Gobierno descarta nacionalizar minas administradas por extranjeros

Abril 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Morales ya nacionalizó antes los hidrocarburos, empresas eléctricas y una telefónica que en la década pasada fueron privatizadas.

El gobierno de Evo Morales descartó nacionalizar minas administradas por la suiza Glencore y la canadiense Pan American Silver (PAS) ante la oposición de los sindicatos mineros, informó el miércoles un funcionario. "El gobierno hizo una propuesta y garantizó que se respetará la decisión de los trabajadores. Y ellos han dicho no, entonces el gobierno respeta esa decisión", dijo el viceministro de Desarrollo Productivo Minero, Héctor Córdova. Morales y su ministro de Minería José Pimentel habían anticipado la posibilidad de volver a poner bajo el control del Estado cuatro minas, tres de la compañía Sinchi Wayra, filial de Glencore, y otra de PAS, todas situadas en el sur del país. Se trata de minas de zinc, plomo, plata y estaño que el Estado entregó a las dos multinacionales bajo arriendo o riesgo compartido antes de que Morales asumiera el gobierno en 2006. Córdova dijo que los sindicatos enviaron cartas al gobierno pidiendo que no se nacionalicen esas minas, donde trabajan unos 5.000 mineros. Los mineros de las empresas estatales habían sido quienes pidieron a Morales recuperar esas minas bajo el argumento de que pagan impuestos como las cooperativas administradas por los mineros, dijo el dirigente Guido Mitma. Mitma alegó que el Estado debe aprovechar mejor "el buen momento en las cotizaciones para generar mayores ingresos para el país". Con cotizaciones altas en el mercado internacional, los mineros de empresas privadas han logrado mejores salarios y no creen que el gobierno pueda garantizar inversiones para sostener las operaciones. Los minerales son el segundo rubro en las exportaciones después del gas y el año pasado alcanzaron un máximo histórico de 2.405 millones de dólares. La mayoría de las minas están en manos de mineros asociados a cooperativas pero no tienen tecnología ni capital, aunque generan más de 80.000 empleos. El Estado explota el mayor yacimiento de estaño, en tanto que otras minas están en manos de privados. Morales ya nacionalizó antes los hidrocarburos, empresas eléctricas y una telefónica que en la década pasada fueron privatizadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad