Iraquíes desafiaron la violencia para acudir a las urnas

Abril 30, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

El dispositivo de seguridad, dispuesto este miércoles para la jornada electoral, no pudo impedir los atentados que dejaron al menos 14 personas muertas y 36 más heridas.

Los iraquíes desafiaron este miércoles la violencia para participar en las primeras elecciones legislativas desde la retirada de las tropas de Estados Unidos, con el primer ministro saliente, Nuri al Maliki, convencido de su victoria.Las elecciones se desarrollaron bajo un imponente dispositivo de seguridad que, sin embargo, no logró impedir los atentados que dejaron un mínimo de 14 muertos y 36 heridos. A media jornada el 40% de los electores había acudido a las urnas, según una fuente diplomática, aunque las estimaciones oficiales no estaban aún disponibles tras el cierre de los colegios electorales. Unos 20 millones de electores estaban convocados a las urnas para elegir a 328 diputados entre 9.000 candidatos. Los resultados podrían tardar varias semanas en ser anunciados. Se trata de las primeras elecciones celebradas en Irak desde la retirada de las tropas de Estados Unidos en 2011. Maliki, que aspira a un tercer mandato de primer ministro, votó a primera hora de la mañana en el hotel Rachid, en el corazón de la 'zona verde' de Bagdad, un sector fortificado que alberga, entre otros, el parlamento iraquí y la embajada de Estados Unidos. "Estoy seguro de la victoria. La cuestión es saber cuán amplia será" , declaró Al Maliki, que exhortó a los iraquíes a votar masivamente. El jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, felicitó a los millones de iraquíes que "votaron con valentía y de forma heroica frente a los extremistas violentos que intentaron sabotear el progreso de la democracia". Al frente del gobierno desde 2006 está Maliki, el gran favorito a pesar de un balance muy criticado y de la violencia que se cobra en promedio 25 vidas diarias en Irak. En lo que va del año, más de 3.000 personas murieron víctimas de esa espiral de violencia étnica y religiosa. En su primer mandato, entre 2006 y 2010, Maliki logró una disminución de la violencia, pero durante su segundo periodo de gobierno volvió a aumentar. Además, los iraquíes sufren del desempleo, de la corrupción y del mal funcionamiento de los servicios públicos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad