“Israel y Palestina no están interesados en firmar la paz”: experto

“Israel y Palestina no están interesados en firmar la paz”: experto

Agosto 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López - Reportero de El País
“Israel y Palestina no están interesados en firmar la paz”: experto

Moty Cristal, experto en negociaciones en Medio Oriente.

Moty Cristal, experto en negociaciones en Medio Oriente, habla sobre las pocas expectativas que rondan los nuevos acercamientos con la mediación de Estados Unidos.

El nombre de Moty Cristal, reconocido experto internacional en resolución de conflictos, ha estado ligado a varios de los procesos más complejos en Medio Oriente. Lideró las negociaciones que pusieron fin a las tensiones entre Israel y Jordania, hizo parte del equipo negociador israelí que buscó la paz con Palestina en Camp David (2002) y es asesor externo de varios gobiernos en Europa, Asia y África. Toda esa experiencia le da autoridad para dejar de lado sus intereses como ciudadano israelí y entrar en un terreno neutral en el que considera que a los palestinos hay que darles mucho más de lo que algunos judíos quisieran para empezar a soñar con una paz estable en Medio Oriente.No cree que esté cerca el fin del conflicto mientras no se cree un Estado palestino; mientras las tropas israelíes no se retiren de los territorios palestinos y le permita a ese pueblo vivir en libertad y mientras quienes lideren las negociaciones no sean Israel y Palestina, “sin intermediarios”.En diálogo con El País, Moty Cristal explicó por qué no cree que los acercamientos que se iniciaron esta semana en Washington vayan a arrojar algún resultado y asegura que el líder palestino Mahmud Abas no es la persona con la que se pueda lograr un acuerdo.Este conflicto es difícil de entender para ustedes mismos. ¿Cómo le explicaría a un lector en Colombia por qué no han logrado la paz?No se ha logrado un acuerdo porque este conflicto tiene tres elementos muy complicados: primero, es un conflicto nacional entre dos pueblos que habitan la misma tierra; segundo, es un conflicto entre dos religiones muy fundamentalistas y, tercero, hay una división económica muy grande. Israel es uno de los líderes mundiales en innovación económica y los palestinos son un pueblo tercermundista. ¿Qué expectativa tiene con este nuevo acercamiento entre Israel y Palestina de cara a un proceso de paz?Debo decir que en Israel no utilizamos la palabra ‘proceso de paz’ porque paz es una cosa que nadie sabe cómo se ve ni cómo se hace; hablamos de un intento nuevo para llegar a un acuerdo entre israelíes y palestinos. Es un intento en el que Estados Unidos ha empujado a los gobiernos de los dos países para que se sienten de nuevo a negociar.¿Por qué hay tanto interés de Estados Unidos en que se sienten a negociar?Hay que decir claramente que el interés de los americanos es quizá porque no tienen ningún lugar en el que puedan ser efectivos. En Egipto no son efectivos, en Siria no son efectivos y en el proceso político entre Israel y la OLP sí tienen forma de apoyar o de empujar a ambos gobiernos a la mesa. Los americanos tienen un interés en mostrar que tienen todavía alguna influencia en la región, pero la verdad es que aquí no hay nada nuevo. Benjamín Netanyahu es el mismo de los últimos cuatro años y Mahmud Abas es el mismo Abas de los últimos cuatro años. Así que las expectativas en los dos lados son muy bajas porque los gobiernos no se tienen confianza el uno al otro.¿No es esperanzador que al menos se sienten a buscar una salida después de años sin acercamientos?En el primer encuentro en Washington esta semana iban a tener una discusión muy simple, sobre lo que cada uno quería decir y la forma cómo debería ser el proceso de negociación. Y en esa discusión simple se vieron las distintas maneras en la que las partes ven la realidad. Israel quiere empezar discutiendo el tema de la seguridad y los palestinos quieren empezar a hablar sobre el tema de las fronteras. Así que desde el primer paso que ambos lados dieron, no se ve un intento real de los gobiernos en llegar a un resultado.¿Por qué es importante el reconocimiento de los dos estados?Porque cada pueblo tiene su razón histórica y el derecho a tener su estado. El pueblo colombiano tiene su estado, el pueblo argentino tiene su estado el pueblo judío tiene su estado y el pueblo palestino tiene que tener su estado nacional. Mientras no se acuerde la creación de un Estado palestino, ese pueblo y su gente van a sentir que su derecho no fue cumplido y que no recibieron lo que les corresponde. Pero mucha gente se opone a un estado palestino o cree que la salida es la eliminación física del otro...El problema es que esto se debe explicar y entender, teniendo en cuente que el mayor componente del conflicto es la religión. En tiempos de Yaser Arafat y Ehud Barack, incluso cuando hablamos con Mahmud Abas, era un diálogo entre líderes no religiosos y por eso para ellos la religión no tiene un lugar importante. Pero la mayoría de los palestinos, de los árabes y muchos israelíes son religiosos y les interesa la voz de Dios cuando hablan de una negociación para dividir la tierra. ¿Qué es un acuerdo entre Israel y Palestina? Es dividir la tierra en esos dos pueblos y hay mucho israelí y mucho árabe que religiosamente se oponen a dividir lo que Dios nos dio.¿Va a ser más fácil la paz con Abas o era más conciliador Yaser Arafat?Mi opinión es que Abas tenía la posibilidad de recibir mucho más de manos del exprimer ministro Olmert en el año 2008, en el proceso de Annapolis, y no aceptó. Ahora Netanyahu no va a poder darle a Abas mucho más de lo que le ofreció Olmert; ni siquiera lo mismo que pudo recibir en esa cumbre para el pueblo palestino. Abas va a tener que tomar una decisión, recibir algo ahora y avanzar significativamente en la vida de los palestinos o seguir viviendo en la forma que lo han hecho hasta hoy.Usted que ha participado del proceso en los últimos años ¿Cuándo vio más cercana la posibilidad de paz?La paz estuvo muy cerca en el año 2008, cuando al frente estaban Abas y Olmert, pero los palestinos saben bien que no aceptaron la oferta porque estaban divididos, como ahora, y porque la religión ocupa un lugar muy importante.¿Y esta vez solo se está hablando con la gente de Al Fatah, en Cisjordania, o también con los líderes de Hamas, que gobiernan en la Franja de Gaza? Ese es otro problema grave que no nos deja llegar a la resolución del conflicto porque estamos hablando únicamente con la mitad del pueblo palestino, con Al Fatah, y no con Hamas, que es otra razón por la que no podemos llegar a resolver el conflicto. Si queremos llegar a un acuerdo que sea viable, tenemos que negociar con Hamas también.Ve uno muy cómodos a los dos pueblos con este conflicto porque Israel sigue creciendo económicamente, mientras los palestinos en su condición marginal reciben millones de euros en ayuda internacional...Estoy de acuerdo cien por ciento con esa afirmación que hace. La verdad es que esta es una situación que no les duele mucho a los palestinos ni a los israelitas. Cada uno se siente muy cómodo y no tiene ningún interés o incentivo para que la situación cambie.¿Qué errores del pasado no deberían repetirse en este nuevo ciclo que se inicia en Washington?Lo primero es que se debe hacer una negociación sin Estados Unidos; esa es la primera lección. Luego hay una extensa lista de cosas que tiene que ver con las exigencias de lado y lado y que no es del caso entrar ahora en detalles. Pero el tiempo nos ha mostrado que el primer error es entrar a negociar con Estados Unidos cuando podemos hacerlo solos.¿Pero no hay presión también del mundo árabe hacia Palestina?Eso es cierto, y necesitamos el apoyo, el empuje del mundo árabe, pero el mundo árabe hoy en día está en otras cosas.¿Pero no este entonces un buen momento para buscar ese acuerdo?Creo que sí es un buen momento, pero no estoy de acuerdo con que Abas podría tomar esa oportunidad hoy en día. Además porque no es la persona que pueda llevar su país a un proceso y a un acuerdo de paz con Israel.¿Qué influencia tienen Irán y Hezbollah en los negociadores palestinos?Ellos jamás van a apoyar un proceso de paz porque son terroristas y fundamentalistas, pero hoy en día a Irán y a Hezbollah no les interesa en nada el proceso de paz con los palestinos porque lo que les interesa cien por ciento es lo que está ocurriendo en Siria.¿Qué va a pasar con las colonias judías que se siguen construyendo en los territorios que reclama Palestina?Cuando el día llegue, Israel tiene el poder y la fuerza, como lo hizo en Gaza en el 2005, de sacar todas esas colonias y ceder el espacio a los palestinos.Ustedes salieron de la Franja de Gaza y allí sigue vivo el conflicto, ¿fue un error dejar Gaza?No fue un error porque la manera en la que lo hicimos, de forma unilateral y sin acuerdos, era lo ideal. En nuestra zona no puedes hacer cosas solo y siempre necesitas un tipo de acuerdo con el otro. Hay que pensar en que somos dos pueblos y no solo en vivir tu vida.¿Podría Palestina garantizar seguridad a Israel si se firma un acuerdo?En una negociación tenemos que llegar a un acuerdo de seguridad. Ese es uno de los temas importantes y hoy Palestina no es un Estado libre. Cuando lleguemos a un acuerdo, Palestina deberá ser libre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad