"La Asamblea rechaza cualquier intento de golpe": diputado opositor venezolano

"La Asamblea rechaza cualquier intento de golpe": diputado opositor venezolano

Mayo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | El País

José Guerra, líder económico del Parlamento venezolano.

José Guerra, líder económico del Parlamento venezolano, acepta que, si el Gobierno niega el revocatorio en contra de Maduro, “nadie sabe cómo va a reaccionar la gente”.

El Socialismo del Siglo XXI hizo que José Guerra tuviera que combinar lo que mejor sabe hacer con la política. 

Tras una larga y destacada carrera en el Banco Central de Venezuela, se vio obligado a  robarle tiempo a sus clases de economía para ocupar un lugar importante en la opositora Asamblea Nacional, que hoy lucha porque el gobierno del presidente Nicolás Maduro no arrastre el país hacia el punto de no retorno que significan los golpes de Estado.

Pero el también  economista aprovecha su vocería para denunciar los atropellos que en esa materia comete un gobierno que no les da de comer a todos sus ciudadanos. 

Claramente lo suyo no es la política, sino la economía. ¿Cómo terminó en el Parlamento?

Eso es cierto. Lo hice porque hay una crisis económica muy fuerte que se está tomando el país y consideré que una voz con cierto conocimiento en el tema económico desde el Congreso Nacional podía ayudar a la resolución de esta crisis.

¿Pero no se siente impotente al ver que la Asamblea no ha podido hacer mucho, debido a los obstáculos  que le ha puesto  el  Gobierno?

Es cierto que la Asamblea ha sido bloqueada por el Gobierno, que lo que quiere es disolverla porque  es un poder independiente, que le hace contrapeso. Las leyes sí las hemos impulsado, pero el Tribunal Supremo de Justicia las ha declarado inconstitucionales y evidentemente el propio Tribunal está violando la Constitución. El TSJ es un brazo político del partido del Gobierno, no tiene nada de independiente, pero vamos a seguir con estas leyes, porque creemos firmemente que este año hay un cambio político en Venezuela y que esas leyes van a estar vigentes el próximo año.

Justamente el proceso revocatorio contra el Presidente ha sido la gestión más exitosa de la oposición, pero también está frenada por el Gobierno,  ¿qué cree que va a pasar con la revisión de las firmas?

Nosotros estamos esperamos que se haga en los tiempos que prevé la ley. El Gobierno ha venido aplicando normas sobrevenidas,  normas que han ido inventando día a día con el objeto de obstaculizar la realización del referendo. Nosotros estamos esperando los tiempos y es la manera de evitarle a Venezuela un problema más serio desde la movilización en las calles,  porque el referendo es una aspiración del pueblo y si no se hace se está jugando con candela porque puede haber cualquier tipo de reacción, la gente se va a querer movilizar.

¿Cuando habla de jugar con candela se refiere a los rumores de golpe de Estado que se escuchan dentro y fuera de Venezuela?

Hay una situación de mucha tensión social y política. Ya se están registrando  saqueos en varias ciudades de Venezuela y las Fuerzas Armadas están realizando algunos ejercicios militares, pero nosotros pensamos que aquí no va a haber ningún golpe. Nosotros rechazaríamos totalmente cualquier intento de golpe. Nuestra política es muy clara: pedimos revocatorio ya, en los tiempos previstos, y estaríamos opuestos a cualquier intento de orden militar.

Pero el Presidente no está en la misma actitud conciliadora. Hace unas semanas dijo que la Asamblea tenía fecha de vencimiento...

Es una bravuconada de Maduro. Él no tiene capacidad política para hacer nada en Venezuela y mientras tanto está refugiado en el Tribunal Supremo de Justicia, pero no creo que tenga la fuerza política para disolver la Asamblea,  lo que está haciendo es tratando de anularla usando el Tribunal, pero la Asamblea está actuando, está más viva que nunca y está bien vista por la opinión pública, por lo que  no creo que eso pase de ser meras palabras.

¿Entonces el Parlamento va a aceptar el llamado al diálogo hecho por los expresidentes que visitaron su país hace unos días?

La Mesa de Unidad Democrática ya sentó su posición acerca de las condiciones para el diálogo. Obviamente siempre pensamos que el diálogo es necesario, pero tiene que haber un argumento confiable, porque el diálogo para qué. O sea, aquí hay una fuerte solicitud de referendo que hicieron dos millones de venezolanos que creen que somos referentes y creo que cualquier diálogo pasa por respetar lo que está en la ley, que es la rectora de la Constitución y esta establece que están dadas todas las condiciones para hacer el referendo revocatorio. Sobre esa base nosotros podemos entablar cualquier diálogo con el Gobierno,  pero ellos tienen que acatar la Constitución.

El problema es que la gente puede reaccionar airadamente y terminar todo en un saldo trágico como ocurrió en febrero del 2014...

Ese es el gran peligro que hay, que al cerrarse la vía democrática el descontento puede correr por cualquier lado y no ser canalizado apropiadamente y se podrían dar situaciones que se salgan de la dirigencia política y eso es totalmente inconveniente. Nosotros queremos que ese descontento se canalice por vías pacíficas, electorales y constitucionales.

¿Y qué va a hacer la oposición para garantizar eso?

La posición de la Asamblea es clara, nosotros estamos en la ruta democrática. No queremos que haya saqueo, no queremos que haya desorden público y por eso hemos tomado un poquito de distancia. Esa no es la consigna nuestra, no estamos incentivando ni incentivaremos otra salida.

Pero siendo pesimistas, en el 2014 el presidente Maduro invitó a un diálogo que no concretó. ¿A qué argucias cree que recurrirá ahora para seguir obstaculizando el revocatorio?

A las argucias a las que puede recurrir es a asestar un golpe de Estado, derogar la Constitución de facto y declarar, basado en esa emergencia económica que no está aprobada por la Asamblea Nacional, que se suspende el proceso revocatorio, con lo cual lo que  pasa en realidad es que se suspende la Constitución, y si eso ocurre estamos pues ante un golpe de Estado, algo que reprueba el Presidente de la República.

O sea que sí temen que se desate una ola de violencia…

Bajo esas condiciones, cualquier cosa puede ocurrir. Obviamente nadie desea eso, pero es como abrir una caja de Pandora, nadie sabe cómo va a reaccionar la gente en Venezuela bajo las circunstancias de que nieguen los derechos. Cualquier situación no deseable puede suceder.

Cambiando de  tema, recientemente usted denunció que el Gobierno solo entrega comida a quienes gustan del Ejecutivo, ¿cómo es eso?

Pasa que en Venezuela hay una escasez de alimentos, sobre todo de alimentos  básicos: harina de maíz, arroz, granos, aceite, leche, y el Gobierno arma unas bolsas y censa a la gente y a quienes son del partido de Gobierno les entregan las bolsas y a los que no, no les entregan comida. Fuera de eso tienen que hacer una cola enorme, de cuatro o cinco horas para comprar un kilo de leche o un kilo de arroz o un litro de aceite, cuando se consigue, pero a los que son del partido de Gobierno, sí se las llevan a la puerta de la casa.

El Gobierno anunció el mes pasado un aumento en el salario mínimo, ¿si hay el soporte financiero para que haga ese  tipo de anuncios que parecería más una medida demagógica?

Sí, es una medida demagógica, pero que el Gobierno  la puede pagar imprimiendo dinero con el Banco Central, que puede imprimir todo el dinero que usted quiera, pero obviamente esto genera un proceso de inflación. Venezuela tiene una inflación de casi 400 % al año y evidentemente que esto crea un poder inflacionario. ¿Lo puede financiar? Sí, pero está creando inflación.

¿Qué va  a pasar con la emergencia económica decretada por el Presidente?

La Asamblea Nacional la rechazó. Ese decreto ya no está vigente.

¿O sea que ya no se podrán expropiar fábricas, como él lo anunció?

Ese decreto le otorgaba prácticamente un poder ilimitado al Gobierno y no tenía ninguna medida importante en materia económica. Por eso lo rechazamos, así que, basado en el decreto, no lo podrá hacer.

Firmas irregularesEl oficialismo  venezolano   dijo ayer que “calculamos que más del 40 % de las firmas generan eventos ajenos al reglamento electoral y, por lo tanto, son fraudulentas” , dijo Jorge Rodríguez, jefe de la comisión del gobierno que monitorear el proceso, tras indicar que el tiempo no da para hacerlo este año.Si el CNE no  anuncia el martes las fechas y sitios para ese procedimiento, “nos movilizaremos” a todas sus sedes, advirtió el líder opositor Henrique Capriles en Twitter.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad