Identifican a víctima del tiroteo que paralizó zona turística de Nueva York

Identifican a víctima del tiroteo que paralizó zona turística de Nueva York

Agosto 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Identifican a víctima del tiroteo que paralizó zona turística de Nueva York

La Policía de Nueva York abatió al hombre que disparó contra varias personas en las afueras del edificio Empire State, en Manhattan.

Steve Ercolino murió poco después de las 9.00 hora local tras recibir un disparo de Jeffrey Johnson, quien fue abatido después por unos agentes en un incidente en el que otras nueve personas resultaron heridas.

La segunda persona que falleció el pasado viernes en un tiroteo ocurrido a las puertas del famoso Empire State Building de Nueva York ha sido identificado como Steve Ercolino, quien murió a manos del atacante, un antiguo compañero de trabajo, informó el periódico The New York Times.Ercolino murió poco después de las 9.00 hora local (13.00 GMT) tras recibir un disparo de Jeffrey Johnson, quien fue abatido después por unos agentes en un incidente en el que otras nueve personas resultaron heridas, algunos por balas de los agentes de policÍa que se desplazaron a la zona para atender la emergencia.Según puede verse en el perfil de Ercolino en la red de contactos profesionales LinkedIn, la víctima, de 41 años, trabajaba como vicepresidente de ventas de Hazan Import, una empresa cuyas oficinas estás frente al icónico rascacielos neoyorquino y de la que el agresor había sido despedido hace un año.Distintos medios locales empezaron a publicar también detalles sobre el atacante, un hombre de 53 años que al parecer vivía solo en un apartamento del barrio del Upper East Side de Manhattan, al que se había mudado hace un año y medio, según explicó el responsable del edificio, Guillermo Suárez.Una testigo del incidente identificada como Irene Timan, que trabaja en el mismo edificio que Ercolino, dijo al diario The New York Times que caminaba "hombro con hombro" junto a la víctima cuando vio a Johnson merodeando detrás de una camioneta estacionada en la calle."Lo vi sacar un arma de su chaqueta y dije dios mío, va a dispararle. Lo sabía, sabía que iba a pasar, pero era demasiado tarde. Steve gritó y Jeff le disparó. Yo di la vuelta y corrí", recordó la mujer, que trabajó durante un tiempo en la misma empresa de Ercolino y Johnson.Mientras la policía continúa investigando lo ocurrido, las nueve personas que resultaron heridas en el tiroteo fueron trasladadas a dos hospitales de la Gran Manzana, seis de ellas al Bellevue, y las tres restantes al Presbiteriano.El hospital Bellevue confirmó a Efe que admitió a tres hombres y tres mujeres y, según publican algunos medios locales, dos de ellas son Erica Solar, residente del barrio de El Bronx, y Madia Rosario, ambas de origen puertorriqueño.Desde el hospital apuntaron que los seis ingresados, con edades comprendidas entre los 20 y los 43 años, se encuentran "estables y fuera de peligro".Por su parte, el hospital Presbiteriano precisó en un comunicado que de los tres pacientes que recibió, dos ya fueron dados de alta, mientras que el tercero continúa ingresado aunque su condición no es grave.El alcalde de la ciudad visitó a los heridos en el tiroteo, que provocó escenas de pánico de los transeúntes, y que llevó a las autoridades a cortar durante varias horas el tráfico en los alrededores de una de las zonas turÍsticas más visitadas de la Gran Manzana, a la que se acercaron cientos de curiosos.El tiroteo provocó el rechazo de políticos y dirigentes locales, como el fiscal general del estado de Nueva York, Eric Schneiderman, quien afirmó en un comunicado que lo ocurrido "debe dejar muy claro que nuestras leyes actuales no han logrado proteger al público de la violencia armada".El fiscal incidió en la necesidad de "redoblar los esfuerzos para proteger la seguridad pública, para que los neoyorquinos no tengan que vivir con el temor del próximo ataque mortal".Por su parte, el congresista Charles Rangel dijo que sus "oraciones y pensamientos" están con "las vÍctimas inocentes y sus familias" y calificó los "tiroteos arbitrarios" como el de hoy de "actos de terrorismo que paralizan a las comunidades" , por lo que apostó por "promulgar leyes para el control de armas más estrictas".El Empire State Building ya fue el escenario de un tiroteo en 1997 en el que Alí Abu Kamal, un palestino de 69 años, abrió fuego desde el observatorio del rascacielos repleto de turistas en el piso 86 y dejó un muerto y seis heridos antes de quitarse la vida de un disparo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad