"Hay muchas posibilidades para nueva ley de inmigrantes": congresista de EE.UU.

Junio 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Once millones de inmigrantes latinos que residen en Estados Unidos aún continúan sin documentación.

John Boehner, titular de la Cámara de Representates, afirmó que ha buscado crear un ambiente en la Cámara de Representantes en el que demócratas y republcianos puedan trabajar en conjunto sobre la medida.

En momentos en que el Senado de Estados Unidos se apresta a efectuar la primera votación en pleno sobre el proyecto de inmigración, el titular de la Cámara de Representantes, John Boehner, opinó que hay una buena probabilidad de que se convierta en ley "para fin de año". Antes de la votación de procedimiento del martes por la tarde para permitir oficialmente que el debate siga adelante, los senadores preparaban enmiendas sobre cuestiones disputadas como seguridad fronteriza, pago de impuestos atrasados y seguro médico. Algunos republicanos dijeron que quieren fortalecer las disposiciones sobre seguridad en la frontera para poder votar por el proyecto. Otras medidas republicanas eran desestimadas por los demócratas por considerarlas intentos por descarrilar el proyecto. Boehner dijo en una entrevista televisada a nivel nacional que todavía tiene preocupaciones sobre aspectos del proyecto relativos a la seguridad fronteriza, pero el republicano dijo que ha buscado crear un ambiente en la Cámara de Representantes en el que ambos partidos puedan trabajar conjuntamente sobre la medida, que a la larga permitiría una vía a la ciudadanía para millones de personas que están viviendo en Estados Unidos sin documentación habilitante. "Pienso, sin duda, que para fin de años podríamos tener un proyecto", dijo el legislador en una entrevista con la cadena ABC. En el Senado, los partidarios del proyecto trabajaban para determinar qué medidas podrían aceptar para asegurarse más votos del bando republicano sin perder el respaldo de los demócratas. Buscan una prueba de apoyo resonante del Senado, de mayoría demócrata, para presionar a la cámara baja, de mayoría republicana. El presidente Barack Obama, para quien es prioritaria la reforma a las leyes inmigratorias, se aprestaba a hablar por la mañana con partidarios suyos en la Cámara Baja para elogiar los esfuerzos del Senado y renovar sus pedidos de reforma. Las dos votaciones previstas para el martes serán para permitir oficialmente el debate y se espera que ambas sean aprobadas por márgenes confortables porque incluso algunos senadores con profundas dudas sobre el proyecto consideran que el tema merece ser debatido. Las verdaderas batallas serán en los próximos días y semanas, porque el demócrata Harry Reid, líder de la mayoría en el Senado, quiere que la iniciativa final sea aprobada antes del 4 de julio.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad