Identifican a un joven implicado en masacre de 148 personas en Kenia

Abril 05, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l AFP
Identifican a un joven implicado en masacre de 148 personas en Kenia

Una de las sobrevivientes al ataque en el campus universitario de Garissa en Kenia es consolada por una amiga.

Un joven keniano de origen somalí es el primer identificado por la matanza. Duelo nacional se decretó por tres días.

La mayoría cristiana de Kenia celebró el domingo de Pascua de luto por la matanza de estudiantes en la universidad de Garissa por un comando islamista, del que se identificó un integrante como un joven keniano de origen somalí.

Un duelo nacional de tres días empezó el domingo en memoria de las 148 víctimas -entre ellas 142 estudiantes, la mayoría cristianos- asesinadas por islamistas somalíes shebab.

Las banderas ondeaban a media asta. Este domingo no se celebró ninguna ceremonia de duelo pero los cristianos se congregaron en las iglesias para asistir a la tradicional misa pascual y rezar por las víctimas de Garissa.

"Los terribles acontecimientos de Garissa sigue presentes en nuestras mentes pero hoy en un día de nueva esperanza" , declaró el arzobispo anglicano Eliud Wabukala en su sermón en la catedral de Todos los Santos de Nairobi, abarrotada.

"Los terroristas quieren provocar el miedo y la pisión en nuestra sociedad, pero debemos decirles 'no vencerán'".

El presidente keniano Uhuru Kenyatta pidió unidad el sábado entre las comunidades cristiana y musulmana. "Nuestra cólera justificada no debe conducir a ninguna estigmatización" , exhortó el jefe del Estado en referencia a los musulmanes, somalíes o kenianos de etnia somalí, denunciados con frecuencia o víctimas de abusos policiales después de los ataques.

Hassan Ole Naado, un dirigente del Consejo Supremo de los Musulmanes de Kenia, también advirtió contra los odios entre comunidades religiosos en un país que se reivindica cristiano en un 80% pero cuenta con una importante comunidad musulmana.

"Kenia está en guerra, y debemos permanecer unidos", dijo el líder musulmán, y previno que el objetivo de los shebab es "crear un conflicto religioso" .

En Roma, el papa Francisco pido al mundo que rece por las víctimas de la violencia en el continente africano. "Que todas las personas de buena voluntad eleven una oración incesante por aquellos que perdieron su vida, y pienso muy especialmente en los jóvenes asesinados el pasado jueves en la Universidad de Garissa, en Kenia" , dijo Francisco desde el balcón de la basílica de San Pedro antes de impartir su tradicional bendición "Urbi et Orbi".

Delante de la catedral de Todos los Santos, protegida por policías armados y miembros de la parroquia que registraban a los feligreses a la entrada, Anthony Mwangi, de 50 años, estimaba que el país "saldrá más fuerte (...) del momento que traviesa (...) Salir más fuerte, ése es el mensaje de Pascua" .  

Uno de los cuatro miembros del comando islamista que atacó la universidad fue identificado como un joven keniano de etnia somalí, Abdirahim Abdulahi, graduado en la universidad de derecho de Nairobi, anunció este domingo el Ministerio del Interior.

Abdulahi, que murió en el asalto de 16 horas dado por las fuerzas de seguridad, "era diplomado de la Facultad de Derecho de Nairobi y fue descrito por alguien que le conocía muy bien como un futuro jurista brillante" , según un portavoz del Ministerio.

Los autoridades todavía no pudieron identificar a los otros presuntos autores del ataque reivindicado por los islamistas somalíes shebab en represalia a la intervención del ejército keniano en Somalia para frenar a sus combatientes.

Por otra parte, la prensa era especialmente severa este domingo con las fuerzas especiales kenianas, que tardaron al menos siete horas el jueves en desplegarse ante el comando de islamistas somalíes shebab, mientras éstos perpetraban su matanza en la universidad.

"Se trata de una negligencia que linda con el acto criminal" , afirma el gran diario keniano Nation en un editorial, y recuerda que los "hombres armados que mataron a decenas de estudiantes con evidente placer se pudieron tomar todo su tiempo" .

El otro gran diario de Kenia, The Standard, publica una caricatura en la que se ve a una serpiente, que representa la "amenaza terrorista" , despertar de un mordisco a un responsable de seguridad mientras un perro ladra "demasiado poco, demasiado tarde" .

La matanza de Garissa constituye el más sangriento ataque desde el bombardeo en 1998 de la embajada de Estados Unidos en Nairobi, que causó 213 víctimas mortales. El ataque más sangriento de los shebab en Kenia era hasta ahora el asalto al centro comercial Westgate en Nairobi, donde murieron 67 personas, en septiembre de 2013. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad