Habitantes de un pueblo de España ganan el premio más gordo de la lotería

Habitantes de un pueblo de España ganan el premio más gordo de la lotería

Diciembre 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Habitantes de un pueblo de España ganan el premio más gordo de la lotería

En la foto, la lotera de la administración de Grañén, España, que ha repartido el Gordo.

El premio de lotería más popular y esperado del año, y uno de los más jugosos del mundo, entregó cuatro millones de euros (unos 5,2 millones de dólares) por serie, que ayudarán a menguar los efectos de la crisis económica en España.

El número 58.268 fue el ganador del premio "Gordo" del sorteo de Navidad de la Lotería española, el más popular y esperado del año, que en esta ocasión repartió 2.500 millones de euros (3.250 millones de dólares), que cayeron como lluvia de oro en un país inmerso en una profunda crisis económica.Más de cuatro horas duró este sorteo que cada 22 de diciembre anuncia para muchos el comienzo de la Navidad, y que, por segundo año consecutivo, se celebró en el auditorio del Palacio de Congresos de Madrid.El "Gordo" o primer premio fue cantado por una niña ecuatoriana y un niño boliviano del Colegio de San Ildefonso, y estuvo dotado en esta ocasión con cuatro millones de euros (unos 5,2 millones de dólares) por serie, lo que significa que el dueño de un billete de un décimo cobrará 400.000 euros (520.000 dólares).El número fue vendido en una administración del Municipio aragonés de Grañen, en la provincia de Huesca (noreste de España).Este pueblo apenas cuenta con 2.000 habitantes y se encuentra en la deprimida comarca de los monegros. Ahora, el "gordo más gordo" de la historia de la lotería de Navidad española ayudará a muchos agricultores a "aliviar" las fuertes inversiones acometidas en el campo.Así, una familia de rumanos, propietaria del bar "Carlitos" (como se llama el hijo más pequeño de la dueña) se encargó de repartir 38 series (o 380 décimos) del "Gordo" de Navidad.Según contó a la prensa Mijaela, hermana del pequeño Carlitos y camarera en el bar, la práctica totalidad de clientes del local son trabajadores o inmigrantes que se mueven por la zona y entre los que se distribuyó la práctica totalidad de los décimos que se pusieron en venta.Entre ellos se encontraban Ana y Antonio, un matrimonio que regenta otro bar en una zona próxima y que saludaban a todos los vehículos que pasaban por la calle."Somos podridamente ricos", señaló Antonio, quien, al ser preguntado por sus planes más inmediatos, dejó salir de su garganta la palabra mágica: "un crucero".Rosa Pons, la alcaldesa de Sodeto, un pueblo de 150 habitantes donde también se repartieron muchas participaciones del "Gordo", señaló que en la localidad, que también vive de la agricultura y la ganadería, "se ha hecho un gran esfuerzo inversor en regadíos y la gente estaba preocupada y este dinero es una bola de oxígeno".Olga, presidenta de la Asociación de Amas de Casa de la localidad, indicó que el "Gordo" les había proporcionado "muchísima felicidad", porque "nunca había pasado una cosa así" en el pueblo.Esta vecina y su marido, Joaquín, desempleado como la hija de ambos, habían comprado participaciones de 45 euros con lo que se llevarán a casa más de 800.000 euros.Joaquín llevaba quince días sin trabajo y el pasado 14 de diciembre terminó un contrato de obras, de ahí su doble alegría.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad