Izquierda no reconoce fallo sobre elecciones en México y convocó manifestaciones

Agosto 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición de izquierda Movimiento Progresista en las pasadas elecciones, dijo que no reconocerá el fallo Tribunal Electoral en México, que declaró legitima la elección de Enrique Peña Nieto como presidente.

El líder de la izquierda mexicana,Andrés Manuel López Obrador, anunció este viernes que no acepta el resultado del Tribunal Electoral que declaró válidas las elecciones presidenciales del 1 de julio y llamó a la desobediencia civil "por la vía pacífica".En un mensaje a los medios, el candidato presidencial de la coalición de izquierda Movimiento Progresista en los comicios del 1 de julio aseguró que no reconocerá "el poder ilegítimo surgido de la compra del voto y otras violaciones graves a la Constitución"."Las elecciones no fueron limpias, ni libres, ni auténticas", afirmó López Obrador, quien convocó a una manifestación para el próximo 9 de septiembre en el Zócalo de la capital mexicana para definir los pasos a seguir en su defensa de los "derechos individuales y sociales de los ciudadanos".Dijo que aceptar el fallo que ayer emitió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al desestimar su demanda de invalidar los comicios, "implicaría traicionar a millones de mexicanas que luchan contra la simulación, la farsa, y (están) a favor de un cambio verdadero".Aunque "debemos respetar a las instituciones", dijo, en buena medida el problema de México radica en que "están secuestradas por la delincuencia de cuello blanco"."Un Estado que no procura la justicia ni la democracia no es más que un instrumento de poder al servicio de un grupo de intereses creados", aseguró el político, que en 2006 también desconoció los resultados de la elección presidencial que dieron el triunfo por un estrecho margen al conservador Felipe Calderón.Durante cinco meses de 2006, López Obrador mantuvo una protesta que generó inestabilidad política, desquició a los habitantes de la capital, intentó impedir la toma de posesión de Calderón y se designó "Presidente legítimo", "cargo" que ostentó hasta finales de 2011.En el mensaje de hoy, en el que no aceptó preguntas de los periodistas, arremetió contra los "sostenedores de este Estado mafioso, traficantes de influencia, políticos corruptos" y los dueños de los "llamados medios de comunicación" que defienden el "régimen de corrupción".Insistió en que no aceptará el fraude electoral y ni entrará en "el juego de las negociaciones políticas" que ahora solo pueden significar "arreglos cupulares o componendas en contra del bienestar del pueblo y de la nación". "No daremos ninguna tregua, ni concederemos la más mínima ventaja", a pesar de que "nos sigan atacando, acusándonos de malos perdedores, de locos mesiánicos, necios y enfermos de poder", aseveró López Obrador.El dirigente de la izquierda dijo preferir "esos insultos a convalidar o formar parte de un régimen injusto corrupto y de complicidades que esta destruyendo a México".Tras considerar honrosa "la desobediencia civil", aclaró que seguirá "actuando con responsabilidad y por la vía pacífica sin dar motivos para que los violentos nos acusen de violentos".Según el escrutinio oficial tras las elecciones del 1 de julio, Peña Nieto obtuvo 38,21 % de los votos seguido por López Obrador, quien logró el 31,59 % de los sufragios.El Tribunal Electoral convocó este viernes a una sesión pública en la que dará a conocer el cómputo final de los comicios presidenciales, emitirá su declaración de validez de la elección y nombrará mandatario electo a Peña Nieto. El PRI pide a izquierda mexicana dejar atrás las "confrontaciones políticas"El Partido Revolucionario Institucional, PRI, pidió este viernes "dejar atrás las confrontaciones políticas", tras el fallo del Tribunal Electoral mexicano que abrió las puertas de la Presidencia a su candidato, Enrique Peña Nieto.En un mensaje a los medios, el presidente de esa fuerza política, Pedro Joaquín Coldwell, exhortó "a los dirigentes y al excandidato de la coalición Movimiento Progresista a respetar las sólidas instituciones electorales" que tiene México y a "acatar la resolución" que ayer rechazó anular las elecciones."El cumplimiento de las sentencias judiciales definitivas es el sustento de la Justicia, la armonía social y la paz", dijo Coldwell, al aludir al fallo del Tribunal Electoral que desestimó la demanda de nulidad de los comicios presentada por la izquierda, encabezada por Andrés Manuel López Obrador.El PRI destacó "la solidez jurídica, el profesionalismo y la imparcialidad de los magistrados integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Tepjf, " que, por unanimidad, consideraron infundados los argumentos presentados por López Obrador y su equipo."Con ello se ha dado por concluida la fase contenciosa e impugnativa del proceso electoral federal del año en curso, y ha quedado plenamente acreditada la legitimidad del triunfo obtenido en las urnas por Enrique Peña Nieto", dijo Coldwell.Reiteró la plena disposición de su partido "a dialogar con todas las fuerzas políticas del país para construir acuerdos que propicien el crecimiento económico, la generación de empleos, la seguridad pública, la disminución de la violencia, el combate a la corrupción y la transparencia gubernamental".Ahora lo que sigue es "emprender los trabajos necesarios y urgentes en beneficio de la vida y el desarrollo de los mexicanos, quienes esperan y exigirán de todos los funcionarios electos el 1 de julio buenos resultados y rendición de cuentas desde el primer día de su gestión", apuntó.El partido de Peña Nieto reconoció la "ejemplar participación de los ciudadanos en la organización y vigilancia de los comicios", así como "la actuación responsable de las autoridades electorales" en el proceso que está a punto de concluir.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad