Iván López, el militar que mató a tres personas en base de Texas, EE.UU.

Iván López, el militar que mató a tres personas en base de Texas, EE.UU.

Abril 03, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Iván López, el militar que mató a tres personas en base de Texas, EE.UU.

El ataque en la base militar Fort Hood, de Texas, dejó tres muertos y 14 heridos.

El hombre, quien prestó servicio en Irak, tomaba medicamentos y recibía asistencia psiquiátrica, según indicaron las autoridades de Estados Unidos.

Las autoridades de Fort Hood difundieron algunos detalles sobre el soldado que el miércoles mató a tiros a tres personas y después se suicidó con su arma en esta enorme base del Ejército estadounidense. El hombre se llamaba Iván López. Estaba casado, tenía familia y vivía en el área de Fort Hood, a la que llegó en febrero procedente de otra base militar en Texas. Estaba asignado al 12 Comando de Sostenimiento (Expedicionario), una unidad de logística y apoyo, en Fort Hood.Las autoridades no difundieron el miércoles el rango militar de López, pero dijeron que no estaba en trámite su salida del Ejército. Sobre su historial militar, las autoridades indicaron que estuvo cuatro meses de servicio en Irak en 2011. No resultó herido en acción durante su labor en ultramar, pero informó de una lesión en el cerebro a su regreso a Estados Unidos. "No era un guerrero herido", dijo el teniente general Mark Milley, comandante en Fort Hood. "No fue herido en acción, según nuestros expedientes, no tenía la distinción Corazón Púrpura, no resultó herido en acción en ese aspecto", agregó. Sin embargo, tenía varios problemas mentales. Tomaba medicamentos y recibía asistencia psiquiátrica contra la depresión y la ansiedad; y estaba sometido a análisis para determinar si tenía trastorno de estrés postraumático."No conocemos que haya tenido un motivo (para el ataque)", dijo Milley. "No sabemos que este soldado tuviera problemas de salud y mentales relacionados con la conducta, y recibía atención al respecto", agregó. López portaba un arma, una pistola.45 Smith and Wesson, que no estaba registrada con las autoridades de la base como es obligatorio. Las autoridades desconocen cuántos cartuchos llevaba. El hombre murió de un disparo que él mismo se hizo en un estacionamiento en el edificio administrativo de la brigada de transporte, después de que lo confrontara una policía militar. "Evidentemente fue un acto heroico lo que ella hizo en ese momento", expresó Milley. "La policía militar cumplió su deber e hizo exactamente lo que habríamos esperado de una uniformada de los Estados Unidos", afirmó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad