Julián Assange, una vida en constante exilio

Julián Assange, una vida en constante exilio

Agosto 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Felipe Lozano Puche, corresponsal de El País en el Reino Unido
Julián Assange,  una vida en constante exilio

Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Assange nunca se registró con su propio nombre en hoteles ni obtuvo una tarjeta de crédito, todo lo cancelaba en efectivo.

Nada en la vida de Julián Assange, el creador del portal WikiLeaks, quien ventiló más de 250.000 documentos con los secretos mejor guardados de la diplomacia de los Estados Unidos, se ha desarrollado en un marco de normalidad.Nació en 1971 en Townsville, en la costa australiana, aunque nunca ha registrado como tal un domicilio. Él mismo se considera un ‘nómada’ porque su familia producía teatro profesional y televisión, y como resultado creció en medio de constantes giras por todo el país.A los 8 años sus padres se divorciaron y su madre, una actriz de teatro, se involucró con un músico con el que tuvo otro hijo. Tras descubrir que su cónyuge pertenecía a una extraña secta, la madre de Julián permaneció huyendo durante cinco años con sus dos pequeños hijos. Es esa la razón por la cual estudió en 37 colegios.Durante esos años de fuga, su familia se mudó a una casa que quedaba frente a una tienda de artículos electrónicos. Cierto día Assange, un hombre de escasa estatura y contextura delgada, empezó a programar de la nada sobre la pantalla de un Commodore 64, una clásica computadora de los años 80. Su mamá decidió apoyar el talento de su hijo dándole como regalo un computador. A los 16 años, Julián ya era un famoso hacker, y operaba en la red con el apodo de ‘Mendax’, un integrante de la International Subversives de Australia, pero en 1999 su éxito como hacker acabó tras ser arrestado y su esposa lo abandonó llevándose consigo a su único hijo. Esto hizo que Assange se sumergiera en sus estudios universitarios de física y matemáticas, en seis universidades, donde conoció a expertos programadores que notaron su talento y lo entrenaron en la construcción y protección de bases de datos. En el 2006 dejó la universidad y decidió aplicar sus conocimientos fundando la página de internet WikiLeaks, donde se dedicó a investigar y a revelar secretos de guerras, de bancos y multinacionales, la misma página que puso en jaque el Pentágono y su propia vida.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad