Kenny expone a Hollande las preocupaciones de Irlanda ante el referéndum

Mayo 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Kenny expone a Hollande las preocupaciones de Irlanda ante el referéndum

El presidente electo de Francia, Franois Hollande.

Enda Kenny, el primer ministro irlandés, se comunicó vía telefónica con el presidente electo de Francia Franois Hollande, para hablar sobre la celebración del referéndum sobre el tratado de estabilidad de la Unión Europea del próximo 31 de mayo.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, mantuvo este miércoles una "buena conversación" telefónica con el presidente electo francés, Franois Hollande, a quien le expuso las "preocupaciones" de Irlanda ante la celebración, el 31 de mayo, de un referéndum sobre el tratado de estabilidad de la UE.En una intervención ante el Parlamento de Dublín (Dáil), Kenny explicó que, tras felicitarle por su victoria en los comicios presidenciales galos, ambos hablaron sobre la "reorientación" de la agenda de la Unión Europea (UE) para crear un "fuerte crecimiento económico"."El presidente electo Hollande es totalmente consciente y sensible respecto a las preocupaciones de Irlanda", dijo Kenny en referencia a la incertidumbre que ha generado en este país el hecho de que el nuevo dirigente francés haya indicado que quiere renegociar partes del tratado de la UE de disciplina fiscal.El "Taoiseach" (primer ministro) aseguró que está deseando reunirse en persona con Hollande el próximo 23 de mayo durante una cumbre informal de la UE, en la que se espera que los líderes comunitarios aborden sus propuestas de reforma.Hollande quiere plantear a la canciller alemana, Angela Merkel, una reforma del tratado europeo firmado a principios de marzo pasado que incluya medidas de reactivación económica, como contrapeso al rigor presupuestario.Por este motivo, los opositores del tratado en Irlanda consideran que el Gobierno debería retrasar la celebración de la citada consulta popular porque advierten de que su contenido podría variar considerablemente después de la cumbre comunitaria.Kenny replicó este miércoles que la fecha del 31 de mayo sigue en pie, al tiempo que pidió el "sí" al texto, al recordar que el referéndum es "más importante" que unas elecciones generales, pues su resultado marcará "durante mucho tiempo" el futuro del país.La ratificación del tratado, aseguró, mantendrá la confianza de los inversores en Irlanda, permitirá el acceso a los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (ESM) e incorporará a la legislación "reglas presupuestarias" necesarias para gestionar la economía doméstica.Aún en el caso de que la mayoría del electorado irlandés diga "no" al tratado, esa decisión no impedirá que entre en vigor, pues solo se precisa el apoyo de doce países de la UE.El Ejecutivo de Dublín, no obstante, ha advertido de que un "no" provocaría el "descarrilamiento" del actual programa de ayuda de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a este país, cuantificado en 85.000 millones de euros, y lo situarÍa en "territorio desconocido".Los detractores del texto comunitario, por su parte, han pedido a los irlandeses que lo rechacen porque, dicen, perpetuará las políticas de austeridad de los Gobiernos comunitarios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad