante burócratas. Un estudio del Instituto de Recursos Mundiales afirma que las comunidades indígenas son quienes mejor protegen los bosques y son las que mejor amortiguan la deforestación, que según científicos contribuye entre 12% y 15% al calentamiento global. El presidente Ollanta Humala piensa diferente y no está de acuerdo con etiquetar a los nativos "como los mejores guardianes de los bosques". "Para eso el estado debe contratar guardias forestales ... creo que esas comunidades necesitan desarrollo" , dijo a corresponsales, en noviembre. Algunas comunidades amazónicas están convencidas de que el gobierno de Perú las ha abandonado. "Queríamos tener un parque turístico de orquídeas", dijo Pío. Sin apoyo estatal, la comunidad ha perdido 22.000 hectáreas, se cortaron 500.000 árboles y ahora se siembra café. "Si se quiere detener la deforestación los estados deben reconocer los títulos de propiedad de comunidades indígenas" , dijo Andy White, de la Iniciativa para los Derechos y Recursos, organización que estudia reformas forestales en el mundo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad