Hallan campamentos donde estaban trabajadores secuestrados en Perú

Abril 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Las autoridades policiales y militares buscan a 43 trabajadores plagiados por un grupo armado ilegal.

El ministro de Defensa de Perú, Alberto Otárola, señaló hoy que los militares y policías que buscan a los 43 trabajadores secuestrados el lunes pasado en la selva peruana encontraron un campamento donde se refugiaron.Otárola, quien viajó a la zona del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde un grupo armado secuestró a trabajadores de empresas vinculadas con el consorcio de gas de Camisea, señaló que encontraron unas especies de "madrigueras" en el área de Lagunas, según la web del diario El Comercio.Una fuente del Ministerio de Defensa dijo hoy a Efe que Otárola estuvo este viernes en la posta médica de la localidad de Kiteni, donde supervisó el traslado a Lima del cuerpo de la capitana Nancy Flores, que falleció ayer en un ataque contra un helicóptero que buscaba a los secuestrados.Para Natali Flores, hermana de la capitana, ella no debió haber estado en las labores de rescate de los rehenes."Mi hermana era piloto, no era ninguna principiante. Era una persona capacitada y trabajaba para la DEA en la erradicación del narcotráfico. Ella no tenía por qué haber estado apoyando en la búsqueda de los rehenes. Eso ha sido algo improvisado, ya que tenía que haber sido un servicio de Inteligencia que tenía que haber investigado", afirmó Flores en el programa televisivo "Abre los ojos".El Gobierno declaró el miércoles el estado de emergencia (excepción) en la provincia cuzqueña de La Convención, donde se produjo el secuestro, y envió a 1.500 militares para "aislar" a los secuestradores, a los que calificó de narcoterroristas.El VRAE se encuentra en una zona selvática remota de muy difícil acceso, donde operan remanentes de una facción del grupo terrorista Sendero Luminoso y mafias del narcotráfico.Los secuestradores han solicitado para liberar a los trabajadores un rescate de 10 millones de dólares, una "cuota de guerra" anual de 1,2 millones de dólares y explosivos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad