Hoy será la Cumbre de jefes de Estado para salvar el euro

Diciembre 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE I AP
Hoy será la Cumbre de jefes de Estado para salvar el euro

La canciller alemana, Ángela Merkel, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, durante la Cumbre del Partido Popular Europeo en Marsella, a pocas horas de su viaje a Bruselas.

Cinco países vetan dura reforma que la UE liderada por Alemania y Francia. Ronda el pesimismo.

Frente al gran optimismo que acompañó las expectativas sobre la reunión de los líderes de la zona euro que se celebrará este viernes en Bruselas, ciertos hechos a lo largo de la semana minaron las esperanzas sobre el resultado final de la cumbre y sembraron un camino pesimismo en la víspera de la crucial cita.Concretamente, el martes la agencia de calificación S&P comenzó a pintar el horizonte de negro con su amenaza de rebajar la nota a 15 de los 17 países que integran la eurozona, sumado a las declaraciones de un alto cargo anónimo del gobierno alemán, que mostraba su pesimismo sobre las medidas profundas que se tomen y que ayudarían al euro a salir de su complicada situación.Juan Camilo Rojas, analista de mercados internacionales de Correval, aseguró que “a principios de semana, el optimismo por la coincidencia de Francia y Alemania sobre reglas fiscales más fuertes y un gobierno fiscal centralizado, parecían indicar que la cumbre sería muy positiva”. Pero anotó que el anuncio de S&P devolvió las dudas de si realmente el acuerdo al que se llegue sería tan profundo para garantizar la sostenibilidad de la zona euro, lo que genera sospechas y dejó la expectativa abierta”.Por su parte, Diego Otero, rector de la Universidad Uniciencia de Bucaramanga, dejó claro que “la cumbre no creo que sea fácil, porque Alemania quiere imponer su modelo económico ortodoxo que tapa el control de la inflación y el déficit fiscal para imponerlo a Europa. Por esto, no habrá un acuerdo concreto”.La canciller alemana Ángela Merkel y el presidente francés Nicolás Sarkozy se reunieron con los jefes de estado y de gobierno del centroderechista Partido Popular Europeo para definir estrategias para salvar el euro. Ambos jefes de Estado quieren que las naciones de la eurozona sometan sus presupuestos nacionales a una mayor inspección.Esa propuesta de reforma franco-alemana fue vetada por Polonia, Suecia, Finlandia y Gran Bretaña, tras señalar que no la firmarán mientras no existan garantías para la banca. “La Eurozona es la causa de todos los males”, dijo el primer ministro inglés, David Cameron.Sin embargo, ayer al término de una cena informal se indicó de un principio de acuerdo que se refiere a introducir la “regla de oro” sobre equilibrio presupuestario en las constituciones y crear un mecanismo de corrección automática para casos de desviación.Por otra parte, un diplomático de la UE indicó que los líderes de la eurozona acordarán aportar al Fondo Monetario Internacional US$200.000 millones en créditos bilaterales de contingencia en la crisis de la deuda soberana. El dinero será aportado por los bancos centrales de las 17 naciones de la eurozona, no los gobiernos, ya muy endeudados.Una Navidad austeraLas calles céntricas de Lisboa suelen relucir en Navidad, pero este año la ciudad ha reducido luces y adornos callejeros en el nuevo panorama de austeridad que domina el Viejo Continente.La austeridad ha quedado reflejada especialmente en la Europa meridional, la más afectada por la crisis, y tanto en Atenas como Madrid han reducido sus luces para ahorrar gastos.En Lisboa, el Concejo Municipal redujo su presupuesto navideño a 150.000 euros (US$200.000) de los 850.000 euros (US$1.150.000 del año pasado).En Atenas, donde ocurrieron mortíferos desórdenes callejeros en protesta contra las medidas de austeridad del gobierno, las autoridades han reducido sus fastuosos gastos de años anteriores.Las autoridades municipales sostienen que sus gastos con motivo de Navidad y Año Nuevo será un décimo de los del año pasado, unos 200.000 euros (US$270.000), lo mismo que gastó el anterior gobierno en el principal árbol de Navidad municipal, incendiado durante los desórdenes de diciembre del 2008.En España, donde el desempleo supera 21,5%, el ayuntamiento de Madrid redujo los gastos festivos, usando algunas de las decoraciones del año pasado en las principales avenidas y usando menos bombillas. El costo total de 2,5 millones de euros (US$$3,35 millones) ha sido reducido un 15% respecto al año pasado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad