Japón elevó a nivel 5 la gravedad del accidente de Fukushima

Japón elevó a nivel 5 la gravedad del accidente de Fukushima

Marzo 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Japón elevó a nivel 5 la gravedad del accidente de Fukushima

Una familia japonesa lleva las únicas pertenencias que han conseguido encontrar entre los restos de lo que fuera su vivienda en la localidad de Minamisanriku, en la prefectura de Miyagi (Japón). Una semana después del terremoto que causó esta destrucción, la crisis nuclear llega a nivel 5 en Fukushima.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón elevó la gravedad del accidente del nivel 4 al 5 en la Escala Internacional Nuclear y de Sucesos Radiológicos, Ines, de entre 0 y 7, mientras que la policía aumentó a 17.230 el número de víctimas.

Japón elevó la gravedad del accidente de Fukushima al nivel 5, mientras que camiones cisterna del Ejército reanudaron este viernes el lanzamiento de agua en el edificio que alberga el reactor número 3, cuando se cumple una semana del terremoto y tsunami que causó la crisis nuclear.La Agencia de Seguridad Nuclear de Japón elevó la gravedad del accidente del nivel 4 al 5 en la Escala Internacional Nuclear y de Sucesos Radiológicos, Ines, de entre 0 y 7, mientras que la policía aumentó a 17.230 el número de víctimas -6.911 muertos y 10.319 desaparecidos- en la mayor tragedia registrada en Japón en los últimos 140 años.Los expertos tratan de enfriar este viernes el reactor número 3, en el que el jueves vertieron 64 toneladas de agua desde camiones cisterna y helicópteros militares, mientras que intentan reactivar la energía eléctrica con cables externos para ayudar al sistema de refrigeración.Unos siete camiones del equipo de los 30 del cuerpo de bomberos de Tokio se acercan por turnos al reactor en intervalos de cinco a diez minutos y lo rocían con agua durante varios segundos, antes de alejarse de nuevo para dar paso a la siguiente ronda.Se prevé que en esta operación se lancen sobre el reactor 50 toneladas de agua, según la televisión pública NHK, que mostró cómo de la unidad 3 salían columnas de vapor o humo blanco.El reactor número 3 tiene problemas con la piscina de almacenamiento de combustible, ante el descenso del agua que lo cubre para impedir su sobrecalentamiento.Aunque las operaciones de este jueves lograron introducir líquido en la piscina, los responsables de la central consideran que el nivel todavía es demasiado bajo y existe la posibilidad de que suba la temperatura.Las últimas mediciones de radiactividad tomadas a un kilómetro al oeste del reactor número 2 apuntan a que los niveles se han reducido desde primera hora de este viernes, según la agencia local Kyodo.El director del Organismo Internacional de Energía Atómica, Oiea, el japonés Yukiya Amano, llegó a Tokio para seguir de cerca la crisis y recabar información de primera mano.Mientras, parlamentarios, gobiernos locales y miembros de los equipos de rescate recordaron este viernes con un minuto de silencio a las 14.46 hora local el momento exacto en el que el temblor de 9 grados en la escala de Richter sacudió el noreste del país.En la provincia de Miyagi, cuya capital es Sendai, los funcionarios del gobierno local también mantuvieron un minuto de silencio en la mañana de hoy en recuerdo de las víctimas, muchas de las cuales se registraron en esta zona, una de las más devastadas. Y lo mismo hicieron los senadores en la Cámara Alta de Japón, que celebraron su primera sesión después del sismo.Las autoridades niponas aumentaron hoy a 6.539 la cifra de muertos del terremoto del pasado 11 de marzo, que supera ya en número de víctimas al sismo de Kobe de 1995.El temblor de la ciudad de Kobe, centro de Japón, de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter, provocó el 17 de enero de 1995 la muerte de unas 6.400 personas.Hasta ahora, el terremoto de Kobe era el de mayor gravedad en fechas recientes en Japón, un país asentado en pleno Anillo de Fuego del Pacífico y que registra numerosos temblores, si bien la mayoría no tienen consecuencias graves por las estrictas normas de construcción en vigor.Con anterioridad, el 1 de septiembre de 1923, el conocido como sismo de Kanto que ocurrió en la región de Tokio, cuando la mayoría de las casas eran de madera, causó 140.000 muertos.Miles de personas siguen todavía sin ser localizadas en localidades costeras de las provincias de Miyagi, Iwate y Fukushima, que el tsunami prácticamente borró del mapa.El aumento al nivel 5 otorgado por las autoridades niponas a la situación de dicha central se refiere a los accidentes nucleares "con consecuencias de mayor alcance", mientras el grado 4, en el que lo mantenían hasta ahora, definía a los accidentes "con consecuencias de alcance local".La radiactividad en torno a la central nuclear, operativa desde 1971, llevó al gobierno nipón a evacuar casi 230.000 personas en un radio de 20 kilómetros y recomendar a aquellas que se encuentran entre 20 y 30 kilómetros de la planta que permanezcan en sus casas con puertas y ventanas cerradas.En medio de tanta destrucción, el primer ministro de Japón, Naoto Kan, se mostró convencido de que el país será "capaz de emerger de la crisis"."Reconstruiremos Japón de nuevo", aseguró Kan, que reconoció que la crisis nuclear de la planta de Fukushima es "grave", pero incidió en que "no hay espacio para el pesimismo". Radiación de Japón llega a EE.UU.Un diplomático con acceso al rastreo que hace Naciones Unidas a la radiación de Japón dijo este viernes que ésta llegó al sur de California, pero que sus primeras lecturas son "aproximadamente mil millones de veces menores a los niveles que podrían causar daños a la salud".El diplomático citó lecturas realizadas por el centro de medición en California del Organismo Internacional de Energía Atómica con sede en Viena. Pidió mantenerse en el anonimato debido a que la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares no divulga ese tipo de información.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad