Jorge Videla, ex dictador argentino, condenado a cadena perpetua

Jorge Videla, ex dictador argentino, condenado a cadena perpetua

Diciembre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de 31 disidentes políticos. Esta es la primera condena que recibe por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de los indultos hace tres años.

El ex dictador argentino Jorge Videla fue condenado a prisión perpetua el miércoles por el asesinato de 31 disidentes políticos en la primera condena que recibe por crímenes de lesa humanidad tras la anulación de los indultos hace tres años. El tribunal Oral Federal 1 de la ciudad de Córdoba, a unos 700 kilómetros de Buenos Aires, aplicó ese castigo al ex jefe del Ejército, de 85 años, por considerarlo penalmente responsable de los delitos de imposición de tormentos, agravado por la condición de perseguidos políticos de las víctimas, homicidio calificado y tormentos seguidos de muerte, bajo la dictadura (1976-83) . Debe cumplir la condena en una cárcel común. Videla había sido juzgado y condenado por otras violaciones a los derechos humanos en el histórico juicio a las Juntas Militares en 1985, poco después del retorno a la democracia. Pero en 1990 salió en libertad por un indulto del entonces presidente Carlos Menem, beneficio que perdió en 2007 cuando la Corte Suprema lo declaró inconstitucional. Desde entonces fue imputado en diversas causas y el de Córdoba fue el primer juicio. Los disidentes asesinados, la mayoría de partidos de izquierda, habían sido detenidos antes del golpe militar de marzo de 1976 y se encontraban alojados en una cárcel común a disposición de un juez. Pese a estar bajo proceso fueron ejecutados entre abril y noviembre de ese año. Videla fue juzgado en su condición de presidente de la primera junta militar que se instauró tras el derrocamiento de la presidenta Estela Martínez de Perón. Considerado el ideólogo del sistema represivo que llevó a la muerte a miles de personas Videla deberá enfrentar en los próximos meses nuevos procesos en su contra. Bajo la dictadura hubo 13.000 muertos según cifras oficiales, mientras organismos de derechos humanos denuncian 30.000 víctimas. "Esto es lo único que nos queda en la vida. Nuestros hijos no aparecen, no sabemos nada de ellos. Por lo menos los asesinos fueron condenados por lo que son" , reflexionó en diálogo con AP Nair Amuedo, de las Madres de Plaza de Mayo, que junto a las Abuelas siguieron el final del juicio desde un auditorio de la secretaría de Derechos Humanos de la Nación. En el mismo proceso fue condenado a cadena perpetua el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, quien coordinaba el aparato represivo en Córdoba y otras provincias aledañas. El ex militar deberá someterse a estudios médicos antes de cumplir el castigo en una prisión común. En tanto que otra veintena de represores, entre militares retirados, ex policías y civiles, recibieron penas que van de los seis años a cadena perpetua. La única mujer en el banquillo, la ex policía Mirta Graciela Antón, fue sentenciada a siete años de prisión. Otros siete imputados fueron absueltos, lo cual decepcionó a los sobrevivientes y familiares de víctimas que estaban en la sala y respondieron al grito de "­Asesinos!" . Durante las audiencias judiciales, Videla desconoció la autoridad de los jueces, reivindicó la represión y acusó al gobierno de la presidenta Cristina Fernández de mostrar un afán revanchista contra los jerarcas de la dictadura. "No fue una guerra sucia, sino una guerra justa en la que salvamos al país de los jóvenes idealistas que quisieron imponer una cultura ajena a nuestro tradicional estilo de vida occidental y cristiano" , afirmó el ex comandante de las Fuerzas Armadas en la víspera. Menéndez también arremetió antes de la sentencia contra la presidenta y su marido y antecesor Néstor Kirchner (2003-2007) , quienes favorecieron la reanudación de los juicios contra cientos de represores que se habían beneficiado entre 1986 y 1990 de leyes de amnistía e indultos. "Venimos soportando siete años de autoritarismo, indignidad y oprobio" , dijo en su alegato. La lectura de la sentencia fue seguida atentamente por cientos de personas apostadas en las afueras de los tribunales de Córdoba, portando fotos de las víctimas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad