Hayward dejará BP en octubre por su cuestionada gestión ante el vertido

Hayward dejará BP en octubre por su cuestionada gestión ante el vertido

Julio 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencias EFE
Hayward dejará BP en octubre por su cuestionada gestión ante el vertido

Tony Hayward, director de BP, se retira.

El consejero delegado de la petrolera británica British Petroleum Company, BP, Tony Hayward, muy criticado a raíz de la crisis por el derrame de crudo en el Golfo de México, negocia los términos de su salida de la firma.

El consejero delegado de BP, Tony Hayward, dejará su puesto el próximo mes de octubre mientras la petrolera británica trata de reconstruir su reputación, dañada tras el derrame de crudo en el golfo de México.Según los medios británicos y a falta de confirmación por parte de la compañía, que dijo a Efe que no emitirá hoy ningún comunicado al respecto, la reunión celebrada esta tarde en Londres por el consejo de administración de BP se saldó con la decisión de finiquitar en tres meses los 28 años de carrera de Hayward con esta empresa.De acuerdo con fuentes de BP citadas por la BBC, el estadounidense Bob Dudley, actualmente al frente de las operaciones de limpieza de la empresa en el golfo de México, es el hombre que cuenta, actualmente, con más bazas para reemplazar a Hayward.Irónicamente, este último aseguraba hace tres años, nada más asumir las riendas de su cargo, que sus objetivos principales serían la "seguridad" y la "fiabilidad", dos de los motivos por los que tendrá que abandonar sus responsabilidades. Sobre HaywardAunque el nombramiento de Hayward como consejero delegado en el 2007 fue una decisión popular en el entorno de la empresa, su percepción pública cambió tras la explosión, el pasado 20 de abril en aguas del golfo de México, de la plataforma petrolera "Deepwater Horizon", que posteriormente se hundió en el mar.El incidente ocasionó la muerte de once personas y se considera ya uno de los desastres ecológicos más graves de la historia de EEUU.Atacado desde distintos sectores, la gestión de Hayward ante la crisis no convenció y el propio presidente norteamericano, Barack Obama, criticó públicamente las decisiones del jefe de BP frente al desastre.En los últimos días, la prensa británica había hecho conjeturas sobre la inminente salida de este directivo de 53 años (se habla de que podría ocurrir a finales de agosto o septiembre) a fin de restablecer la maltrecha reputación de BP.Hayward no convenció tampoco a los miembros del Congreso de EE.UU. con los que se reunió el mes pasado en ese país, y ante los que no respondió como se esperaba a las preguntas relacionadas con el incidente en el golfo de México.Los medios esperan que BP anuncie mañana, martes, una reserva de dinero cifrada en 28.133 millones de dólares para cubrir los costes de la campana colocada en el pozo para frenar el vertido, las indemnizaciones correspondientes y las multas que esté obligada a pagar por el accidente, lo que resultará en unas importantes pérdidas para el segundo trimestre del año.Además, la prensa de este país considera que esta empresa busca ahora una nueva estrategia para defenderse de una eventual amenaza de compra por parte de grupos como ExxonMobil o Royal Dutch Shell.Lo cierto es que en los últimos meses, las acciones de la petrolera han perdido valor y en junio los títulos de BP llegaron a colocarse en su nivel más bajo desde agosto de 1996.El pasado día 12, BP informó de que el coste que le acarrea el vertido asciende a 3.500 millones de dólares y, según la compañía, unas 46.000 personas y unos 6.400 barcos han participado en las labores de limpieza en el área afectada.Pese a ello, BP todavía insiste en que es una compañía fuerte, capaz de afrontar la crisis, gracias a la generación de efectivo y las facilidades bancarias.Mientras la compañía trata de reconstruir su imagen, el Gobierno estadounidense indicaba ayer mismo que el nuevo intento para sellar el pozo dañado había sido aplazado varios días y comenzaría en la primera semana de agosto.Inicialmente, esa operación de sellado, que contempla la inyección de una mezcla de cemento y lodo pesado a través de la campana de contención en periodo de pruebas y que cierra el pozo de modo provisional, debía empezar esta semana.Sin embargo, la tormenta tropical "Bonnie", que pasó este fin de semana por la zona afectada, forzó un cambio de planes.A la vista de la situación, los medios del Reino Unido anticipan para BP los peores resultados económicos que registra trimestralmente una empresa británica. EFE

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad