Hallan los cadáveres de pilotos del caza turco derribado por Siria

Julio 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Hallan  los cadáveres de  pilotos del caza turco derribado por Siria

Desde el incidente turquía instaló un sistema de batería antiaérea en una base militar turca situada en la frontera con Siria.

El presidente sirio rechazó la acusación turca de que la acción fuera deliberada, alegando que el avión derribado volaba muy bajo y el Ejército pensaba que era israelí.

El Ejército turco anunció este miércoles que ha localizado en el fondo del mar los cuerpos de los dos pilotos del caza derribado por las fuerzas antiaéreas sirias el pasado 22 de junio.Según un comunicado del Ejército, los equipos de rescate tratarán ahora de recuperar los cadáveres de los pilotos del avión militar turco Phantom 4, que según sostiene Ankara fue derribado en aguas internacionales y sin previo aviso, una acusación que Siria niega.El Ejército turco desplegó frente a las costas de Siria equipos especialistas en rescate marítimo desde el mismo día en el que el avión fue abatido, para tratar de encontrar a los dos pilotos desaparecidos.El presidente de Siria, Bachar al Asad, lamentó el derribo del avión, un incidente que ha hecho crecer la tensión entre los dos países vecinos, según declaró en una entrevista que publicó el martes el diario turco "Cumh riyet" .Al Asad aseguró que el avión turco volaba en un corredor aéreo "que en el pasado había sido usado tres veces por la aviación israelí", por eso, se decidió derribar el caza, algo que hoy lamenta "al cien por ciento".El oficial sirio responsable no disponía de un radar apropiado y no podía conocer la procedencia del avión, sostuvo Al Asad, a la vez que expresó sus condolencias a las familias de los dos pilotos desaparecidos.El Ejército de Turquía ha reforzado militarmente después del incidente su frontera con Siria con lanzadores de misiles, baterías antiaéreas, blindados y tropas terrestres.Una de las provincias en las que se han reforzado las defensas es la de Hatay, que alberga no sólo a unos 33.500 refugiados sirios, sino también el campamento de Apaydin, que acoge a los militares sirios que han desertado y sus familiares, entre ellos más de una docena de generales huidos.También es ahí donde residen los dirigentes del Ejército Sirio Libre, la milicia que combate contra el régimen de Damasco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad