Italia ha empezado a construir una nueva era sin Silvio Berlusconi

Noviembre 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Italia ha empezado a construir una nueva era sin Silvio Berlusconi

El excomisario europeo Mario Monti habla con la prensa tras su reunión con el presidente de la República, Giorgio Napolitano, para formar nuevo Gobierno.

El ex comisario europeo Mario Monti espera sanear la situación financiera italiana y retomar el crecimiento, tras la caída de 'Il Cavaliere'.

Tras la grave crisis política que sacude a Italia y que precipitó la salida de Silvio Berlusconi, el presidente Giorgio Napolitano designó como primer ministro al economista Mario Monti para que reconstruya un nuevo gobierno.Minutos después de haber sido encargado, el Primer Ministro indicó que ya empezó a trabajar en la formación lo más pronto posible de un nuevo gobierno, asegurándole a la Nación y a la Unión Europea que podrá sanear las desastrosas finanzas.La designación de Monti se da un día después de que Berlusconi renunciara, luego de que los mercados mundiales aporrearan la cualidad crediticia italiana, reflejando la falta de confianza en el liderazgo del magnate de los medios.“Hay una emergencia, pero podemos superarla mediante un esfuerzo común”, dijo Monti, poco después de que el presidente Giorgio Napolitano le pidiera mirar si es capaz de reunir el suficiente apoyo político para sacar al país de uno de sus peores momentos en la historia, después de la Segunda Guerra Mundial.“En un momento de dificultad, Italia debe asumir el reto de volver a levantarse, debemos ser un elemento de fuerza y no de debilidad en la Unión Europea, de la cual somos fundadores”, dijo Monti.El reto que asumeEl gran desafío que enfrenta el primer ministro Monti será crear un gabinete de ministros, exponer las prioridades de su plan de rescate al Parlamento y explorar si cuenta con el apoyo suficiente en el Parlamento para gobernar con eficacia.Sin embargo, los partidos rivales ofrecieron ya diversos grados de apoyo, incluyendo una demanda del partido de Berlusconi, que es mayoría en el Parlamento, de que su gobierno dure el tiempo necesario para sanear las finanzas y reactivar la economía.El profesor de economía, de 68 años, no es fácil de intimidar. Se ha ganado una reputación por controlar desafíos difíciles como comisario de Competencia de la Unión Europea. Pero deberá ganarse la confianza del Parlamento antes de poder dirigir al país.En su primera salida ante los medios, Monti aseguró que “realizará la tarea con un gran sentido de responsabilidad y servicio a esta Nación” y que “Italia debe sanear sus finanzas y reanudar el crecimiento porque los líderes de hoy se lo deben a las generaciones futuras”.Monti encara una tarea monumental: una bancarrota italiana podría deshacer la coalición de 17 naciones que usan el euro y causar estragos en la economía de Europa y Estados Unidos, que intentan por todos los medios evitar una nueva recesión.La economía italiana está entrampada con altos costos salariales, baja productividad, gruesas nóminas gubernamentales, impuestos excesivos, una burocracia asfixiante y un sistema educativo con uno de los niveles más bajos de graduados universitarios entre los países ricos.Además, como la tercera más grande economía en la eurozona, Italia es considerada muy grande para que Europa pueda salvarla financieramente, como lo ha hecho con Grecia, Portugal e Irlanda.No habrá elecciones por ahoraEntre tanto el presidente italiano, Giorgio Napolitano, luego de asegurar que Italia debe recuperar la confianza de Europa, indicó que es necesario evitar que el país recurra precipitadamente a elecciones.Napolitano señaló a los partidos su convencimiento de que está en el interés del país esforzarse en formar un Gobierno con el más amplio apoyo del Parlamento en decisiones urgentes y permitir la mejora de las perspectivas de crecimiento económico y de equidad social de Italia.Señaló que con ese fin nombró a Mario Monti, al que definió como “una personalidad independiente, que ha permanecido siempre al margen de la riña política y dotada de competencia y experiencia, lo que la convierte en una figura conocida y respetada en Europa”.“No se trata de llevar a cabo un vuelco político del resultado de los comicios (de hace tres años) ni de no respetar el compromiso de renovar nuestra democracia de alternancia a través de una libre competición electoral. Se trata de dar vida a un Gobierno que una todas las fuerzas políticas en un esfuerzo extraordinario que la actual emergencia financiera exige”, dijo.Respaldo mundialLa Unión Europea declaró que la decisión de encargar a Mario Monti la formación de un Gobierno de transición en Italia envía una señal bastante alentadora, tras la aprobación por el Parlamento de las reformas económicas reclamadas por Bruselas.El presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, señaló, por su parte, que los cambios del pasado fin de semana en Roma permiten creer que “Italia restaurará su credibilidad financiera y retornará a un sólido crecimiento económico”.Por su parte Silvio Berlusconi afirmó que ha dimitido por “sentido de estado, de responsabilidad y de generosidad” hacia Italia y que seguirá en la política y que “redoblarᔠsus esfuerzos en el Parlamento para renovar el país.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad