Judicializados gambianos en España por practicar la ablación a sus hijas

Mayo 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co \ EFE

Se trata de dos menores de seis y once a quienes presuntamente sus padres extirparon el clítoris.

La Fiscalía española pidió hoy catorce años de prisión para una pareja de inmigrantes gambianos por extirpar presuntamente el clítoris a sus dos hijas de seis y once años, una acusación que niegan los padres, quienes además alegan ignorar que la ablación femenina sea delito.En el juicio contra el matrimonio, Binta S. y Sekou T., que se celebró en la ciudad española de Barcelona, la Fiscalía les acusa de dos delitos de mutilación genital por haber perpetrado, directamente o por medio de otra persona, la ablación del clítoris a sus dos hijas.Este es uno de los primeros casos de mutilación genital femenina practicada en España que llega a juicio, ya que, según reconoció hoy un experto que declaró como testigo, no hay constancia de que ese tipo de intervenciones se lleven a cabo en el país, dado que lo habitual es que los padres aprovechen las vacaciones en sus países de origen para extirpar el clítoris a sus hijas.El fiscal deduce que las hijas de los acusados sufrieron la ablación en territorio español porque no consta que abandonaran el país entre el 5 de julio de 2010, cuando la última revisión ginecológica comprobó que las niñas tenÍan el clÍtoris intacto, y el 20 de enero de 2011, fecha en que los médicos detectaron la ablación en ambas menores.La mutilación de sus hijas fue descubierta gracias a los protocolos para la prevención de esa práctica, que incluyen revisiones ginecológicas periódicas de las niñas cuyos padres pertenecen a etnias africanas de riesgo.Sin embargo, los padres explicaron que, pese a la existencia de estos protocolos, ningún responsable del ámbito educativo, social o médico les informó nunca de que la ablación constituyese un delito en España."Yo soy hombre y no sé nada de esas cosas" , afirmó el padre de las menores, que se mostró contrario a la práctica de la mutilación femenina y dispuesto a facilitar la reconstrucción del clítoris a sus hijas.En la misma línea, se desvinculó de la mutilación de sus hijas la madre de las menores, una mujer analfabeta originaria de un pequeño poblado de Gambia que, asegura, ni siquiera sabe si tiene la ablación practicada.Los procesados afirman desconocer quién pudo haber extirpado el clítoris a sus dos hijas, pero apuntaron que entre los años 2007 y 2009 las menores estuvieron residiendo con unos familiares de Gambia.Ese argumento, sin embargo, se contradice con los informes médicos y periciales, que sitúan la intervención genital en el segundo semestre del año 2010.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad