Gobierno planea repatriar ciudadanos colombianos que viven en Japón

Marzo 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co y Colprensa

Colombiano que sobrevivió a la tragedia, le relató a El País cómo fue el momento en el que la furia de la naturaleza se ensañó con el territorio asiático.

Colombia contempla la posibilidad de enviar un avión a Japón, con el fin de traer de vuelta a los nacionales que resultaron afectados por el terremoto y posterior sismo del pasado viernes.La canciller María Ángela Holguín confirmó que la embajadora colombiana en ese país, Patricia Cárdenas, avanza en un censo que permita definir cuántos nacionales desean regresar.Según las cifras oficiales, en Japón vivirían dos mil colombianos, sin embargo, la Ministra dijo que podrían ser más."Ella (la embajadora Patricia Cárdenas) sigue muy pendiente y estábamos inclusive evaluando un poco si miramos gente que quiera volver hacia Colombia, hay gente muy angustiada, muy nerviosa, ella está haciendo un censo de personas que quisieran volver a ver cómo empezamos ese operativo", añadió."Aunque la situación está controlada, tampoco queremos llegar a generar una angustia", indicó la canciller, que explicó que se estudia junto a los otros países latinoamericanos cómo activar un plan o en último caso enviar un avión desde Colombia.Entre tanto, la embajada colombiana en Japón informó el domingo pasado que como balance positivo el hecho de que ya tiene conocimiento del estado de "buena parte de los nacionales y hasta el momento no se ha reportado ninguna víctima" .Además informó, a través de un comunicado este lunes, que desconoce el paradero de 10 ciudadanos colombianos y pidió que "si alguien tiene algún dato de contacto de estas personas, no duden en reportarlo a través de uno de los medios establecidos" .“Lo peor que nos está pasando son las replicas, no paran”Mientras el domingo la Embajada de Colombia en Japón reportó la posible desaparición de dos familias colombianas en Sendai, tras registrarse el terremoto y posterior tsunami en la costa del país, Hugo Kuratomi, colombiano que sobrevivió a la tragedia, le relató a El País cómo fue el momento en el que la furia de la naturaleza se ensañó con el territorio asiático.“Nos pegamos un susto muy grande. Todo fue bastante miedoso. Estábamos en una catación de café y al principio el movimiento fue suave, entonces no nos preocupamos mucho y tratamos de seguir en lo que estábamos. Pero al rato todo empezó a moverse mucho. El café se regó y se mezclo todo. A los segundos, se volvió a calmar y nos pusimos a limpiar el reguero que había quedado. En ese momento no sabíamos lo que venía, pensábamos que podríamos seguir con la catación. Seguía temblando y nos dijeron que lo mejor era evacuar porque no paraba de temblar. Cuando salí a la calle, a un parque, vi que todo estaba lleno de gente y los trenes habían parado. Aunque, afortunadamente, aquí en Tokyo los daños no pasaron a mayores, aún continúa temblando, pero cada vez los movimientos se vuelven más cortos. Sin embargo, no se si sea exageración de las noticias o es que en otras zonas de Tokyo en realidad sí hay escasez, pero yo he visto que en algunas partes todo está normal. Ayer estuve en Yamada Denki y había bastante gente comprando como si nada hubiera pasado, aunque otras personas me han dicho que por el lado de Shinjyuku no se ven muchos ciudadanos. También hemos tenido algunos problemas logísticos muy simples, que no son para nada graves. Como que voy a algún restaurante y algunos platos ya no están disponibles. Pero lo cierto es que las replicas siguen y siguen, de manera increíble. Eso es lo peor. Es más, en este momento, mientras escribo esto, sigue temblando un poco fuerte, quizá más fuerte de lo normal. Lo que me tiene aterrado es que los japoneses tienen todo listo. En la oficina de Mitsui todos los trabajadores tienen casco debajo del escritorio, junto con dos botellas de agua, radio, linterna, comida y en general todo lo necesario en caso de una nueva emergencia.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad