Guía básica para entender el cónclave con el que se elegirá el nuevo Papa

Marzo 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Guía básica para entender el cónclave con el que se elegirá el nuevo Papa

Los 115 cardenales electores se encerrarán en la capilla Sixtina para deliberar y elegir al nuevo sumo pontífice.

Elpais.com.co le cuenta paso a paso los detalles de cómo se desarrollará el cónclave que elegirá el nuevo sumo pontífice de la Iglesia Católica y sucesor de Benedicto XVI.

Este martes inicia en la Capilla Sixtina el cónclave para elegir al papa número 266 de la historia de la Iglesia Católica y el sucesor de Benedicto XVI, en el segundo cónclave del tercer milenio.Este cónclave arranca sin un candidato favorito y en medio de la división de los cardenales, quienes se encerrarán tras las letanía para iniciar con las deliberaciones y las rondas de votación secreta.Elpais.com.co le ayudará a entender uno de los rituales más antiguos de la Iglesia Católica aclarando los interrogantes más frecuentes.¿Quienes pueden votar?El Colegio Cardenalicio, conocido como el "club más selecto del mundo", está compuesto por 207 purpurados procedentes de 66 países, 51 de los cuales cuentan con cardenales electores.De los 207 purpurados, 117 tienen menos de 80 años, que son los que pueden entrar en la capilla Sixtina para votar. El resto, octogenarios, no pueden votar pero sí pueden ser elegidos pontífice.De los 117 electores, dos ya anunciaron que no participarán en el cónclave, el indonesio Julius Riyadi Darmaatmadja, por enfermedad, y el británico Keith OBrien, exarzobispo de St. Andrews y Edimburgo, acusado de "comportamiento inapropiado" hacia otros religiosos en la década de los años ochenta.Por ello, en esta ocasión serán 115 los que entrarán a la Capilla Sixtina -el mismo número del cónclave de 2005, en el que fue elegido papa el alemán Joseph Ratzinger- los que designarán al nuevo sumo pontífice.¿Dónde se hospedan los cardenales durante el cónclave?Los 115 cardenales se alojarán durante el cónclave en la residencia de Santa Marta ("Domus Sanctae Marthae"), en el interior del Vaticano, un edificio moderno, de cinco plantas, 106 suites, 22 habitaciones individuales, un apartamento y numerosos salones, que hará la vida más cómoda a los purpurados, sobre todo a los más ancianos.Dispone de una luminosa capilla presidida por un crucifijo de madera tallada y de un amplio comedor, con mesas para siete comensales, que será otro de los lugares donde los cardenales intercambiarán opiniones.Como establece la normativa vaticana, durante el Cónclave el aislamiento de los electores será total y deberán abstenerse de correspondencia epistolar, telefónica o por otros medios con personas ajenas al cónclave, al igual que desaparecerán los televisores, teléfonos, radios y cualquier otro medio de comunicación.Los 115 cardenales electores serán trasladados todos los días que dure el cónclave desde Santa Marta hasta la Sixtina para el voto. ¿Cómo se inicia el cónclave?Después de la llegada de los cardenales a la residencia de Santa Marta en el Vaticano, su lugar de residencia mientras dure la elección, el decano del colegio cardenalicio, Angelo Sodano, presidirá la celebración de la misa "Pro eligendo Pontificie" (para la elección del papa) en el interior de la basílica de San Pedro, a la que asistirán los 115 cardenales electores. El cardenal que preside les recordará que están allí para elegir al sumo pontífice y en procesión y recitando las letanías entrarán en la capilla Sixtina.Concluidas las letanías y una vez que cada uno ha ocupado su asiento cantarán el "Veni Creator Spiritus", himno de invocación al Espíritu Santo para que los ayude en la elección de un nuevo papa.Posteriormente procederán al juramento por el que se comprometerán a mantener el secreto de todo lo que se diga o haga y defender fervientemente los derechos espirituales y temporales de la Iglesia en caso de salir elegido.El Maestro de Ceremonias Pontificias, Guido Marini, pronunciará la frase "extra omnes" y todos los ajenos al cónclave saldrán de la capilla.En este primer día de cónclave solo habrá una ronda de votación en la cual no es obligatorio participar por lo que se espera que salga humo negro de la chimenea. ¿Cómo transcurren las votaciones?Durante el cónclave se le entregará a cada cardenal elector una papeleta donde deberá escribir el nombre de su candidato. El purpurado deberá disimular su letra con el fin de cuidar la confidencialidad del voto.Luego de haber marcado su papeletea, la doblará y se acercará al altar para depositarlo y pronunciará el juramento "pongo por testigo a Cristo Señor, que me juzgará, que doy mi voto al que, según Dios, considero que tiene que ser elegido".Después del primer día de cónclave si la elección no ha tenido lugar se llevarán a cabo dos por la mañana y otras dos por la tarde.La normativa establece que después de tres días de escrutinios sin resultados positivos, las votaciones se suspendan durante un día para hacer una pausa de oración y coloquio entre los votantes.¿Quienes realizan el conteo de votosEl escrutinio es realizado por nueve cardenales escogidos al azar entre los purpurados electores por el cardenal diácono, quienes serán los encargados de realizar el conteo de votos.Cada voto será leído en voz alta en el altar, se anotará el nombre del escogido y posteriormente cada papeleta será cosida con un hilo rojo. Al final se atan los extremos del hilo con un nudo y las papeletas así unidas se ponen en un recipiente o al lado de la mesa.En cada jornadas los votos deberán ser recontados y cerciorarse de que la cuenta sea 115 (número de cardenales electores). En caso de que la votación sea negativa (que no haya nuevo papa) se quemarán las papeletas (fumata negra) y habrá que volver a votar.¿Cómo se decreta un ganador?Concluido el escrutinio, y si al sumar los votos de los cardenales electores uno de los candidatos obtiene los dos tercios de la votación (76 de 115 votos) habrá un nuevo sucesor de san Pedro.Una vez elegido, el cardenal decano -aunque en esta ocasión no será Angelo Sodano, ya que tiene 85 y no podrá entrar en la Sixtina, sino el cardenal Giovanni Battista- en nombre de todo el colegio pide su consentimiento al elegido con las palabras: " ¿Aceptas tu elección canónica para Sumo Pontífice?".Dado el consentimiento por parte del elegido se le pregunta cómo quiere ser llamado y después el Maestro de Ceremonias levanta acta.¿Cómo se comunica que hay un nuevo papa?Si todo es correcto y antes de que los cardenales abandonen el recinto todas las papeletas son quemadas nuevamente, pero esta vez en la estufa que dará humo blanco y que saldrá por la chimenea de la Capilla Sixtina para anunciarle al mundo que hay un nuevo pontífice.Finalmente el primer cardenal de los diáconos (el Protodiácono, en esta ocasión el francés Jean Louis Tauran) se asoma la logia de las bendiciones de la basílica de San Pedro y anuncia al pueblo la elección del nuevo pontífice con estas palabras: " ANNUNTIO VOBIS GAUDIUM MAGNUM; HABEMUS PAPAM: Eminentissimun ac Reverendissimum Dominum, Dominum ... SANCTAE ROMANAE ECCLESIAE CARDINALEM ... QUI SIBI NOMEN IMPOSUIT ..."Que en español significa "Os anuncio una gran alegría tenemos papa el eminentísimo y reverendísimo señor ...el nombre cardenal de la Santa Iglesia Romana, que ha tomado como (el nombre escogido por el elegido).Después el nuevo papa pronuncia sus primeras palabras a los fieles e imparte la bendición Urbi et Orbi, a la ciudad de Roma y todo el mundo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad