"Investigación británica sobre muerte de exagente es una broma": Rusia

"Investigación británica sobre muerte de exagente es una broma": Rusia

Enero 21, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

Marina Litvinenko, viuda del exespía ruso Alexander Litvinenko, sostiene el informe sobre la muerte de su marido en una conferencia de prensa en Londres.

Así lo indicó un portavoz del presidente Vladimir Putin, sobre los señalamientos que lo implican en la muerte del exagente del KGB, Alexander Litvinenko.

El Kremlin tachó este jueves de "broma" la investigación británica sobre la muerte del exagente del KGB Alexander Litvinenko, en la que un juez de Londres apuntó a la posible implicación del presidente Vladimir Putin.

"Puede que sea una broma", dijo a la prensa el portavoz de Putin, Dimitri Peskov.

"Más bien habría que atribuirlo al humor inglés, el hecho de que una investigación pública se base en datos clasificados de unos servicios especiales no identificados", añadió.

Según una investigación judicial británica, el presidente ruso, Vladimir Putin, "aprobó probablemente" el asesinato con polonio del exespía ruso Alexander Litvinenko en 2006 en Londres.

Litvinenko murió en noviembre de 2006 a los 43 años, envenenado con una sustancia radioactiva -polonio- puesta en su té en un hotel de Londres por dos agentes rusos, Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun, y tuvo que ser enterrado en un ataúd de plomo para evitar fugas radiactivas.

El informe británico afirma: "La operación del FSB (servicios de inteligencia rusos) para matar a Litvinenko fue probablemente aprobada por (Nikolai) Patrushev (director del FSB en la época) y también por el presidente Putin".

El gobierno británico convocó al embajador ruso en Londres, y el primer ministro David Cameron manifestó que el informe confirmó sus sospechas.

"Lo que pasó fue absolutamente abominable, y este informe confirma lo que siempre creímos, y lo que el último gobierno laborista pensaba en el momento de este asesinato horrible, que es que se trató de una acción de Estado", dijo Cameron en una declaración a la televisión británica desde Davos.

La viuda de Litvinenko, Marina, encabezó las demandas para que se imponga sanciones económicas a Rusia y pidió que se les prohiba viajar a Putin y a Patrushev.

"Reclamo también la imposición de sanciones económicas concretas y la prohibición de viajar a Occidente a los individuos nombrados" en las conclusiones del informe, dijo a la prensa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad