Joven salvadoreña recibió el aval para interrumpir embarazo de alto riesgo

default: Joven salvadoreña recibió el aval para interrumpir embarazo de alto riesgo

El Ministerio de Salud Pública aprobó la cesárea para la joven cuyo feto es anencefálico, es decir, que no se han formado los huesos del cráneo y parte del cerebro, por lo que su vida fuera del utero es imposible.

Joven salvadoreña recibió el aval para interrumpir embarazo de alto riesgo

Mayo 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
AP / El País

El Ministerio de Salud Pública aprobó la cesárea para la joven cuyo feto es anencefálico, es decir, que no se han formado los huesos del cráneo y parte del cerebro, por lo que su vida fuera del utero es imposible.

Beatriz, la joven de 22 años que padece lupus y cuya batalla para que le practicaran un aborto provocó la atención mundial, está lista para que los médicos intervengan de inmediato y pongan fin al embarazo mediante una cesárea, según afirmó una de las psicólogas que la asisten. "Ahora ella (Beatriz) está muy tranquila y su humor ha cambiado mucho. Se siente feliz, era lo que estaba esperando, ahora ya tiene una meta, ya le dijeron (los médicos) que van a proceder", dijo la psicóloga María Rosa Cruz, una de las profesionales que asisten a la joven internada en el Hospital de Maternidad de la capital salvadoreña. El Ministerio de Salud Pública aprobó la cesárea para la joven que además padece insuficiencia renal, un día después que la Corte Suprema falló que no podía someterse a un aborto a pesar de que sus abogados indicaron que el embarazo ponía en peligro su vida. Las pruebas de ultrasonografía muestran que el feto es anencefálico, es decir, que no se han formado los huesos del cráneo y parte del cerebro, por lo que su vida fuera del útero sería imposible. Entretanto, Amnistía Internacional urgió este viernes al gobierno salvadoreño a intervenir de inmediato para no poner más en riesgo la vida de la joven, a la que se ha identificado públicamente como Beatriz. "Beatriz está cada vez más en riesgo de sufrir las consecuencias de salud a largo plazo como consecuencia de los retrasos, ya crueles e innecesarios. Todos los que tienen el poder de actuar ahora deben poner fin al juego de la ruleta rusa con la vida de esta joven", dijo Esther Major, de Amnistía Internacional. "El gobierno debe cumplir con la orden de la Corte Interamericana y garantizar que los médicos intervengan ante que Beatriz sufra un daño a largo plazo para su salud", agrega Amnistía Internacional. Entretanto, la ministra de Salud Pública, María Isabel Rodríguez dijo que el equipo médico del Hospital de Maternidad que atiende a la joven está listo para intervenirla, pero "lo hará de acuerdo con el monitoreo que le está haciendo en el momento en que estén dadas las condiciones del inició de la semana 27 (del embarazo) que será la semana entrante". "Creemos que los doctores tienen todo el derecho de actuar en el momento que consideren que la situación es apropiada", afirmó. Rodríguez también criticó la tardía decisión de la Sala de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador que ha puesto en riesgo la vida de Beatriz."La hicieron esperar siete semanas antes de que esta decisión fuera tomada, lo cual entiendo fue cruel y como una sentencia de muerte para ella. ¿Por qué tuvo que esperar tanto tiempo?", se preguntó. Rodríguez señaló que por estar por cumplir la semana 27 de embarazo, "ya no se puede hablar de aborto, será una cesárea la que se haga". Explicó que han dado al equipo médico de maternidad, "el carácter de equipo de emergencia y ellos van a estar atentos, este fin de semana, todos estos días (porque) ya tiene el problema de su cesárea anterior y que un parto corriente pone en peligro una ruptura de útero". Este es el segundo embarazo de Beatriz y según se informó, en la semana 27 entró en crisis. Cruz reveló que los médicos ya hablaron con Beatriz y han comenzado a realizarle todos los exámenes necesarios "para que esté lista" para la operación. Trascendió que la operación podría ser entre lunes y martes de la próxima semana, pero ni la ministra de Salud, ni en el hospital, lo confirmaron o negaron. "Ya está haciendo planes para regresar a su casa. Ella ha pasado por una situación bastante difícil, de mucho agotamiento, desconsuelo, frustración, enojo, una situación muy angustiante", agregó. La ministra de salud también critico las leyes del país que penalizan cualquier tipo de aborto. "El problema es que tenemos una regulación muy dura que niega todo tipo de abortos y aunque la vida de la paciente esté en peligro", manifestó.Los abogados de Beatriz presentaron el recurso de amparo a la Sala y se pidieron el aval para que se le interrumpiera el embarazo, debido a que la legislación salvadoreña penaliza todas las formas de aborto, incluso el terapéutic, por ello si algún médico le practicaba el aborto, los médicos serian capturados y juzgados en los tribunales de justicia y de encontrarlos culpables podría ser enviados a la cárcel de dos a ocho años. Pero también se han dado casos en que la Fiscalía General de la República acusa a las madres por homicidio, por lo que pueden ser condenadas hasta con 30 años de cárcel.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad