Juez echaría atrás política contra los militares gay

Juez echaría atrás política contra los militares gay

Septiembre 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Efe l Elpais.com.co
Juez echaría atrás política contra los militares gay

La juez del distrito, Virginia Phillips, falló que la prohibición, conocida como ‘Don’t Ask, Don’t Tell’ (No preguntes, no digas) viola los derechos de los gays y lesbianas.

Una polémica se desató en Estados Unidos para detener una política de las fuerzas armadas que pretende que los militares que sean gays no revelen su orientación sexual. Ayer, una juez federal advirtió que emitirá una orden para detener esta medida. La juez del distrito, Virginia Phillips, falló que la prohibición, conocida como ‘Don’t Ask, Don’t Tell’ (No preguntes, no digas) viola los derechos de los gays y lesbianas pese a que están garantizados por la Primera Enmienda constitucional.El Pentágono se abstuvo de responder preguntas sobre el fallo y las refirió al Departamento de Justicia, donde el portavoz, Charles Miller, dijo que la decisión era revisada por abogados. En el fallo, Phillips dijo que la política no favorece la preparación del instituto armado y en cambio tiene un efecto directo y perjudicial sobre las fuerzas armadas, tanto en sus esfuerzos de reclutamiento en tiempos de guerra como al exigir el despido de miembros homosexuales sin importar su capacidad. La política, que data de 1993, permite que los hombres y mujeres homosexuales y bisexuales permanezcan en las fuerzas armadas mientras oculten su orientación sexual. La directriz de ‘No preguntes, no digas’ le prohibe a las fuerzas armadas indagarle a sus miembros cuál es su orientación sexual, pero les permite sacar de sus filas a quienes reconozcan abiertamente ser gays o que sean descubiertos en actos homosexuales, incluso en la privacidad de sus propios hogares fuera de las bases. Esa política ha sido considerada como injusta por activistas de los derechos de los homosexuales y algunas universidades han buscado evitar el ingreso de reclutadores militares a sus instalaciones como represalia. El secretario de Defensa, Robert Gates y el jefe del Estado Mayor Conjunto, el almirante Mike Mullen, quienes han expresado que apoyan la derogación del ‘No preguntes, no digas’ , dijeron que prefieren esperar a que los militares completen el análisis de la cuestión. Ese estudio, previsto para diciembre, incluye encuestas entre la tropa y sus familias para conocer sus opiniones y ayudar a definir cómo se realizaría un cambio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad