Joven brasileño confesó haber matado a su familia en España

Joven brasileño confesó haber matado a su familia en España

Octubre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co / AFP

El joven viajó este miércoles desde Brasil para entregarse voluntariamente, después de que la Guardia Civil afirmara tener pruebas de su implicación en el crimen.

El joven brasileño sospechoso de la atroz muerte de cuatro parientes en España fue imputado este viernes de dos delitos de homicidio y dos de asesinato, luego de confesar "parcialmente" los hechos, informó un tribunal regional.

François Patrick Nogueira Gouveia, detenido por presuntamente descuartizar en agosto a su tío y su tía y matar a los dos niños pequeños de estos, tendrá que permanecer en prisión sin fianza, determinó tras su declaración inicial un juez en el tribunal de Instrucción de Guadalajara, al este de Madrid.

Nogueira Gouveia, de 19 años, fue imputado de dos delitos de homicidio de su tío Marcos Campos y su tía Janaína Santos Américo y dos delitos de asesinato de sus dos primos, de uno y cuatro años, indicó el comunicado del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

"Ha reconocido parcialmente los hechos, admitiendo la autoría de las muertes aunque no la forma en la que las llevó a cabo", durante cinco horas de declaración, señaló el tribunal.

Las circunstancias del macabro crimen han concitado gran atención en España.

Los cuatro cuerpos fueron encontrados sin vida el 18 de septiembre en un chalé de Pioz, una pequeña localidad de menos de 4.000 habitantes ubicada a 60 km al este de Madrid, luego de que un vecino alertara del mal olor que emanaba de la vivienda.

Los restos estaban metidos en bolsas de plástico, y los dos adultos, de 30 años, habían sido descuartizados. Los investigadores creen que el crimen pudo haber sucedido un mes antes del hallazgo.

Nogueira Gouveia tenía previsto volver a Brasil el 16 de noviembre, pero al día siguiente del hallazgo, cambió su billete apresuradamente para regresar a Brasil el 20 de septiembre.

No obstante, el joven viajó el miércoles desde Brasil para entregarse voluntariamente, después de que la Guardia Civil española afirmara tener "pruebas indubitadas" de su implicación en el crimen.

Pruebas 'abrumadoras' 

Antes de su comparecencia ante el juez, Gouveia declaró por varias horas ante investigadores de la Guardia Civil, a quienes detalló todos los hechos con gran frialdad, según la prensa local.

El diario El Español, que tuvo acceso al sumario, afirmó también que Nogueira Gouveia mostró un comportamiento agresivo los cuatro meses que convivió con sus tíos y sus primos en la localidad de Torrejón de Ardoz, al este de Madrid.

El Español señala que "Patrick estaba enfadado con su tío porque rechazó que fuese con ellos a vivir a la urbanización de Pioz". Y ello "por oposición de Janaína, debido al acoso personal al que estaba siendo sometida por Patrick unido a los repetitivos episodios psicóticos que sufría éste".

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha señalado que las pruebas son "abrumadoras" contra el muchacho, originario de Paraíba noreste de Brasil.

Entre éstas, el ministro ha hablado de "datos de ADN que aparecieron en el domicilio de Pioz, desde una gota de sudor hasta huellas dactilares en la cinta que se utilizó para cerrar las bolsas que contenían los restos del matrimonio y de los hijos".

Además, la geolocalización del teléfono móvil del chico lo sitúa en la casa de Pioz el día que creen que se cometió el crimen, el 17 de agosto.

Con un perfil marcado por su "egoísmo", su "narcisismo" y su "falta de apego a la vida humana" según los investigadores, Gouveia tiene un pasado violento, ya que agredió a un profesor en su país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad